La toma de La Boquilla contrapuntea a Corral con AMLO

miércoles, 16 de septiembre de 2020 · 18:53
La extracción de agua de las tres presas de Chihuahua, en medio de la peor sequía en las últimas dos décadas, para pagar la cuota concertada con Estados Unidos indignó a los agricultores locales, que el martes 8 quitaron la custodia de la presa La Boquilla a la Guardia Nacional para impedir que se extraiga el líquido. El presidente López Obrador dice que el movimiento es azuzado por políticos y exgobernadores, no por el pequeño agricultor, mientras el gobernador Javier Corral le revira que está mal informado. CHIHUAHUA, CHIH. (Proceso).­- En medio de una extracción histórica de las tres principales presas y de una sequía atípica que ya comenzó, la tensión social y política en la entidad contra el presidente Andrés Manuel López Obrador en torno al agua se exacerbó la semana pasada. Su gobierno, dicen los agricultores inconformes, se empeña en sostener que ellos tienen asegurado el ciclo agrícola, lo cual es falso. El conflicto cobró ya la primera muerte, la de Jessica Silva Zamarripa, de 36 años, quien recibió cinco disparos por la espalda, mientras su esposo, Jaime Torres, quedó gravemente herido. La noche del martes 8, efectivos de la Guardia Nacional (GN) –quienes resguardaban la presa La Boquilla– fueron quienes le dispararon a la pareja cuando regresaba de una manifestación contra la extracción del líquido de las presas. Hasta el cierre de edición, la Fiscalía General del Estado tenía bajo investigación a 13 elementos de la GN. El año pasado, cuando la violencia por el agua alcanzó niveles preocupantes, el conflicto se ubicaba en la zona noroeste, en la tierra ocupada por la comunidad menonita, la familia LeBarón e integrantes de El Barzón. Según los implicados, el fondo del problema es la proliferación de nogales, lo que conlleva una sobreexplotación de pozos al amparo de autoridades de diferentes niveles de gobierno. Hoy el foco rojo se trasladó a la región centro-sur de Chihuahua, una de las entidades que más derrama económica y empleos genera gracias a la producción de nuez. De acuerdo con cifras oficiales y empresariales, Chihuahua ocupa el primer lugar nacional en la producción de ese fruto seco y de leche. La falta de diálogo, las dudas crecientes y los compromisos incumplidos desataron el malestar de miles de agricultores de la región, quienes el martes 8 se desplazaron hacia la presa La Boquilla –la “reina de las presas”–, ubicada en el municipio de San Francisco de Conchos, y se enfrentaron con la GN, que desde enero último resguarda las represas de la entidad. Ante la incapacidad de inhibir la protesta mediante gases lacrimógenos, los guardias decidieron retirarse para atenuar el conflicto. Los agricultores coreaban el Corrido de Chihuahua mientras los integrantes de la GN se replegaron. A las 23:00 horas, cuando algunos celebraban el “triunfo ciudadano”, se registró el ataque a la pareja en el municipio de Meoqui. El jueves 10 el conflicto en La Boquilla escaló cuando más de mil miembros de la GN arribaron a la represa. Los agricultores que la custodiaban temían que llegaran más. Por la noche les cortaron la luz y comenzó a fallar la señal de telecomunicaciones. Según los productores, algunos provocadores pretenden deslegitimar el movimiento de defensa del agua; incluso, dicen, intentaron incendiar instalaciones de la presa, pero el incipiente fuego logró ser sofocado. En el lugar les dejaron flores, veladoras y bolsas negras con ropa y gusanos, según reportó Impacto, un periódico digital de Camargo.
Fragmento del reportaje publicado en la edición 2289 de la revista Proceso, ya en circulación.