#LaFinal: Rayados, la apuesta por los extranjeros

domingo, 29 de mayo de 2016
Monterrey es uno de los clubes que más dinero desembolsa en su nómina y uno de los que más jugadores extranjeros recluta. En contraparte, es uno de los que más futbolistas emanados de su cantera tiene en el primer equipo. Con esta fórmula se convirtió en el mejor combinado del Clausura 2016… y profundizó la brecha que hay entre las escuadras con gran inyección de capital y las que carecen de recursos ilimitados. CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Si hay un club en el futbol mexicano que ha sabido aprovechar las ventajas de contratar jugadores extranjeros y naturalizados es el Monterrey. El mejor equipo a lo largo del Torneo Clausura 2016 cimentó su éxito en el argentino Rogelio Funes Mori, el uruguayo Carlos Sánchez, los colombianos Dorlan Pabón y Edwin Cardona, así como en los naturalizados Jose María Basanta, Neri Cardozo y Walter Ayoví. En el torneo regular estos siete jugadores anotaron 30 de los 36 goles con los que el equipo obtuvo las 12 victorias que lo pusieron en el primer lugar de la tabla, con 37 puntos. Rayados perdió cuatro partidos y empató uno. La inversión que el cuadro regiomontano tiene en estos futbolistas asciende a 25.4 millones de dólares, según el portal inglés transfermarkt.com, que estima su valor en el mercado de la siguiente manera: Cardona, 6.1 millones de dólares; Funes Mori y Pabón, 5.5; Basanta, 2.4; Cardozo y Sánchez, 2.2, y Ayoví, 1.1 millones de dólares. Si a esta lista se suma el ecuatoriano Walter Gargano, el octavo jugador no nacido en México que milita en este plantel de 28 futbolistas, el valor que el Monterrey tiene en sus futbolistas extranjeros y naturalizados asciende hasta 28.9 millones de dólares, pues el mediocampista vale 3.9 millones. Por ello, a la directiva del Monterrey no le lastimaron los comentarios que hizo el dueño del Pachuca, Jesús Martínez, quien definió esta final inédita entre Rayados y Tuzos como un choque entre “la supercartera y la supercantera”, es decir, un equipo construido con base en el poderío económico de grupo Femsa y, el otro, en el trabajo en fuerzas básicas del grupo que encabeza el empresario que radica en Hidalgo. “Son bromas de Jesús Martínez, que diga lo que ha invertido y se van a sorprender. Jesús siempre dice eso y por abajo gasta mucho, que no se haga. Ahora se hace el loco. Aunque el buen Jesús se queja, pregúntele en cuánto ha vendido a sus jugadores y va a ver que también tiene cartera, y muy amplia”, le reviró el presidente deportivo del Monterrey, Luis Miguel Salvador. En la “supercartera” del Monterrey destaca el mediocampista colombiano Edwin Cardona, seleccionado nacional de su país que llegó a Rayados para el Torneo Clausura 2015 procedente del Atlético Nacional, de Colombia. Conocido como Crackdona entre la afición regiomontana, es un jugador que se ha convertido en un referente del futbol nacional. En el primer torneo que disputó en la Liga MX (Clausura 2015) jugó 917 minutos y marcó seis goles. Su adaptación al futbol local fue difícil y recibió duras críticas de los aficionados, que lo tildaban de gordo. Cardona, de 23 años y 1.86 metros de estatura, pensó incluso en marcharse del futbol mexicano. Pero resistió. Para el Apertura 2015, su segunda temporada en México, marcó 10 tantos en mil 225 minutos de juego. Fue el segundo mejor goleador del equipo, detrás del argentino Rogelio Funes Mori, que marcó 11. En el presente torneo Cardona marcó seis goles. El éxito del Monterrey en la liguilla del Clausura 2016 no se entendería sin Cardona. En el juego de vuelta de la semifinal, contra el América, el colombiano anotó un golazo al minuto 28 que ponía a Rayados en la final. En un juego que fue de volteretas, ejecutó un penal que volvió a la vida al equipo y le dio la calificación, después de que dos goles de tiro libre de Michael Arroyo pusieran en la lona al Monterrey. Otro extraordinario fichaje del Monterrey es el mediocampista uruguayo Carlos Sánchez, que en el torneo regular anotó siete goles y fue líder del equipo en tantos, junto con el argentino Funes Mori y el colombiano Dorlan Pabón. Carlos Sánchez llegó a Rayados a principios de este año procedente del River Plate, aunque en 2013 y 2014 ya había jugado con Puebla. El jugador que fue clave para el equipo norteño no pudo formar parte del 11 que busca el título frente al Pachuca, pues un acuerdo previo con la Asociación Uruguaya de Futbol lo obligó a reportarse con la selección nacional que disputará la Copa América Centenario, que se iniciará el 3 de junio. “En el reglamento de la Copa América Centenario viene un apartado en que los jugadores de Europa se reportan cuando acaban su participación y los jugadores de aquí, el lunes 23; nosotros reaccionamos cuando nos enteramos. Antes de eso, sólo habíamos recibido una carta el 26 de mayo donde la Asociación Uruguaya ponía una lista provisional de jugadores que podrían integrar la lista final. Si es un acuerdo con la UEFA o con quien sea, es sentido común. Si tu jugador está en la final, lo dejas. No es un partido amistoso, es una final, el jugador representa al equipo que le paga”, afirmó Luis Miguel Salvador, quien nada pudo hacer para contar con el jugador. Los otros dos no nacidos en México que contribuyeron a que Rayados terminara como líder de torneo –y como el equipo más productivo en goles– son los naturalizados José María Basanta, que marcó un tanto, y Walter Ayoví, también con uno. Pero el hecho de que Monterrey apueste por los jugadores extranjeros y naturalizados no significa que no desarrolle a sus propios jugadores, como insinuó Jesús Martínez. En el plantel de 30 futbolistas registrados para el Clausura 2016 hay 10 que fueron formados en las fuerzas básicas. Se trata del portero Jonathan Orozco (30 años), Jesús Zavala (28 años), Hiram Mier (26), Santiago Rivera (24), Luis Alberto López y el arquero Luis Alberto Cárdenas (ambos de 22 años), Juan Antonio Portales, Mauricio Talancón y Bernardo Hernández (los tres con 20) y el defensa César Montes (19 años), de 1.91 de estatura, que debutó en agosto de 2015 con Rayados. Montes, López y Cárdenas forman parte de la selección Sub 23 que dirige Raúl Potro Gutiérrez. Han sido convocados en distintos momentos y no se descarta que puedan estar en el equipo que representará a México en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Según transfermarkt.com, el valor de los 20 jugadores mexicanos que integran el plantel de Monterrey asciende a 23.2 millones de dólares. Orozco es el jugador más caro, tasado en 2.7 millones de dólares. Le sigue Jesús Zavala, con 2.2 millones de dólares, igual que Hiram Mier; y después Miguel Herrera Equihua –exjugador del Pachuca–, con 2 millones de dólares. Aldo de Nigris y Pablo Barrera están tasados en 1.6 millones de dólares cada uno. Siguen César Montes, Édgar Castillo, Efraín Juárez, Luis Ernesto Pérez y Cándido Ramírez, que valen 1.1 millones de dólares. Los demás jugadores tienen un valor que oscila entre 223 mil y 895 mil dólares. Turco, argentino y regio También el director técnico de Rayados de Monterrey es extranjero. El argentino Antonio Mohamed, de 46 años, comenzó su carrera en 2004 con Monarcas Morelia, y sus resultados en 12 años –un título con Tijuana en 2011 y otro con América en 2015– lo avalan como uno de los mejores directores técnicos extranjeros desde que en México se instauraron los torneos cortos, en 1996. Si El Turco conduce al Monterrey al campeonato se convertirá en el segundo entrenador más ganador, sólo detrás del brasileño Ricardo Tuca Ferreti. Además, obtendría su tercer título en un periodo de cuatro años. Mohamed llegó a las filas del Monterrey a mediados del Torneo Clausura 2015, en sustitución de Carlos Barra. Al equipo no le alcanzó para calificar a la liguilla. En el Apertura 2015 tampoco pudo finalizar entre los mejores ocho equipos del torneo. Mohamed arribó después de haber pasado tiempos difíciles en el América, equipo del cual fue separado después de haber obtenido el último campeonato para las Águilas. Tras la salida de Miguel Herrera del club de Coapa, el argentino tomó las riendas en el Torneo Clausura 2014. Justo cuando el América disputaba la final del Apertura 2014 contra los Tigres de la UANL, trascendió que la directiva que encabeza Ricardo Peláez ya tenía apalabrado a Gustavo Matosas para llegar al banquillo. Por la manera como dejó al equipo, la semifinal que Monterrey disputó contra el América fue la revancha por el maltrato que sufrió con el equipo propiedad de Televisa. “Me despido porque mi dignidad está por encima de cualquier cosa y eso es de toda la gente, la dignidad está por encima. No será ni el primer ni último club que dirija. A partir del lunes seré una persona que está sin trabajo, y seguramente cuando me incorpore a otro club seré un rival más de América”, declaró Mohamed en diciembre de 2014, antes de que las Águilas jugaran el juego de vuelta de la final. El primer título de Antonio Mohamed en el futbol nacional lo consiguió en el Apertura 2011. El equipo recién ascendido a la Primera División, los Xolos de Tijuana le dieron una nueva oportunidad de dirigir en México, después de que con Morelia, Jaguares y Veracruz no había cosechado resultados importantes. Con un plantel modesto, Mohamed calificó a los cuartos de final en el Torneo Clausura 2012. En el Apertura 2012, enfrentó al Toluca en la final y Tijuana se impuso con marcador global 4-1. Xolos se convirtió en el segundo equipo –el primero fue el Pachuca en 1999– que en su primer año en el máximo circuito obtuvo un campeonato. Los otros entrenadores extranjeros que han triunfado en los torneos cortos en el futbol mexicano son Ricardo Ferretti, que en 20 años suma cuatro títulos (Apertura 2015 y Apertura 2011 con Tigres, Clausura 2009 con Pumas y Verano 1997 con las Chivas). La segunda posición la comparten Antonio Mohamed y el uruguayo Gustavo Matosas. Matosas hizo bicampeón al León. En el Apertura 2013 derrotó al América con marcador global de 5-1. En el Torneo Clausura 2014 calificó a la liguilla en octavo lugar y venció al Pachuca con un global de 4-3. A la lista se suman, con un título en el futbol mexicano, los argentinos Alberto Jorge (Apertura 2002 con Toluca), Daniel Pasarella (Clausura 2003 con Monterrey) y Américo Gallego (Apertura 2005 con Toluca), y el portugués Pedro Caixinha (Apertura 2015 con Santos).

Comentarios