El poder de la vieja guardia de los Legionarios

martes, 27 de marzo de 2018
ROMA (apro).- Todavía envueltos en los escándalos y en medio del forzoso proceso de refundación exigido por El Vaticano desde la condena en 2010 de su fundador, el sacerdote pederasta Marcial Maciel, 63 delegados de los Legionarios de Cristo han empezado a debatir esta semana aquí el nuevo Estatuto de su movimiento seglar, Regnum Christi. El encuentro, que pretende alcanzar un acuerdo para dotar de una nueva forma canónica a esta rama de la ultraconservadora organización mexicana, se ha abierto en medio de las críticas de antiguos miembros de la Legión, entre otros motivos, por la consistente presencia en la reunión de la controvertida vieja guardia y de excolaboradores de Maciel en el control de Regnum Christi. “Esta presencia indica que la vieja guardia todavía tiene mucho poder dentro de la Legión”, consideró, en declaraciones concedidas a Apro, el sacerdote Cristián Borgoño, un exlegionario que hoy ejerce como párroco en la Archidiócesis de Santiago, en Chile. Luis Garza, exvicario general de los Legionarios, acusado de encubridor y considerado el cerebro económico del grupo en la época de Maciel, ha personificado esta circunstancia, al haber sido elegido entre los delegados asistentes a la reunión por ‘el territorio’ –una unidad administrativa, según la división geográfica de la organización– de México, según costa en las actas difundidas por la organización mexicana, en las que figuran los autorizados a asistir al llamado Capítulo General Extraordinario de los Legionarios de Cristo. Más aún, para Garza, apartado de la cúpula legionaria en 2011 bajo el comisario papal Velasio De Paolis y enviado al año siguiente a dirigir el territorio de Norteamérica —un puesto que luego abandonaría en 2014—, ello constituye una regreso a la vida pública de la Legión tras un opaco periodo transcurrido en Filipinas (hasta 2016), durante el cual también fue alcanzado por una acusación de abuso sexual que él ha rechazado. Pese a todo esto, según un documento que pudo ver esta periodista, Garza ha resultado como uno de los más votados en la circunscripción territorial legionaria de México, con base en el criterio de selección por votación, por el cual han sido seleccionados 45 de los 63 prelados autorizados a asistir y debatir en el encuentro de Roma. También en los Papeles de Panamá Otros participantes en la reunión nombrados de esta forma son Evaristo Sada, secretario de la Legión y de Regnum Christi durante casi dos décadas; el irlandés Anthony Bannon y el español Francisco Mateos Gil, cuyos nombres han salido recientemente de nuevo a la luz a raíz de los Papeles de Panamá, la filtración de documentos de la firma Appleby que ha apuntado a que parte del patrimonio de la Legión se habría administrado desde territorios opacos y sin tributación. Asimismo, integran el grupo, entre otros, Florencio Sánchez, quien también formó parte del círculo de los más cercanos a Maciel, y Gabriel Sotres, director de la comunicación de la Legión durante veinte años y quien fue acusado de haber cubierto la doble vida de Maciel. Con esta base como punto de partida, los delegados se han dado cita en Roma para una reunión que lidera el superior de los Legionarios, Eduardo Robles. El encuentro se llevará a cabo a puertas cerradas, de manera paralela a la reunión de las consagradas, y continuará hasta el 7 de abril, tras lo cual empezará la Asamblea General del Movimiento Regnum Christi (en la que participarán conjuntamente delegados de los Legionarios, su rama femenina, los laicos y los consagrados de Regnum Christi. En concreto, la Asamblea General tiene previsto llevarse adelante del 9 de abril hasta el 18 de ese mismo mes. Laicos desempoderados En estas dos citas, se prevé que primero los delegados de los legionarios solos y después los representantes de todas las ramas de la Legión analicen el segundo Borrador del Estatuto General de Regnum Christi, tras una primera versión realizada el año pasado, y el cual, de ser aprobado, sería primero analizado en otra reunión a finales de este año y luego enviado al Vaticano para su aprobación definitiva. El Borrador, integrado por dos partes y de unas 120 páginas, constituye el documento por el cual se propone la conversión de los Legionarios de Cristo, la sociedad de vida apostólica Consagradas del Regnum Christi y la sociedad de vida apostólica Consagrados del Regnum Christi en una federación de tres entes con personalidad jurídica propia. “Se trata de una nueva configuración que, en sus puntos más polémicos, desempodera a los laicos, debido a que en el borrador se prevé que ellos se afilien individualmente y no estén representados como un conjunto”, critica Borgoño, citando al artículo segundo del Borrador. “Eso va en contra de lo que quiere el Papa Francisco, que ha hablado repetidamente de la necesidad de no clericalizar a la Iglesia y a los laicos, y representa un regreso a una Legión que lo quiere controlar todo”, argumenta. Otro aspecto se relaciona con el aún desconocido patrimonio multimillonario de la Legión, cuya real entidad se desconoce y cuyo origen ha suscitado todo tipo de acusaciones con el paso de los años y sobre el que la Legión se ha reservado de debatir en una segunda fase, según se lee en el Borrador. Tan sólo en el último periodo, de acuerdo con el acta de las cuentas anuales de 2016 de la Universidad Francisco Vitoria de Madrid, unos 7 millones de euros han sido destinados a “diversos fines, tales como proyectos educativos de la congregación de los Legionarios de Cristo y ayudas a colegios mayores”. Más aún, en la última versión del Borrador difundido también ha reaparecido la figura de su fundador, el muy polémico Maciel, en la definición de la palabra “carisma” que, en lenguaje no clerical, vendría a ser la identidad que el Vaticano requiere a todo grupo eclesiástico. En efecto, según se advierte en el texto oficial del Borrador, “se refiere al carisma cuando quiere hablar de aquella experiencia del Espíritu (…) concedida al fundador (…) por tanto, al don espiritual específico que está al origen de Regnum Christi”, algo que constituye una reintroducción de la figura de Macial, luego de que su nombre fuera alejado en años pasados de todo registro público de la Legión. “A pesar de que es una afrenta para el Papa Benedicto XVI quien lo definió como 'falso profeta'; a pesar de que es una afrenta para la Santa Sede que lo categorizó como un hombre de 'vida sin escrúpulos ni auténtico sentimiento religioso', a pesar de que es una afrenta para las víctimas abusadas psicológica, sexual, psiquiátrica y/o económicamente, los legionarios insisten que Maciel tuvo una ‘experiencia del espíritu’”, ha escrito a este respecto el blog Veritas Liberabit Vos, ligado a un grupo de exlegionarios. Sin víctimas Borgoño, además, no es el único que ha expresado públicamente sus perplejidades en relación con la forma y contenido de la reunión de la congregación mexicana. Tanto así que en Legioleaks, una plataforma en las redes sociales que cuenta con más de 2 mil 200 miembros –en su mayoría sacerdotes y laicos que abandonaron la organización–, también se ha criticado que, en la agenda de la reunión, no esté previsto que se aborden algunos temas que las víctimas consideran pendientes, como la pederastia dentro de la Legión, más allá del fundador. “¿Incluirán el tema de las víctimas que no han atendido en la agenda de este capítulo?”, escribió una usuaria en la plataforma. “Claro que tratarán ese punto. Para decidir cómo seguir ignorándolo y cómo enterrar ese tema”, respondió otro. Según cifras de las asociaciones de víctimas y de exlegionarios, las víctimas que han sufrido abusos por miembros de la Legión sumarían entre 150 y 300 personas, mientras los abusadores serían unos 30, algunos de ellos ya condenados con sentencia definitiva por la justicia de sus países.

Comentarios