Canciones del Exilio Latinoamericano, en el Zócalo

jueves, 17 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Desde las 17 horas y hasta casi medianoche de este sábado 19, el Zócalo de esta megalópolis nacional se llenará con cantos de trova, rock y tango en el evento Canciones del Exilio Latinoamericano, organizado gratuitamente como parte del XXXII Festival del Centro Histórico 2016 por la Secretaría de Cultura capitalina. Homenaje a los cientos de miles de luchadores sociales y artistas perseguidos durante las dictaduras sudamericanas en los años setenta (muchos de los cuales lograron escapar hallando asilo político en nuestro país), Canciones del Exilio Latinoamericano contará con las actuaciones de una veintena de figuras, entre ellas: El cantautor uruguayo Daniel Viglietti; Los Folkloristas, Eugenia León, el dueto del mexicano Anthar López y la chilena Margarita Cruz (de la legendaria Peña Tecuicanime); Memo Briseño y Hebe Rosell (mancuerna rock de El Séptimo Aire); más los argentinos Alejandro Marcovich (exrequintista de Brizuela y Caifanes), Yayo González con su grupo Paté de Fuá, y César Olguín al frente la Orquesta Mexicana de Tango, amén de sesenta bailarines en escena. Durante conferencia de prensa en el Teatro Esperanza Iris, donde los tres bloques que conforman la programación de Canciones del Exilio Latinoamericano fueron anunciados por el secretario cultural Eduardo Vázquez Martín y por el director del festival, Sergio Vela, Daniel Viglietti expresó que con su canto él siempre ha perseguido “la utopía de una vida con ideales de libertad e igualdad”, y que cada uno de los artistas que se reunirán en el Zócalo el próximo sábado ha usado “las canciones como un instrumento de crear conciencia, aunque éstas no cambien una sociedad”. El autor de “A desalambrar”, “Por todo Chile”, “Esdrújulo” y “La canción de Amparo”, dedicada al Jilguero Sinaloense Amparo Ochoa, añadió que sus canciones humanas van en contra de la inhumanidad de los poderosos, pues “en Uruguay no deseamos venganza sino justicia para que se juzgue a los militares culpables por violar los derechos humanos en tiempos de la dictadura”; son cantos de paz contra el crimen y la violencia, los pueblos del mundo no quieren más actos como los de Ayotzinapa”. Y emocionado, rememoró: “Para mí es un hecho doblemente emocionante cantar en el Zócalo porque el exilio yo lo viví en sus inicios, cuando México recibía a la viuda de Salvador Allende. Recordar cómo el pueblo mexicano acogió a nuestros pueblos del sur hace que el Zócalo, que es tan grande, en realidad sea pequeño en comparación con el cariño del generoso pueblo mexicano.” El primero de los bloques que integran Canciones del Exilio Latinoamericano es “Trovadores latinoamericanos”. Participarán el propio Viglietti (quien por cierto, está casado con una mexicana); Los Folkloristas (Premio Nacional de las Artes 2015); la reina de “El fandango aquí”, Eugenia León; el yucateco Jorge Buenfil; los otrora pibes Delfor Sombra y Nahuel, y el dueto de Anthar y Margarita. “La presencia de Los Folkloristas en el Zócalo de la ciudad es un enorme honor. Quizá sea la agrupación que más reunió este cruce de caminos históricos y hereditarios, algunos con orígenes anteriores a la Conquista y otros con transformaciones y renovaciones de aquellos años. Este es un acto de conmemoración, pero también una fiesta de solidaridad, memoria e identidad”, apuntó Vázquez Martín. En el segundo, “Los hijos del exilio”, músicos que llegaron en su infancia o juventud a México: el colectivo Art. 33 con Federico Bonasso (de la banda Juguete Rabioso, fundado en los noventa); Nacho Maldonado y Martín García Reinoso; el también productor discográfico Alejandro Marcovich, y los Paté de Fuá. A su vez, la guapa Hebe Rosell, cantante, compositora y contadora de relatos, nacida en Argentina, irá con el pianista Guillermo Briseño. Invitados especiales: los jóvenes uruguayos Fernando Santullo y Gabriel Casacuberta. Finalmente, cerrará el espectáculo un “Gran baile-milonga”: la Orquesta Mexicana de Tango, del bandoneón César Olguín (cordobés del Cono Sur) tocará “hasta morir” para disfrute del público asistente. Sergio Vela, reconocido por sus montajes operísticos, señaló: “El contenido del concierto no hace sino corresponder puntualmente con el propósito de un encuentro multiartístico anual como lo es el Festival del Centro Histórico; es decir, un festival que crea un momento de excepción en el ritmo cotidiano de la vida, para decirlo coloquialmente, y nos permite enfocar la mirada sobre una serie de propuestas de alta calidad. “Este festival respalda la política cultural de la Ciudad de México de hacer uso del espacio público y llevar a cabo eventos gratuitos; implica que las personas tengan acceso a los espectáculos sin que el aspecto económico sea un obstáculo. Justamente, los festivales lo que hacen es permitir el diálogo con los demás y que los demás dialoguen con uno, y eso implica a su vez la afirmación de la identidad; este programa corresponde puntualmente con ese espíritu.” En la conferencia estuvieron Yayo de Paté de Fuá; Nahuel, Bonnaso, Martín García Reinoso, Alonso Maldonado, Fernando Santullo; Pepe Ávila y Sergio Ordóñez (de Los Folkloristas), y los coreógrafos del tango y la milonga Mariana Arteaga y Luciano Brigante. “Para mí es un hecho doblemente emocionante cantar en el Zócalo, porque el exilio yo lo viví en sus inicios, cuando se recibía a la viuda de Salvador Allende. Recordar cómo el pueblo mexicano acogió a nuestros pueblos del sur, eso hace que el Zócalo, que es tan grande, en realidad sea pequeño en comparación con el cariño del pueblo mexicano”, concluyó Viglietti. Margarita Cruz sumó con certeza: “Canciones del Exilio Latinoamericano servirá para reunir a varias generaciones artísticas, es como un regresarle algo del amor que nos brindó este país en nuestro exilio, y sin duda, será una celebración a la vida con el público de la Ciudad de México.” La cartelera del XXXII Festival Centro Histórico 2016 puede consultarse en http://festival.org.mx/site/calendario/. Más información en http://www.cultura.df.gob.mx/index.php/cartelera-2/eventos y @CulturaCDMX.

Comentarios