Revista Proceso

Al rescate de Radio Educación

Periodistas, productores, fonotecarios, técnicos, guionistas, locutores y musicalizadores con larga trayectoria y formadores de nuevas generaciones radiofónicas, no conciben cómo Radio Educación sea dejada casi a su suerte en plena 4T y con una crisis que agravó la pandemia
viernes, 27 de noviembre de 2020

Muy agitadas están las aguas en el ámbito laboral de la estación cultural, considerada por los trabajadores de distintos sindicatos muy por debajo de lo requerido para vivir. Además, exponen la falta de apoyo del nuevo gobierno para fortalecer la entrada al internet. La dirección de Gabriel Sosa Plata desmiente las acusaciones si bien el presupuesto para 2021 se redujo a 77.1 millones de pesos.

CIUDAD DE MÉXICO (proceso).- Se han entregado al gusto de hacer una radio cultural auténticamente mexicana y están a punto de perderlo todo, menos el orgullo, para defender Radio Educación (RE), cuyas crisis, rezago tecnológico y falta de apoyo federal amenaza con enlutar el centenario de su fundación en 1924, por José Vasconcelos.

Son hombres y mujeres periodistas, productores, fonotecarios, técnicos, guionistas, locutores o musicalizadores con larga trayectoria y formadores de nuevas generaciones radiofónicas, quienes no conciben cómo la estación sea dejada casi a su suerte en plena 4T y con una crisis que agravó la pandemia.

El miércoles pasado, Salomé Mendoza, al frente del sector de RE del Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Secretaría de Cultura (SNTDSC), el cual une a la mayoría de las 213 personas en esta emisora cuyo renacimiento data de 1971 (con un transmisor de mil vatios en el centro de la capital, bajo la directiva de María del Carmen Millán), se dirigió acompañada de varios de sus colegas vía Zoom a los medios, para sumar fuerzas, dialogar con el gobierno y evitar el peor de los escenarios: la desaparición de RE.

Conforme al reglamento interno y los acuerdos signados desde los setenta, como organismo entonces descentralizado de la Secretaría de Educación Pública (SEP), los convocantes informaron ir en pos de acuerdos con las nuevas autoridades de la Secretaría de Cultura (SC), la Cámara de Diputados y el actual director de la estación, Gabriel Sosa Plata.

En respuesta al artículo Radio Educación, escrito por el analista Ernesto Villanueva (Proceso, 2297) el pasado 8 de noviembre, Sosa Plata envió a este semanario una misiva, que fue filtrada dentro de la propia emisora donde desmiente el que su institución se halle “en el abandono, en agonía, en crisis o rezagada por la tecnología”.

Si el presupuesto de 2003 superó los 97 millones de pesos, hace un año, al anunciar un convenio con la Universidad Autónoma Metropolitana, el director de RE solicitó 45 millones al erario (adicionales a los cerca de 81 millones asignados para 2020) con el fin de “renovar sus transmisiones de amplitud modulada (AM) y de onda corta (OC), lanzar sus estaciones de Hermosillo y Morelia, así como preservar el archivo sonoro”. Sin embargo, el presupuesto de egresos para 2021 se redujo aún más: 77.1 millones.

En carta al presidente Andrés Manuel López Obrador el 6 de agosto, con copias a Alejandra Frausto Guerrero, secretaria de Cultura, y Arturo Herrera Gutiérrez, secretario de Hacienda y Crédito Público, Salomé Mendoza y el SNTDSC pidieron reconsiderar dicho recorte. El 10 de noviembre pasado apareció en Avaaz.org #Rescatemos a Radio Educación una petición de la comunidad (signada al cierre de esta edición por cerca de 3 mil 500 personas) denunciando que “la precariedad salarial prevalece, aunada a la contratación por honorarios de sus trabajadoras y trabajadores, situación que impide el acceso a derechos tan básicos como la seguridad social”, y solicitando una “instalación de mesa de negociación y la justa respuesta a nuestras demandas”.

Fragmento del reportaje publicado en la edición 2299 del semanario Proceso, cuya versión digital puedes adquirir aquí.

Comentarios