El gobernador Corral y sus plataformas políticas

jueves, 17 de septiembre de 2020 · 18:37
CHIHUAHUA, Chih. (Proceso).- Con los reflectores puestos en la entidad debido al conflicto del agua que derivó en enfrentamientos entre ejidatarios y la Guardia Nacional –que se replegó–, el gobernador panista de esta entidad, Javier Corral Jurado, se convirtió en el principal crítico del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, posicionándose rumbo a la sucesión de 2024. Con alianzas ciudadanas externas a Chihuahua, Corral ganó la gubernatura en 2016 y desde el arranque de su gobierno se confrontó con el gobierno federal, encabezado entonces por Enrique Peña Nieto, debido a la llamada Operación Safiro, mediante la cual se desviaron recursos estatales y federales para la elección local. El enfrentamiento llevó a Corral a marchar hasta la Ciudad de México en demanda de recursos para el estado. Hoy, a punto de concluir su gobierno, anunció a los agricultores afectados por el conflicto del agua: “De no hacerse esta reunión, he ofrecido a los usuarios ir a la Ciudad de México para lograr dichas reuniones (con funcionarios federales) o, si es necesario, con el mismo presidente de la República”, dijo el 21 de agosto en conferencia de prensa virtual. Corral recibió una administración estatal en quiebra del priista César Duarte Jáquez, actualmente detenido en Miami y en proceso de extradición.  La Operación Safiro, junto con la Operación Justicia para Chihuahua, la Caravana por la Dignidad Unidos por Chihuahua, la estrategia para enfrentar el covid-19, la Alianza Federalista y la lucha por el agua son las plataformas políticas que Corral aprovecha para escalar como líder opositor y dejar atrás al gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro. Sin embargo, Corral se ha descartado explícitamente como probable candidato a la Presidencia de la República en 2024. https://www.proceso.com.mx/648577/la-toma-de-la-boquilla-contrapuntea-a-corral-con-amlo
Corrupción, bandera selectiva
Al igual que el presidente López Obrador, Corral tomó la cruzada contra la corrupción como estandarte, incluida su promesa de campaña de detener a César Duarte. Hasta ahora su administración ha logrado la aprehensión de 39 exfuncionarios priistas y de empresarios relacionados con la red de corrupción duartista.  No obstante, el movimiento Unión Ciudadana y su líder, Jaime García Chávez, advirtieron que se trata de una justicia selectiva. En diciembre de 2017 la Fiscalía General del Estado aprehendió al exsecretario general adjunto del PRI nacional, Alejandro Gutiérrez, lo que provocó el primer encontronazo con el presidente Enrique Peña Nieto y su equipo. La federación retuvo al gobierno de Chihuahua 900 millones de pesos de las participaciones federales. El encargado de operar el freno de dichos recursos fue Afonso Isaac Gamboa Lozano, entonces titular de la Unidad de Política y Control Presupuestal de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público federal, quien fue asesinado el pasado 21 de mayo en Temixco, Morelos. A su vez, Alejandro Gutiérrez enfrenta un proceso por el presunto desvío de 250 millones de pesos del erario de Chihuahua para pagar campañas del PRI en distintos estados. El caso se encuentra en la Suprema Corte de Justicia de la Nación por una serie de amparos interpuestos. El 4 de febrero de 2018 Corral encabezó la Caravana por la Dignidad Unidos por Chihuahua. Durante una semana viajó por el país con cientos de personas para exigir la extradición de César Duarte y la entrega de los 900 millones a Chihuahua. Se le sumaron actores políticos y sociales, entre ellos Emilio Álvarez Icaza, Denise Dresser y Alfredo Figueroa.  En el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el tema principal que ha posicionado Corral es el presupuesto y la reforma hacendaria, opuesto al proyecto del presidente. En diciembre de 2018 Corral organizó la Convención Nacional Hacendaria en Chihuahua. Ahí llamó a los gobernadores a dar una batalla federalista “a fondo”, así como impulsar un nuevo pacto fiscal federal, debido al recorte de presupuesto para municipios y estados impuesto desde el centro de la República. El gobernador de Chihuahua también ha cuestionado presuntos actos de corrupción en áreas de salud y comunicación social federales, en relación con el combate a la pandemia de covid-19. Pero también protagoniza un constante y generalizado enfrentamiento con medios de comunicación locales. La estrategia sanitaria la lleva de la mano del gobierno federal y ha reconocido el trabajo del subsecretario Hugo López-Gatell, pero ha criticado la manera en que López Obrador enfrenta el impacto económico de la pandemia. En abril pasado Corral convocó a los exgobernadores priistas Fernando Baeza Meléndez, Patricio Martínez García y José Reyes Baeza, así como al panista Francisco Barrio Terrazas, para unirse y exigir un manejo efectivo de la crisis económica del gobierno federal ante el covid-19.  La solicitud de extradición de Duarte avanzó en el gobierno de López Obrador y finalmente lo detuvieron el 8 de julio pasado. Esa noticia colocó de nuevo a Javier Corral en la escena política nacional. https://www.proceso.com.mx/648448/bloqueo-de-cuentas-por-defensa-del-agua-en-chihuahua-reyes-baeza
Plataformas políticas
En el contexto de la pandemia, el mandatario de Chihuahua se unió a la Alianza Federalista, que ahora está formada por 10 gobernadores de oposición que impulsan principalmente el tema del presupuesto. El lunes 7, en la ciudad de Chihuahua, Corral anunció a nombre de la Alianza Federalista que sus integrantes saldrían de la Conferencia Nacional de Gobernadores porque ésta dejó de cumplir su cometido. Se trata de Enrique Alfaro, de Jalisco; José Rosas Aispuro, de Durango; Francisco Cabeza de Vaca, de Tamaulipas; Jaime Rodríguez Calderón, de Nuevo León; Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, de Guanajuato; José Ignacio Peralta, de Colima; Miguel Ángel Riquelme, de Coahuila; Silvano Aureoles, de Michoacán, y Martín Orozco, de Aguascalientes. En ese contexto político, desde el gobierno de Chihuahua surgió el proyecto Mirador Cultural “para promover expresiones artísticas de Chihuahua”. A partir de esta semana, cuando arreció la confrontación con la federación por la extracción de agua de las presas, llegaron videos de promoción al chat de los reporteros nacionales. Desde diciembre de 2019, la guerra por el agua en la región centro-sur de la entidad es un problema en el gobierno de Javier Corral.  La Asociación de Usuarios de Riego del Estado de Chihuahua reclama que Javier Corral acordó entregar mil millones de metros cúbicos el 17 de diciembre pasado, con la titular de la Comisión Nacional del Agua, Blanca Jiménez, para el pago del Tratado Internacional de Aguas. No fue sino hasta agosto, cuando los agricultores se plantaron varios días afuera del palacio de gobierno, que Corral hizo acuerdos con ellos y les prometió dormir en el Zócalo capitalino hasta que sean recibidos por el presidente. No ha sucedido. El reclamo de Corral contra López Obrador escaló durante este año en medio de una sequía extrema, porque el gobierno federal, ignorando al estatal, negocia directamente con los productores.  El pasado martes 8 se abrieron las llaves de la presa La Boquilla, como lo prometió la Conagua. El importante vaso acuático era resguardado por aproximadamente mil efectivos de la Guardia Nacional cuando cientos de agricultores llegaron a exigir el cierre de las válvulas. Llegaron armados con palos y fueron recibidos con gas lacrimógeno, pero tomaron la presa. Después los integrantes de la Guardia Nacional se replegaron de manera pacífica. Sin embargo, esa noche elementos de la Guardia Nacional dispararon contra una pareja de agricultores. Murió en el lugar Jessica Silva Zamarripa, de 36 años, y su esposo Jaime Torres resultó herido de gravedad. Trece agentes son investigados por el caso. Proceso solicitó una entrevista con el gobernador Javier Corral, pero él se negó argumentando que está atendiendo personalmente el esclarecimiento del homicidio de Silva Zamarripa y el conflicto por el agua. El jueves 10 Corral exigió al presidente el retiro de la Guardia Nacional para llevarla a Ciudad Juárez a combatir al crimen organizado, como se lo ha solicitado. Además, el gobernador y López Obrador se acusan mutuamente de politizar el problema.