Las aerolíneas mexicanas, en cuidados intensivos

lunes, 15 de junio de 2020
Transmisoras del virus que paraliza al mundo, las aerolíneas son uno de los sectores más golpeados por la pandemia y las restricciones de viaje las tienen volando bajo, en el mejor de los casos. México no es ajeno a la crisis, empresas como Interjet –en riesgo de quiebra– y Aeroméxico se han visto golpeadas por la escasez de pasajeros... Y aunque el discurso oficial es que no habrá rescates para la iniciativa privada, la compañía preferida de la 4T, la del empresario Eduardo Tricio Haro, podría levantar primero el vuelo.  CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El virus SARS-CoV-2 se expandió por el mundo vía líneas aéreas y son éstas las que ahora enfrentan una crisis sin precedente por la pandemia. En ese contexto, el presidente Andrés Manuel López Obrador sepultó cualquier posibilidad de apoyar a las empresas afectadas por la emergencia sanitaria. “Es una gran injusticia, una inmoralidad utilizar al Estado para rescatar empresas o instituciones financieras en quiebra”, dijo el 7 de mayo en su conferencia matutina. No habrá rescates en esta administración. Sin embargo, en su intento por reducir los gastos de transportación del gobierno haciendo uso de vuelos comerciales, sólo una empresa nacional se está viendo favorecida con todos los contratos por adjudicación directa: Aerovías de México (Aeroméxico). Durante marzo, abril y mayo, dependencias gubernamentales otorgaron ocho contratos por más de 122 millones de pesos (sin IVA) para la compra anticipada de pasajes, en su mayoría a Aeroméxico, cuyos accionistas principales son Delta Airlines y Eduardo Tricio Haro, dueño de Lala y accionista de Citibanamex, empresario que en el proceso electoral de 2006 impulsó la campaña “AMLO es un peligro para México”, y previo a los comicios de 2018 externó su rechazo a la propuesta del candidato de Morena. “Me da miedo que se paren o se quieran parar proyectos como el aeropuerto (de Texcoco)”, dijo. Pese a lo anterior Aeroméxico se está llevando todas las adjudicaciones directas. En 2019 el gobierno de la Cuarta Transformación utilizó los servicios de la aerolínea otorgándole 24 contratos –sólo dos de ellos por licitación pública– que sumaron en total 741 millones 88 mil pesos. No es la primera vez que Aeroméxico es la favorita del gobierno. En el sexenio de Enrique Peña Nieto la aerolínea más grande del país obtuvo contratos por 2 mil 562 millones de pesos, y con Felipe Calderón, por mil 666 millones 684 mil pesos, de acuerdo con el registro de los contratos en Compranet. Este texto es un adelanto del reportaje publicado en el número 2276 de la edición impresa de Proceso, en circulación desde el 14 de junio de 2020

Comentarios