Río 2016: La mediocridad sentencia a la delegación mexicana

sábado, 30 de julio de 2016
La participación de México en los grandes certámenes deportivos jamás ha sido destacada, y en Río 2016 se espera más de lo mismo… o incluso peor. Todos los vicios que han sofrenado a los atletas del país se han multiplicado rumbo a estos Olímpicos: la administración de Alfredo Castillo al frente de la Conade ha sido funesta, y ni siquiera ha sido capaz de esbozar un plan para el deporte nacional o de definir una meta para la justa mundial. Así, es previsible un retroceso respecto de Londres 2012. CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Todo indica que la delegación mexicana que competirá en los Juegos Olímpicos de Río 2016 obtendrá menos medallas que las que consiguió hace cuatro años. En Londres 2012 se ganaron siete metales y hubo 21 finalistas, es decir, atletas que terminaron entre los primeros ocho. Este panorama permitió que, a inicios de este sexenio, el área de Alto Rendimiento de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) calculara que en Brasil se obtendrían al menos 10 preseas. Pero el director de la Conade, Alfredo Castillo, ni siquiera se ha atrevido a ofrecer un pronóstico. Y por parte del Comité Olímpico Mexicano (COM), el jefe de misión, Mario García, se animó a estimar entre cinco y siete medallas. Esto significa que en este rubro el deporte mexicano se estancó, pues en el mejor de los escenarios aspira a conseguir el mismo número que en Londres 2012. Las disciplinas en las que México tiene posibilidades son taekwondo, clavados y tiro con arco. Para esta edición olímpica también podrían obtenerse en futbol, marcha, triatlón, tiro deportivo, halterofilia y gimnasia. De acuerdo con sus marcas o rankings mundiales, los mejores resultados los obtendrán los siguientes deportistas: Guadalupe González (marcha 20 kilómetros); futbol, el equipo varonil que dirige Raúl Gutiérrez; clavados, Rommel Pacheco y Jahir Ocampo (trampolín 3 metros sincronizados), Paola Espinosa y Alejandra Orozco (plataforma sincronizados), Iván García y Germán Sánchez (plataforma sincronizados) y en sus pruebas individuales Espinosa y García. Taekwondo, Carlos Navarro (58 kg), María Espinoza (+67 kg) y Saúl Gutiérrez (68 kg); tiro con arco, Aida Román (individual y por equipo con Alejandra Valencia y Ana Gabriela Bayardo); tiro deportivo, Alejandra Zavala (pistola de aire); triatlón, Crisanto Grajales; halterofilia, Bredny Roque (69 kg) y gimnasia, Daniel Corral (pruebas individuales de caballo con arzones y barras paralelas). A Río 2016, México acudirá con una delegación de 125 deportistas, la más grande desde los Juegos de Múnich 1972, pero la gran mayoría no tiene probabilidades sólidas de podio: no contaron con los mejores programas de entrenamiento ni los recursos públicos que en ellos se invirtieron se gastaron correctamente para garantizar resultados óptimos... Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2074 de la revista Proceso, ya en circulación.

Comentarios