El presupuesto de la incertidumbre

jueves, 17 de septiembre de 2020
Legisladores, calificadoras y analistas financieros nacionales y del exterior manifiestan su preocupación por el optimismo del Paquete Económico 2021 del gobierno de la 4T. Lo consideran maquillado. En ese documento, dicen, se privilegian los programas sociales impulsados por el presidente López Obrador y sus megaobras. Peor aún, el economista Mario di Costanzo considera que el Congreso se ha convertido en una oficialía de partes del Ejecutivo y no le interesa mover un solo peso al presupuesto. CIUDAD DE MÉXICO (proceso).- Un día después de que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador entregó el Paquete Económico 2021 –rayando en el optimismo, según las calificadoras y algunos expertos–, al Poder Legislativo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) dejó en claro que la salida del túnel de la crisis económica está lejos de vislumbrarse. En un ensayo publicado el miércoles 9 en la revista Foreign Policy, la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, y la economista en jefe, Gita Gopinath, advierten: “Esta crisis, sin embargo, está lejos de haber terminado… La recuperación sigue siendo muy frágil y es desigual entre diferentes regiones y sectores. Para asegurar que la recuperación siga, es esencial que este apoyo no sea retirado de una forma prematura”. En un contexto de incertidumbre, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) planteó un crecimiento de 4.6% para el próximo año, esperanzado en el hallazgo de una vacuna contra el covid-19, en una reapertura total de la economía y en los frutos que puede dar el T-MEC.
Te recomendamos: La Alianza Federalista presentará modificación al presupuesto 2021
El Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF 2021) continúa por el camino de la austeridad y se centra en el aumento de recursos destinados a los programas sociales del gobierno, así como en los grandes proyectos de infraestructura de la Cuarta Transformación. Por ejemplo, para los programas sociales como Adultos Mayores se destinarán 135.1 mil millones de pesos; para Becas de Nivel Medio Superior, 33.2 mil millones; Becas de Nivel Básico, 31.9 mil millones; Sembrando Vida, 28.9 mil millones; Jóvenes Construyendo el Futuro, 20.6 mil millones; Personas con Discapacidad, 15.5 mil millones; Producción para el Bienestar, 13.5 mil millones, y La Escuela es Nuestra, 12.3 mil millones. Por lo que atañe a los proyectos de infraestructura, el Tren Maya es el que absorbe mayores recursos: 36.3 mil millones de pesos, seguido del Aeropuerto General Felipe Ángeles, 21.3 mil millones, mientras que el rubro de mantenimiento y conservación de carreteras contará con 8.2 mil millones y el inconcluso Tren Interurbano México-Toluca, con 7 mil millones de pesos. En su conjunto, el gasto programable, que engloba a los antes mencionados, aumenta 1.3% en términos reales respecto al gasto aprobado en 2020. Fragmento del reportaje publicado en la edición 2289 del semanario Proceso, cuya versión digital puedes adquirir aquí.