Valtierra o Todorov: la disputa por la Federación Mexicana de Natación

sábado, 12 de septiembre de 2020

Dispuesto a terminar con la hegemonía de Kiril Todorov –quien busca su cuarto periodo consecutivo como titular de la Federación Mexicana de Natación–, Miguel Valtierra Villarreal, actual presidente de la Asociación de Natación del Estado de Nuevo León, sostiene que el federativo se está quedando solo y confía en tener el suficiente apoyo de las asociaciones con derecho a voto en las elecciones de diciembre para sustituirlo. Tal es su confianza que desdeña a los otros aspirantes –Felipe Muñoz y Fernando Platas– y sentencia: “Sólo hay de dos sopas: Kiril o yo”.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).– Por primera vez en ocho años Kiril Todorov tendrá un adversario que contenderá por la presidencia de la Federación Mexicana de Natación (FMN) en las elecciones de diciembre próximo: Miguel Valtierra Villarreal, presidente de la Asociación de Natación del Estado de Nuevo León, encabeza un grupo que se prepara para derrocar a quien ha estado al frente de la federación durante tres periodos de cuatro años.

El grupo aspira a sustituir a Todorov por sus abusos y excesos, así como por el abandono en el que se encuentran los deportistas de las cuatro disciplinas que integran la FMN, pero también porque existe una carpeta de investigación en la Fiscalía General de la República que en breve será consignada ante un juez de control, pues al federativo se le acusa de enriquecimiento ilícito (Proceso 2285).

Los medallistas olímpicos Fernando Platas y Felipe El Tibio Muñoz también han levantado la mano para sustituir a Todorov. Y aun cuando ninguno cumple con los requisitos que marcan los estatutos de la federación para ser candidatos, insisten en convencer a los asociados para que convoquen a una asamblea extraordinaria en la cual se modifiquen las normas y ellos puedan ser elegibles.

Por tratarse de un cuarto periodo, Todorov precisa del respaldo de las dos terceras partes de los presidentes de las 36 asociaciones que integran la FMN. Sin embargo, ocho de ellas no tienen derecho a voz ni voto. Por ende, el federativo requiere del apoyo de 19 de las 28 que sí pueden sufragar.

Por su parte, Miguel Valtierra cuenta hasta ahora con el apoyo de 10 asociados y se encuentra en la fase de cabildeo para persuadir a los demás. Asimismo, otras tres asociaciones estatales celebrarán elecciones, por lo que también se abre la posibilidad de que dejen de estar en manos de incondicionales de Todorov.

Por tratarse de la primera vez que compite para derrotar a Todorov, Valtierra sólo necesita la mayoría simple (50% más uno de los votos), es decir, 15 votos, suponiendo que participen las 28 asociaciones.

Dice Valtierra: “Yo tengo alrededor de 10 asociaciones que me apoyan y posiblemente se agreguen otras más, porque los entrenadores y padres de familia en los estados les están exigiendo a los presidentes de las asociaciones que ya no voten por Kiril. Como habrá elecciones en otras asociaciones esperamos que entren otros presidentes que ya no van a estar alineados con él.

“No puedo mencionarte quiénes son porque les va a empezar a buscar cualquier cosa para dejarlos fuera, pero él ya más o menos sabe quiénes pueden ser, hay algunos ya destapados y otros que aún están al margen”.

Las asociaciones que por diferentes motivos no pueden participar en la asamblea que se celebrará el 15 de diciembre son: Sonora, Estado de México, Querétaro, Tlaxcala, La Laguna, Baja California Sur, Tabasco y Campeche. Algunas de ellas han incumplido con los requisitos que marcan los estatutos y en otras los presidentes fueron sancionados por capricho de Todorov.

Tal es el caso de la del Estado de México, en la que el presidente sancionado, Jesús David Quintero Azuara –quien antes de enemistarse con Todorov fungió como vicepresidente de la FMN–, se granjeó el odio del federativo porque hizo migas con Nelson Vargas quien, tras haber sido el artífice para que Kiril se convirtiera en presidente, también se peleó con él.

Todorov desconoció a Quintero Azuara como presidente de la asociación del Estado de México en julio de 2019, en una asamblea extraordinaria y sin que tuviera derecho a una audiencia. Para defenderse, Quintero inició acciones legales. En diciembre de ese año ganó una suspensión provisional en un juicio de amparo, por lo que le restituyeron sus derechos mientras se resuelve el fondo del asunto.

Los desacatos del federativo

El 28 de febrero de este año, en su contestación al juez sexto de distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México, Todorov negó que haya destituido a Quintero Azuara. Posteriormente, el 7 agosto, mandó otro oficio al juez en el que aceptó que quien lo destituyó fue el Consejo Directivo de la FMN, que él encabeza.

“En este contexto, es evidente que Kiril Minchev Todorov se ha conducido con falsedad ante este juzgador federal”, se lee en el documento correspondiente al juicio de amparo 1620/2020 que el juez emitió el pasado 21 de agosto.

El juez le concedió a Todorov tres días para aclarar esta situación y lo apercibió con dar vista al Ministerio Público por el delito de “afirmación de falsedad”. Así, el federativo quedó entrampado y en un problema legal que se suma a los que ya enfrenta no sólo ante la justicia ordinaria, sino también en la Comisión de Apelación y Arbitraje del Deporte (CAAD), instancia a la que por lo menos en 11 ocasiones Todorov ha desacatado en los últimos ocho años.

El estatuto de la FMN establece, en su artículo 102 bis, numerales III y V, que para desempeñar el cargo de presidente se precisa, entre otros requisitos, “no haber incurrido en desacato de una resolución firme de la Comisión de Apelación y Arbitraje del Deporte” y “tener solvencia moral, económica, prestigio en el ámbito deportivo”.

A pesar de que Todorov no cumple con esto, de que no entrega correctamente los estados financieros y de que es un indiciado, entre incontables irregularidades, los asociados de la FMN han votado por él, lo que le permite ostentar el cargo hasta ahora.

“Por eso es urgente el cambio. Yo soy el único que desde 2012 lo he confrontado por todas las irregularidades que ha cometido. La elección pasada fue un teatro. Les dije a los presidentes que estaban avalando una ilegalidad, pero como son sus amigos sólo van y levantan la mano. La persona que vigilaba que los presidentes opositores a Kiril estuvieran en regla era uno que apoya a Kiril y a él le toco decir quién sí vota y quién no.

“Compra el voto de quienes manda a eventos a otros países, hay gente que con tal de viajar está súper agradecida. A otros los extorsiona con amenazas de sanciones. Por eso siempre le sonríen y todo lo que dice se lo aplauden”, explica Valtierra.

Todo aquel presidente que cae de la gracia de Todorov es desconocido como tal. Luego forma una Comisión Reorganizadora con asociados afines a él para nombrar a un nuevo presidente que no le dé problemas y le asegure un voto para reelegirse.

Así le ocurrió al mismo Valtierra, quien recibió un castigo de un año y ocho meses, que apeló ante la CAAD. Tras haber ganado, Todorov no tuvo más remedio que permitir que regresara como presidente de la Asociación de Nuevo León.

“Yo tengo el tiempo, los recursos económicos para pagar boletos de avión a la Ciudad de México y los abogados. Los demás o no pueden o no quieren. Allá cada quien. No podemos seguir callados y aguantando todo lo que hace este señor, porque se siente con el apoyo de quien debe llamarlo al orden. En el sexenio pasado se iba a jugar golf con Alfredo Castillo (exdirector de la Conade). Ahora sabemos que se ha quedado solo, ya no tiene la fuerza de antes”, revela Valtierra.

El canal abandonado

Entre los abusos que ha cometido Todorov se cuenta no haber pagado los 200 mil pesos que le correspondían a un empleado que fue despedido. Tras una demanda laboral de años, la FMN fue sentenciada a cubrir casi 4 millones de pesos.

Asimismo, con recursos de la FMN compró un canal de nado que se instaló en la alberca del Centro Nacional de Desarrollo de Talentos y Alto Rendimiento (Cnar). El precio real no llega al millón de pesos, pero Todorov consiguió que los asociados votaran para pagarlo en más de 10 millones. Por supuesto, nunca informó a qué empresa se lo compró ni enseñó una factura ni los estados de cuenta correspondientes que reflejen el pago realizado.

“El canal de nado no es más que una bomba que echa agua como si fuera un río para nadar con agua en circulación a contracorriente sin que avance el nadador. ¿Por qué nosotros tenemos que pagar algo carísimo y dos veces? Dos años seguidos nos pidió, primero 5 millones de pesos y luego otros 5 millones dizque porque no alcanzó. Esto no cuadra. Y sólo con levantar la mano se justifica la salida del dinero”, narra Valtierra.

El canal está abandonado en el Cnar. Nunca se ha utilizado. Nelson Vargas denunció en mayo de 2019 que ese canal de nado fue pagado con dinero de la Conade en 2015 a razón de 4.8 millones de pesos, lo que significaría que Todorov malversó los recursos.

Valtierra asegura que en distintos momentos él y otros asociados han enterado al presidente y al director ejecutivo de la Federación Internacional de Natación (Fina), Julio Maglione y Cornel Marculescu, respectivamente, así como a las autoridades de la Unión Americana de Natación y de la Confederación Centroamericana y del Caribe de Aficionados a la Natación sobre las conductas de Todorov, pero que todos hicieron oídos sordos.

“Todos saben. Sólo dicen: ‘Sí, los entendemos’. Siempre respetan la soberanía. Pedimos ayuda y dicen que los cambios tienen que venir de dentro. Desde que se canceló el Mundial de 2017 –que se realizaría en México–, la Conade se rehusó a pagar una multa y ganó una apelación en el Tribunal de Arbitraje del Deporte, el país no ha sido sede de ningún evento internacional y no lo será mientras Kiril siga de presidente. La Fina dijo que no puede hacer nada”, asegura Valtierra.

–¿A la Fina tampoco le importa el mal uso que hace del dinero ni el proceso que está a punto de enfrentar en los tribunales mexicanos?

–De hecho, la Fina le manda recursos a la FMN para capacitación, apoyo a deportistas. Desde hace tres años ya no ha mandado nada, pero están investigando algo de eso. Hay una investigación para saber cómo se usó ese dinero que entró a las cuentas de la FMN. En lo demás no se meten.

Proceso contactó a Julio Maglione para solicitar una entrevista. Aunque atendió la llamada telefónica, el presidente de la Fina se excusó de pronunciarse sobre los abusos de Todorov.

“Son problemas internos. No haré una declaración, por norma no interfiero en problemas internos. Sólo deseo que sea una elección limpia y clara”, dice Maglione antes de interrumpir la llamada.

Como insisten en ser candidatos, Platas y Muñoz siguen tratando de convencer a los presidentes de asociaciones para que convoquen a la asamblea extraordinaria. Tienen el tiempo en contra. Si esto no ocurre en las próximas tres semanas, no podrá cambiarse el artículo de los estatutos para que sean elegibles sin que se necesite que hayan cumplido dos años como integrantes de una asociación o del Consejo Directivo de la FMN.

Por lo pronto ambos se organizaron para enviar una carta a Maglione para preguntarle si los estatutos vigentes de la FMN están debidamente presentados ante la Fina.

“¿Por qué, si tenían interés en la FMN, no se afiliaron antes? Esa disposición está desde 2014 en los estatutos. Es oportunismo. No buscamos a un mesías salvador, porque ellos dicen: ‘Yo sé cómo hacerlo’ y ni conocen los problemas. Por ahí alguien les dio un empujón, gente importante. Sólo hay de dos sopas: Kiril o yo, si es que este señor no me sanciona antes para que no pueda contender. Me puede inventar algo. Ahorita todo se le está juntando. Ojalá nos devuelva la natación y todo lo que ha abusado de las arcas”, reclama Valtierra.

Este semanario buscó al presidente de la Federación Mexicana de Natación. Sin embargo, no hubo respuesta al cierre de esta edición.

La semana pasada, las tres asociaciones estatales (Baja California, Chihuahua y Zacatecas) que realizarían elecciones suspendieron sus respectivas asambleas ante el inevitable cambio de presidentes por otros que ya no son afines a Kiril Todorov. Los actuales consejos directivos pusieron como pretexto la contingencia sanitaria pese a que podrían realizarse de manera remota mediante una plataforma digital.

Reportaje publicado el 6 de septiembre en la edición 2288 de la revista Proceso.