Extinción de fideicomisos: Morena aplicó la aplanadora

martes, 13 de octubre de 2020
A pesar de que Morena cuenta en la Cámara de Diputados con los votos suficientes para aprobar cualquier ley, sufrió para sacar adelante las reformas que permiten la extinción de 109 fondos y fideicomisos. La razón: enfrentó desorganización y resistencias en sus propias filas y en las de sus aliados. Pero dicha extinción era prioritaria para el presidente López Obrador, que desde “las mañaneras” reconvenía a los legisladores. Morena aplicó la aplanadora. CIUDAD DE MÉXICO (proceso).- El tema de la extinción de fideicomisos –compromiso 37 de los 100 que Andrés López Obrador expuso en su toma de posesión– al fin cobraba forma en la Cámara de Diputados. El 1 de octubre se presentó para su discusión al pleno el decreto para terminar con 109 de ellos y su aprobación era objetivo de alta prioridad. Por eso, la noche de ese jueves había molestia en el ocupante de Palacio Nacional. La bancada de Morena, capitaneada por Mario Delgado Carrillo, a la vez, fuerte aspirante a dirigir a ese partido, sufría un doloroso revés. Conformada por 252 diputados, que por sí solos pueden hacer quórum y sacar adelante cualquier ley, la fracción parlamentaria morenista era humillada por el bloque opositor conformado por los legisladores del PAN, PRI, MC y PRD.
Te recomendamos: Desaparición de fideicomisos: no habrá corrupción… tampoco programas
A votación en lo general la extinción de seis fideicomisos y 103 fondos, resultó que en San Lázaro no había el número de diputados requeridos para alcanzar el quórum. Apenas unas horas antes, para aprobar las modificaciones a la Ley de Puertos, que dejaba en manos de la Secretaría de Marina el control de esas estratégicas franjas marítimas, sí se había alcanzado la asistencia requerida. Pasaban las modificaciones con 263 sufragios a favor pero sólo 208 de esos votos eran de Morena. La oposición olió sangre. Ya entrada la noche se ordenó la votación en lo general del dictamen sobre los fideicomisos y sólo se sumaron 232 sufragios, insuficientes para continuar con la sesión. Se pasó a la votación de confirmación de quórum y en el nuevo pase de lista el número de legisladores presentes se redujo a 222. Los diputados del bloque opositor no ejercieron su derecho a voto y exhibieron la desorganización en Morena y sus aliados. Por si fuera poco, la bancada del PT, con sus 46 legisladores, se sumaba en los hechos a la estrategia opositora y también hizo el vacío. Morena con sus 252 legisladores, más los 24 del PES y los 11 del PVEM suma 287 votos, pero este bloque mayoritario sólo alcanzó a reunir 222. Un total de 65 legisladores de esas bancadas no se había presentado a la sesión. En conclusión, se daba por terminada la sesión para retomar el punto en una nueva plenaria convocada para el martes 6. El cumplimiento del compromiso presidencial se frustraba una vez más. Fragmento del reportaje publicado en la edición 2293 del semanario Proceso, cuya versión digital puedes adquirir aquí.

Comentarios