Los Nacionales 2020: los atolladeros de la Conade ante ese 'monstruo carísimo”

jueves, 8 de octubre de 2020
A estas alturas ya debería definirse si los Juegos Nacionales 2020 se llevarán a cabo en noviembre. Pese a que directivos y atletas piden a la Conade cancelarlos ante los riesgos de contagio inminente por la pandemia del covid-19, la dependencia dirigida por Ana Gabriela Guevara aún no se pronuncia al respecto. Y esa parálisis no sólo afecta a la dependencia, por los millones de pesos invertidos y los intereses creados por algunos directivos del deporte, sino también a los atletas, quienes no pueden practicar.   CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- A tres meses de que concluya el año, sin que los deportistas hayan entrenado y con la mayoría de los estados aún en semáforo naranja o amarillo por la contingencia sanitaria, la titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Ana Guevara, no ha cancelado los Nacionales 2020, la competencia que moviliza a alrededor de 27 mil personas, entre participantes y sus equipos multidisciplinarios.  Jesús Perales, director del Instituto de Cultura Física y Deporte de Nuevo León (Inde), estado que fue elegido como sede de 32 de las 57 disciplinas deportivas convocadas, urge a Guevara a pronunciarse sobre si el evento se realizará o no, pues además de que ya están contra el tiempo ni siquiera hay certeza de cuántos estados tienen los recursos económicos y las condiciones para trasladar a sus competidores Desde su punto de vista, no existe un escenario óptimo para llevar a cabo los Nacionales 2020 –antes llamados Olimpiada Nacional u Olimpiada Infantil y Juvenil– porque si los deportistas no han entrenado en todo el año es ocioso que compitan, pero sobre todo si el estado de Nuevo León sigue en semáforo naranja no puede albergar eventos masivos, de acuerdo con las disposiciones sanitarias.  “Sí está muy complicado, la verdad. Si por nosotros fuera y pudiéramos decidir, mejor que no se haga, pero no es nuestro evento. Es complicado hacerlo como se tenía planeado de origen, ya los tiempos están bastante apretados y los atletas apenas están reactivándose, estaban entrenando un poco en sus casas por el confinamiento. Se acabó septiembre y ya se está convirtiendo en un problema no sólo para Nuevo León, también para los estados que no tienen a los muchachos listos para las competencias, además de que la están pasando mal en lo económico (por la pandemia de covid-19)”, explica Jesús Perales. El funcionario señala que fue hace dos meses cuando conversó por última vez con el entonces subdirector de Cultura Física de la Conade, Óscar Juanz Roussell.­ Hablaron, dice, sobre la posibilidad de reducir pruebas para organizar un evento pequeño que se llevaría a cabo a más tardar en noviembre. Para ello, la Conade ya tendría que haber anunciado la fecha de inicio de las competencias, lo cual resultaría absurdo si se considera que la Secretaría de Educación Pública (SEP) determinó que, para evitar contagios y salvaguardar la salud de niños y jóvenes, el presente ciclo escolar es a distancia. Óscar Juanz fue removido de la subdirección de Cultura Física y fue propuesto por Ana Guevara para ocupar el lugar de Israel Benítez, el exsubdirector de Calidad para el Deporte que la Secretaría de la Función Pública (SFP) destituyó por los actos de corrupción en los que incurrió y que derivan de la auditoría 12/2019 que el presidente Andrés Manuel López Obrador ordenó. https://www.proceso.com.mx/648181/la-conade-consuma-relevo-en-familia-cunado Este texto es un adelanto del reportaje publicado en el número 2292 de la edición impresa de Proceso, en circulación desde el 4 de octubre de 2020.

Comentarios