Coronavirus

Homenaje pictórico a quienes mueren salvando vidas

Desde comienzos de la pandemia Claudia Méndez convocó a colegas con el fin de participar en dos proyectos. El primero, "Rostros de Libertad" y más recientemente: "Héroes frente al covid" con el fin de desplegar un colorido pendón con nombres del personal médico fallecido en la lucha contra el virus.
viernes, 11 de diciembre de 2020

Desde hace siete meses, Claudia Méndez convocó a colegas artistas para hacer series fotográficas con sus retratos, posando con una máscara, en lo que llama “sentir pandémico”. Cuando crecieron los contagios, el rumbo se enfocó a las enfermeras, doctores, doctoras, camilleros, terapeutas, laboratoristas, químicos… Así, de Rostros en libertad se pasó al Memorial: Héroes frente al covid, en el que cada artista trabaja con un lienzo dedicado a una de esas miles de vidas que se perdieron para ganar la de los otros.

CIUDAD DE MÉXICO (proceso).- De pequeña, los tres hermanos mayores de Claudia Méndez y sus padres no entendían por qué ella disfrutaba más pintando en vez de mostrar interés por la ciencia y específicamente por la medicina, desviándose entre colores de la tradición familiar.

“El arte y la investigación científica son la base para el avance de México, yo creo firmemente que la cultura y la ciencia son primordiales para la existencia de un proceso benéfico en el desarrollo de nuestra sociedad”, sostiene hoy la creadora, licenciada en Artes Visuales por la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM.

Desde comienzos de la pandemia, ella convocó a colegas con el fin de participar en dos proyectos. El primero se llama Rostros de Libertad, y más recientemente otro con el fin de realizar un centenar de telas artísticas en formato de 40 por 40 centímetros para desplegar un colorido pendón con los nombres de aquellos médicos, enfermeras, camilleros o laboratoristas que sacrificaron sus vidas tratando de salvar a enfermos del coronavirus: Memorial: Héroes frente al covid.

Méndez. Reunión

Nacida el 20 de diciembre de 1973 en la Ciudad de México, Claudia Méndez alterna su trabajo de pintora-creativa con la experimentación de lenguajes como el ensamblaje, los textiles y el arte-objeto. Ha presentado más de 50 exposiciones en Argentina, Cuba, Ecuador, España, Inglaterra, Italia y México. Relata con entusiasmo vía telefónica:

“En casa no había antecedentes de alguien que se dedicara a las artes. Considero que el proyecto de Memorial nació en buena medida porque mi señora madre (Luz Lucy Díaz) es enfermera ya jubilada y trabajó toda su vida en el Hospital La Raza; mi padre (Rubén Osvaldo Méndez Reyes) es pediatra, también ya jubilado; tengo un hermano que es médico gastroenterólogo (Luis Rubén Méndez) y otro se dedica a la ciencia, el doctor e investigador Miguel Ángel Méndez, muy metido en cuestiones de nanotecnología.”

Todos sus tíos son médicos, dice Claudia:

“Posteriormente, tuve una notoria influencia de mi esposo fotógrafo, José Luis García Salmerón, Premio Nacional de Periodismo 2011 y quien falleció hace un par de años. De él aprendí estar al tanto de las noticias y profundizar en todo lo nefasto o glorioso que le sucede a la sociedad.”

 

“Rostros de libertad”

Este primer proyecto comenzó hace siete meses, explica:

“Acababa de participar en una exposición colectiva en una sede de la UNAM que a pocos días de inaugurarse fue cerrada y tuvo que guardarse. ‘No podemos parar –pensé–, vivimos una situación tremenda, ¿qué podemos hacer los artistas?’. Se me ocurrió convocar a compañeras y amigos para que ellos se retrataran, haciendo una serie fotográfica de cada artista posando con su máscara y así compartir lo que está cada quien sintiendo en su ambiente de confinamiento y temor al contagio. Obviamente tiene que ver con el sentir pandémico. Nos animó pues podemos hacer que en una sola imagen aparezcan tanto el autor como la obra, en la intimidad de nuestros espacios.”

"Rostros en libertad". Mónica Casanova

Tal suerte de fotografías un tanto lúdicas se complementa con videos de viva voz, donde los artistas expresan su sentir en estos tiempos desquiciantes y música ad hoc. Hasta el momento han completado 11 ediciones, con 10 artistas participado en cada una de ellas, totalizando 120 creadores, gran parte de ellos mujeres (ver sitio YouTube Rostros de Libertad).

Proyecto hermano

Al darse cuenta que el tiempo transcurría y los casos de muerte aumentaban, decidió contactar a médicos de su familia y extender esa memoria histórica.

“Como siempre se ha hecho a través de la historia del arte, el artista plasma lo que está sucediendo en su momento histórico. Me pareció necesario escuchar a los doctores y enfermeras, pero como cada vez crecían los contagios, lo más fuerte y doloroso fue descubrir las miles de vidas en el personal del sector salud perdiéndose por la pandemia: enfermeras, doctores, doctoras, camilleros, laboratoristas, químicos, y grité: ‘¡No, no, es inaudito!’. Le conté a una compañera sobre mi intención de realizar el Memorial. Puede sonarte bastante cruel y la gente suponer que un médico, una enfermera, un laboratorista o un químico se pueden reemplazar. Pero el ser humano… ¡no!”

"La última Moira". De Jazmín Cato Cortés

–El hermano, la hermana, el esposo, la esposa, el hijo, la hija…

–Exactamente. El padre o la madre jamás pueden ser reemplazables. ¿Quién les dirá: “Gracias por la vida de tu esposo, gracias por la vida de tu hermana, gracias por la vida de tu hija que lo dio todo por ayudar a otros?”. Por ellos y ellas nació la idea de un Memorial hecho por artistas para todas las personas que desgraciadamente fallecieron dando la más dura de las batallas.

"Gracias". De Eddy Salgado Cervantes

No el típico memorial gris y frío, con una plaquita llena de una multitud de nombres y quizá varias estatuas donde la gente sienta el llanto, aclara:

“Yo no quise que fuera una situación de duelo triste, funesto; aunque la muerte de quien se va entregando su vida a los demás es fúnebre, cierto, ¡estamos hablando de vidas humanas que se perdieron! Pero yo anhelaba que la paleta de color de cada maestro, su forma de expresión, la técnica de cada uno de ellos y ellas hablara de la nobleza y virtud de esos héroes de bata blanca, como un modo simbólico de agradecer, de llenar de luz y de color a las familias y a los amigos de los que partieron en este camino conjunto, para decirles adiós a cada médico en su lucha cotidiana o a cada enfermera maravillosa que ha fallecido. Un agradecimiento sublime al corazón.”

"Flores para tu corazón", de Claudia Méndez 

La respuesta ha sido bastante buena, comulga Claudia Méndez.

“Cuando yo les narro a mis amigos pintores todo esto que te acabo de decir, me dicen: ‘¡Guau!’, se les hace un nudo en la garganta: ‘¡Pero por supuesto que tienes toda la razón, vamos a hacerlo, te vamos a apoyar, vamos a crear el Memorial!’. Y he recibido óleo sobre tela, impresiones digitales, intervenciones fotográficas, bordados, acrílicos, técnicas mixtas de acuarela con acrílico, de todo… Llevamos casi 100 telas realizadas con amor.

“Les propuse hacer telas de 40 por 40 centímetros para posteriormente poder exhibirlas presencialmente, a manera de magno pendón. ¿Cómo? Uniéndolas. Porque eso te habla también de cómo nos estamos uniendo y abrazando el gremio de los artistas, de los creativos de México, para generar un merecido reconocimiento al gremio médico de nuestro país.”

"Por siempre en la memoria". De D. Negrete

 

–¿Dónde piensa que se pueden exhibir y cuándo?

–Pues mira, yo pienso que cuando la situación sea pertinente, quizás el próximo año. ¡Yo sé que a lo mejor suena muy utópico de mi parte, pero te lo juro que a mí se me estruja el corazón y voy a tratar de hacer lo imposible por llevarlo al Centro Médico Siglo XXI, o al Salón de la Plástica Mexicana, al Hospital de Nutrición o a La Raza!

"Ella está". De Aliria Morales Balcázar

“Porque yo creo que es bien importante que las familias, los padres, hermanos, los hijos de estas personas, sepan que no están solas y que por lo menos hay un gremio que está dando una ofrenda de su tiempo para crear algo bello con tal de que quienes se han ido se queden para siempre, sí, en la memoria de todos. Es nuestra forma de decir: ‘¡Adelante!, un humilde homenaje para ustedes, la gente mexicana que ama las ciencias y el arte’, ¿no?” 

"Al sanador de Papantla". De Claudia Chapou

Este texto fue publicado en la edición 2301 del semanario Proceso, cuya versión digital puedes adquirir aquí. 

Comentarios