Ciudad Jardín Bicentenario… y las falsas promesas del alcalde

jueves, 2 de enero de 2020
NEZAHUALCÓYOTL, Edomex. (apro).- Tras una larga disputa con la empresa Gucahé por el control del complejo deportivo Ciudad Jardín Bicentenario --ubicado en lo que fue el basurero del Bordo de Xochiaca--, el 20 de junio de 2017 el alcalde de este municipio, Juan Hugo de la Rosa García, anunció la apertura y parcial remodelación del recinto, para que los mexiquenses pudieran gozar de sus instalaciones. En aquella ocasión, con apenas dos años al frente de la alcaldía, a la que llegó arropado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), De la Rosa aseguró que los trabajos de mejora convertirían al deportivo de 60 hectáreas en el “pulmón más importante del Valle de México”. A 926 días de esa promesa, en el lugar únicamente se asoma el deterioro y abandono. Según el alcalde, su gobierno sembraría al menos 2 mil 500 árboles de grevillea robusta, ficus benjamín, álamo plateado, majagua y níspero, porque dichas especies, al ser de raíz corta, dijo, son las que mejor se adecuan a las condiciones del suelo. Durante un recorrido realizado por Apro se observó que, de los arbustos prometidos, sólo unos cuantos sobreviven; del resto únicamente quedan troncos con ramas secas. [caption id="attachment_612783" align="aligncenter" width="1000"] El abandono. Foto: Manuel Godínez[/caption] De la Rosa también mencionó que para “embellecer el lugar y retener el agua de lluvia en el suelo” se colocarían más de 30 mil plantas, como adelfas de colores, cortinas, rocío, calistemo y dedo moro, pero en las pequeñas colinas donde se “presumió” la siembra pululan botellas de cerveza y bolsas de basura entre la hierba seca de hasta 80 centímetros. Como parte de la renovación del deportivo --inaugurado en 2009 por el entonces gobernador mexiquense Enrique Peña Nieto--, el presidente municipal comentó que se daría limpieza a las cuatro lagunas de captación pluvial del lugar, pero después de dos años sólo una de ellas tiene agua. Las otras tres lagunas están secas, llenas de llantas viejas, latas y hierbas, y con las rejas de protección rotas. Además de vegetación, De la Rosa, quien se reeligió en 2018, nuevamente cobijado por el PRD, ofreció que las 41 canchas de futbol y las cuatro de tenis serían niveladas. Sin embargo, en varios de los campos el pasto está quemado, y los más rescatables, que aún presumen pedazos de césped, son los que manejan las ligas de futbol, que cobran 300 pesos semanales a cada equipo. [caption id="attachment_612785" align="aligncenter" width="1000"] Canchas de futbol. Foto: Alejandro Godínez[/caption] Las áreas para jugar basquetbol, tenis, voleibol y futbol rápido tienen el piso agrietado, y las líneas que delimitan el terreno de juego están borradas por la maleza. Además, entre la hierba, la basura y una pesada unidad de la policía estatal, se asoman dos canchas de futbol americano abandonadas. A un costado se mantiene el helipuerto, que en algunas ocasiones es utilizado por el helicóptero municipal conocido como “El Coyote”. Al centro de la “Ciudad Deportiva” se ubica un estadio olímpico con capacidad para 3 mil 650 personas, pero ninguna entrada está abierta. La gente ingresa por las rejas que poco a poco fueron derribadas. De forma ocasional, el inmueble se ocupa como sede de carreras atléticas y torneos deportivos organizados por el ayuntamiento. [caption id="attachment_612787" align="aligncenter" width="1000"] Estadio, sin entradas. Foto: Manuel Godínez[/caption] En los dos campos de beisbol, que en fotos del gobierno municipal lucían un espléndido color verde y gravilla roja en el plato de home y las tres bases del diamante, sólo queda un amarillento paisaje por el descuidado pasto, y la tribuna está carcomida por el óxido. [caption id="attachment_612784" align="aligncenter" width="1000"] El abandono. Foto: Manuel Godínez[/caption] De acuerdo con un usuario, la ciclopista de casi tres kilómetros de longitud es obsoleta en tiempos de lluvia, debido a los grandes charcos que provoca la irregularidad del terreno. En la zona de sanitarios el panorama es todavía peor, dado que no hay acceso, las puertas están destruidas y al interior los muros son usados para orinar y como depósito de basura. [caption id="attachment_612782" align="aligncenter" width="1280"] Zona de sanotarios. Foto: Manuel Godínez[/caption] Cerca de la entrada del deportivo, los dos inmuebles blancos que originalmente serían usados como salones de usos múltiples para practicar gimnasia y box, entre otras disciplinas, están cerrados. Pero no todo el complejo está abandonado. El estacionamiento, localizado al pie del estadio, se utiliza como sede de los conciertos masivos que se realizan año con año para conmemorar el aniversario de ciudad Neza. En ese lugar se han presentado reconocidas agrupaciones musicales como Caifanes, Enrique Bunbury, Status Quo y Los Auténticos Decadentes, entre otros. Actualmente el lugar es ocupado por una pista de hielo, un circo y decenas de juegos mecánicos. (Manuel Alejandro Godínez)

Comentarios