Los festivales de cine, de cara a la tormenta

Los 168 eventos nacionales navegan como barcos fantasma. Los sobrevivientes, ya sin apoyo del Imcine, se mantienen a flote en la sana distancia virtual. El panorama que traza Iván Contreras, presidente de la Red Mexicana de Festivales Cinematográficos, es sombrío; mientras, titulares de los más destacados festivales exponen sus propuestas, como Edna Campos (Macabro), Jorge David Magaña (Shorts México), Sara Hoch (Giff), y Alejandra Paulín con Maru Garzón (Los Cabos International Film Festival). CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Este 2020 está siendo “el reto mayor” para los festivales de cine en México, con el peligro a la salud, la severa crisis económica y la incertidumbre de cómo los recibirá 2021. Es así que la pandemia, para Iván Contreras Figueroa, presidente de la Red Mexicana de Festivales Cinematográficos (ReDMexFest), los orilló a pensar en dos líneas: “Si seguíamos con el proyecto o parábamos cuando menos este año, considerando que 2021 será mejor…” Una disyuntiva compleja para los miembros de esta asociación civil que agrupa a más de 100 certámenes nacionales. Dice vía telefónica: “Claro, dependiendo mucho de qué tan dañado quede el país en términos generales al salir de este coronavirus. Hay festivales que en definitiva se detuvieron; existen otros que resuelven cómo mutar completamente hacia lo digital. Y están los que piensan ser híbridos.” Psicólogo por la Universidad de las Américas, Puebla; director y programador de Cinetekton! Festival Internacional de Cine y Arquitectura –a efectuarse supuestamente del 22 al 29 de octubre en Puebla–, platica que los directivos de los festivales, para planear, se han reunido en dos ocasiones, dada la problemática mayúscula. Y es que, según el Anuario estadístico de cine mexicano 2019 del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), el año pasado existían en nuestro país 168 festivales. El primero en sufrir los embates de la emergencia sanitaria fue el más veterano, el Internacional de Cine de Guadalajara (FICG), que festejaría sus 35 años del 20 al 27 de marzo pasado; todo estaba preparado, pero el 13 de marzo comunicó a los medios que la edición “se pospondrá hasta nuevo aviso”. No obstante, del 29 de mayo al 7 de junio participó con algunas cintas en el We Are One: A Global Film Festival, vía YouTube, organizado por la estadunidense Tribeca Enterprises (cofundada en 1989 por el actor Robert de Niro y la productora Jane Rosendal), en respuesta a la suspensión de muchos encuentros internacionales. Reunió ahí a 21 del mundo entero, entre ellos los de Berlín, Cannes, San Sebastián, Sundance, Toronto, Venecia y Tribeca. No se frenó Ambulante Gira de Documentales, de Gael García Bernal y Diego Luna, que comenzaría su recorrido por México el 19 de marzo y conmemoraría 15 años. Se transformó a virtual en su misma plataforma (ambulante.org), del 29 de abril al 28 de mayo, con buena estrella (Proceso, 2270). Contreras Figueroa, también coordinador del programa de DocsItinerante (proyecto de fomento a la creación y la ­exhibición de cine documental del DocsMX, que cumplirá tres lustros del 8 al 17 de octubre próximo en esta capital), anota: “Hay muchas ventajas en la versión online, sobre todo por el tipo de interacción y la amplitud de público que se puede poseer. En lo virtual se generan gastos, pero menores, y las distancias ya no importan. Un invitado puede estar en Berlín, otro en Yucatán o Guadalajara. Se puede armar un diálogo muy interesante.” El momento inédito que se vive incitó a todos los que forman parte de un festival a ser más creativos. Resalta que el Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) lanzó la convocatoria para inscribir filmes a todas sus secciones competitivas de la 18 edición, a realizarse del 28 de octubre al 1 de noviembre. Su portal expone la convocatoria, que cerró el 17 de este mes, y la lista de los seleccionados se publicará en su sitio oficial el 4 de septiembre próximo. Valora Contreras: “Quizá va a reducir actividades, pero lo peor que le podría suceder a la actividad cinematográfica en el país o al cine nacional es que se detengan estas ventanas de exhibición, que en su mayoría son las mejores o las únicas que existen para nuestro cine nacional.” Ya el 20 de mayo pasado la cineasta María Novaro, directora de Imcine, ofreció una charla en vivo por Facebook, donde habló del 75% que se redujo a las dependencias por el coronavirus en la resolución publicada por el Diario Oficial de la Federación y que incluyó al propio instituto, por lo cual tuvo que devolver 6 millones de pesos, 12% de su presupuesto. Contreras Figueroa enfatiza acerca de esa reducción: “Es una tristeza enterarse de que la cultura y los actos culturales sean concebidas como actividades no necesarias. Siempre nos andan recortando los presupuestos. Entendemos la lógica del recorte, pero en la pandemia se ha demostrado que la cultura nos ha mantenido a flote entretenidos y nos ayuda en la locura del encierro. Y nuestro cine es un creador de identidad.” En la mesa 12 de las charlas por Zoom que organizó en días pasados el Imcine con la comunidad cinematográfica para “la reestructuración” del Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine), para abordar el caso de los festivales, la realizadora de Danzón comentó respecto al Programa de Otorgamientos de Donativos 2020 que ayuda a los certámenes: “Los donativos es la única herramienta que existe en el instituto para apoyar a las A.C. Llegó a tener un presupuesto tan bajo como de 4 millones de pesos. Este año esperábamos más, nos tocó el covid-19 y se frustró nuestro deseo; pero obtuvimos 18 millones, más dinero que en años anteriores, son los que se van a adjudicar. En este Programa igual hay que modificar los lineamientos, que sean más incluyentes. Son muy viejos, no se han actualizado.” [caption id="attachment_639753" align="aligncenter" width="1280"] 2da charla. del 9no Encuentro de la Red Mexicana de Festivales Cinematográficos AC. Foto: Fb Iván Contreras[/caption] Macabro, siete sedes virtuales Macabro. Festival Internacional de Cine de Horror de la Ciudad de México (FICH), efectuará su 19 edición del 25 al 30 de agosto próximo “en siete sedes virtuales gratuitas y de fácil acceso”, informa por escrito a este semanario su titular, Edna Campos Tenorio, licenciada en periodismo por la UNAM: “Sabemos que gran parte del valor de Macabro radica en la experiencia que se produce en las salas cinematográficas, cuando el público se encuentra con los directores, las intervenciones en edificios históricos y muchas actividades que lo convierten en una gran fiesta que dura 10 días. En estos momentos el covid-19 nos impide llevar a cabo la práctica tradicional de Macabro. Para el equipo del festival es muy importante la emoción que implica ese encuentro en las salas y todas las actividades, pero es más importante la seguridad de nuestro público, amigos, cineastas, patrocinadores, medios informativos e instituciones.” Acentúa que trabajan arduamente para construir otros públicos y obtener un alcance aún mayor. Dice optimista que tras “esta coyuntura” habrá crecimiento en distintas ventanas y con otras oportunidades. En una charla virtual hace más de un mes, externó que quienes laboran en el proyecto evaluaron posponerlo para organizarlo de manera física, “pero era muy complicado y decidimos mantener la fecha tradicional en este formato diferente”. Ahora, la programación de Macabro se podrá ver en todo México. En FilminLatino, plataforma del Imcine, se proyectarán más de 50 películas entre cortos y largometrajes. El sitio en red de Macabro http://macabro.mx/ transmitirá conversatorios y actividades académicas. La señal de televisión abierta de Canal 22 y TV UNAM, así como el sitio de la Filmoteca de la UNAM exhibirán cintas presentadas por especialistas. Radio UNAM transmitirá el homenaje a la escritora Amparo Dávila recién fallecida con la adaptación de cuatro de sus cuentos, y la página de Procine (Fideicomiso para la Promoción y Desarrollo del Cine Mexicano en la CDMX) mostrará una serie de cortometrajes de género en colaboración con el Festival Internacional de Cortos Caostica, de Bilbao, País Vasco. Shorts México Llega a la décimo quinta edición Shorts México. Festival Internacional de Cortometrajes de México, único en este formato cinematográfico por toda la nación que exhibe cada año alrededor de 480 títulos. Será también virtual, del 2 al 9 de este septiembre, “con la esperanza, al horizonte, de que podamos ofrecer algo presencial en algunas salas si lo permite la emergencia sanitaria que padecemos”, acentúa Jorge David Magaña Molina, su fundador y responsable: “Bueno, aún no cantemos victoria, pero hemos subsistido a gobiernos, mundiales de futbol, olimpiadas, años electorales y ahora nos tocó un coronavirus, pero cada año ha sido un pretexto para poder conseguir apoyos. Siempre hemos tratado de echarle muchas ganas para que siga funcionando y más con un formato que es muy complicado de ver y de comercializar. Si no existe como tal una industria cinematográfica nacional de largometraje, mucho menos de corto. Es muy importante que lleguemos a estos 15 años a pesar de todas las circunstancias. “Decidimos presentar Shorts México a través de plataformas que hemos descubierto gracias a otros festivales fílmicos y actos culturales que las han utilizado. Obviamente no contamos con el presupuesto de Ambulante para crear una propia plataforma, creo que les costó entre 800 mil y 1 millón de pesos. Muchos festivales no poseemos ese presupuesto ni los voceros con los que cuentan (García Bernal y Luna). Incluso, se puede ver que el Festival Internacional de Cine de Morelia proyectó películas durante el confinamiento en su página, a través de Vimeo, ni siquiera es una plataforma hecha por ellos o apoyados por Cinépolis Klic. No podemos crear un sitio para los cortos.” Aplicó para el Programa de Otorgamiento de Donativos 2020 en Imcine: “Estábamos ya en la categoría de festivales de más de 15 años con un apoyo de 7 millones de pesos que me hacía muy feliz, porque era la primera vez que yo aplico como tal. Pensé: ‘Por lo menos en los 15 años de este festival ya se va a poder realizar decente’, y de pronto llega un comunicado con el recorte de 75%. Creo que era un fondo general de 50 millones de pesos para todos los festivales, le quitaron 75% por lo cual nos pidieron mandar otra vez el presupuesto, pero ajustado.” Licenciado en ciencias de la comunicación por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, Magaña Molina sopesa por teléfono que el festival, al no ser presencial, puede prescindir de muchas cosas que antes se ocupaban, pero advierte de los enormes gastos: “No ven la otra cara de que se debe solucionar con una plataforma, de preferencia propia, y con todos los candados posibles, para darle protección a los directores de que no los puedan piratear, con el llamado DRM (Digital Rights Management). ¡Pero eso es realmente muy caro y no todos lo podemos cubrir! Se cuenta que hasta el momento no se ha reunido el comité técnico del programa para ver cómo van a destinar esos fondos. Creo que ahora son 18 millones. Entonces, no sé cuántos somos los que pudimos aplicar ni cómo se va a dividir ese dinero… Somos 168 eventos cinematográficos. No podemos aplicar todos. Así que estamos a la espera”. Agradece el apoyo de Procine a Shorts México, “lo que sea es bienvenido en este momento”, y continúa: “Platicamos en las mesas de Imcine de que no queremos que el gobierno cubra todo, no podría. Por lo menos, Shorts México está evaluado en 14 millones de pesos. Por supuesto cuestan más los festivales de Guadalajara, Guanajuato, Morelia y Los Cabos… Sin embargo, contar con un impulso a través de un pequeño fondo ayuda a que también la iniciativa privada diga: ‘¡Ah!, ¡el gobierno los está apoyando, poseen el cimiento, entonces nosotros también participamos!’.” La 15 edición de Shorts México se desarrollará en Filmin Latino con dos secciones especiales. Además, labora con la Filmoteca de la UNAM una programación especial que se exhibirá a través de su plataforma. E igual intervendrán algunas alcaldías. Además con Cinemex se halla en pláticas: “No sabemos si habrá o no salas porque señalan que la Ciudad de México es la más complicada para ellos. Ya abrieron algunos cines al interior de la República y otros los volvieron a cerrar, aunque ya cuentan con todas las medidas necesarias y los protocolos. Además, abren más tarde y cierran más temprano, por ende hay menos funciones y con 50% de las personas.” Con Hugo Villa Smythe, director de Actividades Cinematográficas de la UNAM, han conversado en torno a la cuestión presencial (“él señala que ya están listos para abrir las salas de cine con todas las precauciones”). Agrega que efectuarán charlas en vivo por Facebook con los cineastas, “la competencia” y algunas muestras estarán en una plataforma española que se llama Festhome, “la cual existe desde hace mucho”. Guanajuato híbrido El Festival Internacional de Cine de Guanajuato (Giff, por sus siglas en inglés) cambió de fecha para su XXIII edición. Año con año se organizó en julio y ahora se llevará a cabo del 18 al 27 de septiembre próximo en San Miguel de Allende, Irapuato y Guanajuato capital de manera física. En estas tres ciudades, a decir de la directora y fundadora, Sarah Hoch, para el evento se levantarán autocinemas y lo que llama “picnic cinemacomida rápida, como en los años cincuenta”, en coordinación con la Secretaría de Salud de la entidad. Creadora también de la Comisión Fílmica del Estado de Guanajuato, la presencia física en esas ciudades se verá reducida por la pandemia, “pero estamos contentos por los autocinemas y los picnic, estos últimos serán al aire libre sobre el pasto, la gente se llevará su mantel y podrá comprar alimentos, debe ir bien cubierta porque en septiembre hace un poco de frío, pero no llueve como en julio”. Este año el Giff ha recibido mayores apoyos municipales e Irapuato se sumó: “Tres días en San Miguel, tres días en Irapuato y tres días en Guanajuato”. Calcula que habrá también una particularidad: sólo el 21 y 22 el festival tendrá carácter virtual, a la manera de los videojuegos creados por la empresa VirBELA, donde quienes los manejan son al mismo tiempo personajes. Es la parte llamada Retrofuturo Giff, en la cual, mediante la identidad virtual o avatar, los participantes podrán acceder en tiempo real a la experiencia: “Como el tema económico también nos está golpeando y nadie puede viajar en avión y además desde hace años laboramos con la realidad virtual, pensamos en un campus virtual. Los de la tecnología VirBELA estuvieron con nosotros el año pasado por el tema de desarrollo de contenidos de animación para la participación, interactividad y la comunicación entre los miembros de la industria cinematográfica y el público. “Tendrá dos salas grandes para las discusiones de El salón de la crítica, se ofrecerán conferencias magistrales y existirá una playa con fiestas y conciertos, y chelas virtuales. Será muy interesante porque caminas en el espacio virtual, y si te topas con alguien, inmediatamente puedes ir al perfil de esa persona. Te dicen quién es, dónde trabaja, si trae proyectos en desarrollo o una película en competencia, si es parte del jurado o periodista, etcétera. Un festival de cine en las Islas Caimán acaba de realizar lo mismo y nosotros seremos los primeros en México” (https://www.virbela.com/). En torno a la programación, Hoch enfatiza que ofrecerán diversas premieres mundiales. Y sin dejar fuera el tradicional concurso del Rally Universitario, donde estudiantes filman cortos en la ciudad de Guanajuato: “Las reglas para el rodaje en México se están resolviendo… hay muchos proyectos fílmicos y series que al parecer van a empezar a filmar en agosto, septiembre... Los chavos del Rally usarán cubrebocas, mascarilla y ropa de protección como la de un hospital. Se respetarán las condiciones marcadas.” –¿Cómo están intentando resolver la parte económica? –Con el recorte, el Programa de Otorgamiento de Donativos 2020 tiene menos dinero. Entonces, laboramos sin fondos… ¡como cada año! La cultura siempre está como al último en la lista de los apoyos. Sube la voz: “¡Es un grave error! ¡La cultura llena el alma, el espíritu!” Repensar Los Cabos Del 11 al 15 de noviembre próximo están programando el IX Los Cabos International Film Festival, con sede en ese puerto de Baja California Sur. “Vamos a seguir adelante, estamos planteando todos los esquemas posibles”, expresa Alejandra Paulín, su directora ejecutiva, mientras la encargada de la parte artística, Maru Garzón, dice que “es una oportunidad para reinventarnos”. Ante la pregunta por celular de cómo les afecta el coronavirus, Paulín lamenta: “De manera tremenda, como a todos… En cuestión de toda la preproducción y toda la parte administrativa, sí ha sido un año muy difícil. Ya lo veíamos complicado a nivel presupuestal, pero obviamente toda la situación de la pandemia nos preocupa. Nos encontramos charlando con otros tipos de patrocinadores, diferentes a los que estábamos acostumbrados a trabajar. El turismo es uno de los sectores más afectados en nuestro país. “El Fideicomiso de Turismo de Los Cabos que cada año nos venía apoyando con una parte del presupuesto muy importante del festival, había confirmado su apoyo en diciembre de 2019, y en mayo pasado nos informó que no será posible. Es uno de los patrocinadores más importantes y a raíz de todo esto hemos repensado el festival. Hemos visto los diferentes esquemas que podemos llevar a cabo con un presupuesto mucho más reducido.” Ambas destacan que recibieron la notificación de Imcine, como todos los festivales, de que “los apoyos se reducirán”, y que “será a finales de este mes de julio que se conocerán los resultados del Programa de Otorgamiento de Donativos 2020”. Garzón enfatiza que es dramático el panorama. No obstante, ven la oportunidad de desarrollar propuestas “que ­puedan adecuarse a la situación tanto en contenidos como en forma y en probabilidades de acción de acuerdo a la situación sanitaria”. Vislumbra, a pesar de todo, una luz en la marejada que agita los encuentros fílmicos: “Me ilusiona que podamos lograr algo distinto y tal vez más compacto, en términos de cantidad de películas. Quizá con un sentido muy poderoso, que deje una huella y sea de utilidad no solamente para los profesionales del cine, también para el público general que nos interesa mucho mantener, aunque sea en una propuesta virtual, y eso depende de cómo cambiará la situación sanitaria. Laboramos en escenarios distintos; pero para como vemos la situación creo que hay un alto porcentaje que el festival sea online.” Siempre librando torbellinos, los encargados de los festivales coinciden en que deberán sacar a flote sus propuestas. Hoy mejor que nunca.

Comentarios