Dopaje por metanfetamina: un testigo colaborador, ahora en el futbol mexicano

sábado, 22 de agosto de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Tras haber cumplido una suspensión de un año por haber dado positivo al consumo de metanfetaminas, el futbolista Víctor Guzmán fue habilitado por el club Pachuca para participar en el Torneo Guardianes 2020. No obstante, su caso aún no está cerrado. El mediocampista fue sometido a un control antidopaje el 10 de agosto del año pasado al terminar el encuentro entre Pachuca y Querétaro, correspondiente a la fecha cuatro del Torneo Apertura 2019, pero el Laboratorio Antidopaje de La Habana entregó el resultado del análisis de la muestra de orina cinco meses después, es decir, en enero de este año, cuando Guzmán ya había sido vendido a las Chivas. El club jalisciense canceló la compraventa tras conocerse la falta. Como parte del protocolo, Víctor Guzmán solicitó que se abriera la muestra B que confirmó la presencia de metanfetamina en su organismo, un estimulante no específico que se encuentra en la Lista de Sustancias y Métodos Prohibidos en Competencia por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA). De acuerdo con el Código Mundial Antidopaje (CMA), Guzmán ameritaba una sanción de cuatro años. No obstante el castigo se redujo significativamente porque el jugador se acogió a dos supuestos: 1) la confesión inmediata –aceptó haber usado la sustancia prohibida– y 2) proporcionó ayuda sustancial para el descubrimiento o la demostración de infracciones de las reglas antidopaje como lo indica el artículo 10.6.1 del CMA. Desde finales de 2018 el Comité Nacional Antidopaje creó un Panel Disciplinario independiente integrado por tres personas, responsables de revisar los casos de dopaje que se presentan en México.

El caso sigue abierto

La defensa de Guzmán, que encabeza el abogado español Lucas Ferrer, logró que por la ayuda sustancial del futbolista se redujera tres cuartos de la sanción impuesta, porque está proporcionando información a una autoridad judicial para señalar quién le dio la sustancia. El Panel Disciplinario, cuyo presidente es el abogado Alfonso Geoffrey Recoder Renteral, informó sobre la reducción de la sanción tanto a la WADA como a la FIFA; ambas instancias autorizaron la decisión porque, adujeron, Guzmán está colaborando. “Una Organización Antidopaje podrá reducir una parte del periodo de suspensión impuesto en casos en los que un deportista u otra persona hayan proporcionado una ayuda sustancial a una Organización Antidopaje, autoridad penal u organismo disciplinario profesional, permitiendo así i) a la Organización Antidopaje descubrir o tramitar una infracción de las normas antidopaje cometida por otra persona o; ii) a una autoridad penal u organismo disciplinario profesional descubrir o tramitar una ofensa criminal (…) la Organización Antidopaje sólo podrá reducir una parte del periodo de suspensión con la autorización de la WADA y de la Federación Internacional afectada”, indica el artículo 10.6.1.1 del CMA. Por esta razón, la investigación en el caso de Guzmán aún está abierta y él está obligado a presentar pruebas de descargo que deben ser corroborables y sustentadas por una autoridad judicial. Sin embargo, si el futbolista no ofrece la ayuda sustancial en la que se basó la reducción de su periodo de castigo, el CMA prevé que se reestablezca la suspensión original. Si se presentara esta situación, Guzmán podría apelar la decisión. En una entrevista con Fox Sports, Guzmán señaló que alguien “abusó de su confianza” y por eso consumió esa sustancia prohibida, situación por la que está arrepentido y alertó a otros atletas de alto rendimiento a tener cuidado. “Mi investigación seguirá abierta. Una de las cosas que siento es que quizá no fui profesional las 24 horas del día. Desde un principio hablé con la verdad, siempre puse de mi parte dando pruebas de lo sucedido. (Estoy) arrepentido porque uno no cree que pueda haber gente que te pueda ocasionar problemas, daños y (estoy) arrepentido de dar la confianza que quizá no se merece”, dijo, sin proporcionar nombres. La colaboración de los deportistas, de su personal de apoyo y de otras personas que reconozcan sus errores y estén dispuestos a sacar a la luz otras infracciones de las reglas antidopaje es la única circunstancia que recoge el CMA mediante la cual se puede autorizar la reducción de un periodo de suspensión.
Reportaje publicado el 16 de agosto en la edición 2285 de la revista Proceso.