Calles, colonias y espacios públicos en homenaje a Duarte, Yarrington y Padrés

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En Puente de los Aguacates, una localidad de Amatlán de los Reyes Veracruz, hay una avenida Vicente Guerrero que, en la dirección marcada con el número 16, tiene un salón comunitario que lleva por nombre “Javier Duarte de Ochoa”. En Tamaulipas, en la periferia de su capital Ciudad Victoria, hay una colonia ubicada más allá de los sectores Altas Cumbres y La Compuerta, que lleva por nombre Tomás Yarrington Ruvalcaba, como también se llaman dos calles en Reynosa, una que parece sacarle la vuelta a la Iglesia de los Aullidos y otra en la colonia Arcoíris. Originario de Matamoros Tamaulipas, donde fue presidente municipal, Tomás Yarrington es el nombre de una colonia y al menos tres calles en distintos sectores en esa ciudad fronteriza. Y Santa Ana, una pequeña ciudad de Sonora, se comunica con Magdalena de Kino a través de la carretera federal número 15, cuyo tramo urbano lleva por nombre bulevar Guillermo Padrés. Se trata de los tres estados donde los homenajeados con calles y colonias fueron gobernadores, cargo donde su corrupción, mal gobierno, e inclusive, presunta complicidad con organizaciones delictivas, los llevó en los últimos seis meses a prisión. A partir del pasado 10 de noviembre, fecha en que se entregó Guillermo Padrés para enfrentar los cargos de lavado de dinero y operaciones con recursos de procedencia ilícita, inició la tanda de detenciones que continuaría con la aprehensión de Tomás Yarrington el 9 de abril, en Florencia Italia, y el día 15 siguiente, con Javier Duarte en Guatemala, donde permanecen en espera de extradición. Sobre Yarrington pesan, entre otros, los cargos federales por delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, mismos que se le imputan a Duarte de Ochoa. Sólo en el caso de Yarrington se sabe que, dos días después de detenido, el matamorense regidor panista, Antonio Amaro Chacón, propuso retirar el nombre del exgobernador pero el cabildo priista de Matamoros pospuso la discusión del asunto. El pasado 8 de abril, en su edición 2110, la revista Proceso publicó un recuento de la nomenclatura de distintas ciudades en las que abundan los nombres de políticos en activo y exdirigentes de partido. Entre otros, destaca la imposición en espacios públicos de los nombres de algunos integrantes del gabinete federal, así como del presidente Enrique Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera, a quienes se les dedica una colonia y una plaza comunitaria en Tijuana, cuyos planos se difundieron ayer.