Con la Iglesia se topó… el gobierno de Peña

sábado, 3 de septiembre de 2016
La iniciativa presidencial de legalizar los matrimonios gay, congelada incluso por los líderes priistas en el Congreso, así como un torpe manejo diplomático, provocaron el enfriamiento de las relaciones con el Vaticano y el apoyo del Papa a las crecientes protestas eclesiásticas por una medida que consideran aberrante. Un signo inequívoco del distanciamiento: ambas representaciones diplomáticas están acéfalas.  Para el vocero de la Arquidiócesis Primada de México, Hugo Valdemar, “no había un encontronazo tan fuerte entre el gobierno y la Iglesia” desde los regímenes de Plutarco Elías Calles y Lázaro Cárdenas. CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Las relaciones diplomáticas entre México y la Santa Sede atraviesan por una grave etapa de enfriamiento que ya dejó acéfalas a sus respectivas embajadas y cuyo principal detonante es la iniciativa presentada por el presidente Enrique Peña Nieto en mayo pasado, encaminada a legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo. En medio de esta crisis diplomática, el Papa Francisco y el episcopado mexicano están apoyando al Frente Nacional por la Familia, conformado por más de mil organizaciones de laicos católicos y de otras Iglesias, que ya tiene programadas dos grandes manifestaciones de rechazo a la iniciativa de Peña Nieto. La primera se realizará el sábado 10 en los 32 estados del país y la segunda será el 24 en la Ciudad de México. Rubén Rebolledo, vocero del Frente Nacional por la Familia, adelanta sobre esta manifestación de fuerza: “En estas marchas participarán millones de personas para repudiar la iniciativa presidencial. Será un acontecimiento histórico. No recuerdo un fenómeno semejante en los últimos años.” –¿Participarán algunos obispos, como lo han hecho en otras marchas? –Aún no lo podemos precisar. Eso se verá en su momento. Por lo pronto, aquí en las oficinas del Frente a diario recibimos muchísimas llamadas telefónicas y correos electrónicos de gente que quiere participar en las marchas y nos pide información. En estos momentos, en 80 ciudades ya se confirmó que habrá marchas, entre ellas las capitales de los estados. Hasta el Papa Francisco acaba de dar su aval a las manifestaciones contra la iniciativa presidencial: el pasado martes 30 recibió en el Vaticano a un representante del Frente Nacional por la Familia, Rodrigo Iván Cortés, quien le detalló personalmente las acciones a seguir y las propuestas legislativas de su organización, centradas en pedir que sólo se reconozca el matrimonio entre un hombre y una mujer. Elio Masferrer, especialista en asuntos religiosos, considera clave este encuentro con el pontífice: “Ni más ni menos, representa la aprobación papal no sólo para que los millones de fieles católicos mexicanos se movilicen, sino también para que lo hagan los obispos en sus respectivas diócesis, así como sacerdotes, monjas y miembros de congregaciones religiosas. Es como si Bergoglio les hubiera dicho a todos: ‘Duro contra Peña’”. Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2079 de la revista Proceso, ya en circulación.

Comentarios