CDMX

Chihuahua, del infierno rojo al infierno naranja...

Chihuahua fue el primer estado que regresó de naranja a rojo en el semáforo epidemiológico. Los estragos del coronavirus entre el personal médico son cuantiosos, lo mismo que entre los trabajadores del gobierno.
martes, 22 de diciembre de 2020

Chihuahua fue el primer estado que regresó de naranja a rojo en el semáforo epidemiológico. Los estragos del coronavirus entre el personal médico son cuantiosos, lo mismo que entre los trabajadores del gobierno. Además, la administración del panista Javier Corral demostró ser vulnerable ante la desinformación y tuvo que aplicar medidas coercitivas para volver cuanto antes a la fase naranja, dada la urgencia de reactivar la economía.

CHIHUAHUA, Chih. (proceso).- En esta entidad, que fue la primera en regresar al semáforo rojo, el número de fallecimientos entre personal médico hasta el 23 de octubre pasado aumentó más del doble respecto de los primeros cinco meses que siguieron a la declaración de la pandemia en el país.

Hasta el momento se han registrado 70 muertes por esa causa en el sector: 53 de hombres y 17 de mujeres.

De marzo a la fecha murieron 32 médicos (30 hombres, dos mujeres), entre ellos el exsecretario de Salud estatal Jesús Enrique Grajeda Herrera, quien falleció el 26 de julio pasado.

En el área de enfermería se reportan 14 muertos: seis hombres y ocho mujeres. Y entre anestesistas, técnicos radiólogos, personal administrativo y de limpieza, sucumbieron 17 hombres y siete mujeres.

En cuanto a los contagios, hasta el miércoles 16 alcanzaron 4 mil 634, distribuidos de la siguiente forma: mil 131 en el área médica, 2 mil 77 en la de enfermería y mil 426 entre administrativos, de limpieza, anestesia y radiología. Sólo 3 mil 371 se han recuperado.

Entre la población general los contagios se incrementaron de 400 a mil casos semanales. A partir de la semana 41, que determinó el regreso al semáforo rojo, hasta el 23 de octubre, esta cifra ascendió velozmente: 2 mil 180, 3 mil 914, 4 mil 602 y 3 mil 379. Las primeras tres semanas de noviembre empezó un descenso: 2 mil 17, mil 995, mil 770.

Ocurrió igual con las defunciones en la población general. De marzo a octubre, antes de la vuelta al semáforo rojo, se reportaron entre 48 y 79 decesos por semana. De repente, a partir de la semana 41 murieron 94 personas, la siguiente 196, posteriormente 262, 353 y 369... Las últimas dos semanas se han reportado 293 y 265.

Restricciones y sanciones

El 22 de octubre el gobernador Javier Corral anunció que Chihuahua regresaba al rojo. Las restricciones para la ciudadanía y las empresas eran las estipuladas en los colores del semáforo, pero las endureció por lo crítico de la situación. Los hospitales ya no se daban abasto.

Por lo menos nueve nosocomios públicos registraron una ocupación de entre 98 y 100% durante más de una semana. El gobierno federal envió dos hospitales móviles, que se ubicaron en Ciudad Juárez y Chihuahua capital, cada uno con 20 camas. La Secretaría de la Defensa Nacional también acondicionó sus instalaciones para atender enfermos de covid-19.

Cuando la propagación del virus parecía incontenible, el Consejo Estatal de Salud sesionó dos días consecutivos. Decretos falsos circularon en redes sociales y comenzó a filtrarse lo que se decidía en el consejo, lo que generó un ambiente de angustia, confusión e irritación contra el gobierno estatal.

Fragmento del reportaje publicado en la edición 2303 del semanario Proceso cuya versión digital puedes adquirir aquí.

Comentarios