Tocado, el liderazgo de Castro Rea en la esgrima nacional

sábado, 19 de septiembre de 2020
Tras una larga lucha legal, la Asociación Queretana de Esgrima consiguió una suspensión definitiva contra actos del presidente de la Federación Mexicana del ramo, Jorge Castro Rea, quien además no podrá postularse para un cuarto periodo en el organismo.  CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).– El presidente de la Federación Mexicana de Esgrima (FME), Jorge Castro Rea, afronta el tramo más difícil de su cuestionado mandato a raíz de que un juez federal le otorgó la suspensión definitiva a la Asociación Queretana de Esgrima contra actos del titular del organismo rector de este deporte. Castro Rea ya no podrá postularse para extender su gestión en la FME y el último día para celebrar elecciones en el organismo es el 17 de enero de 2021. La sentencia (expediente 39-2020), emitida el pasado 18 de junio por el Décimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito, es el resultado de un amparo que promovió la Asociación Queretana de Esgrima, que preside Eduardo Lara, contra la convocatoria a la asamblea general extraordinaria de la FME que se realizó el 25 de noviembre de 2019, en la cual se aprobó la reforma al Estatuto Social y Reglamento del Estatuto Social de la FME, que posibilita la reelección de Castro Rea. Sin embargo, ahora el fallo le impide postularse y, por lo tanto, reelegirse un cuarto periodo en las elecciones de enero próximo, pues esta vez ya no tiene a su favor el Estatuto Social y Reglamento del Estatuto Social, si bien la sentencia no le imposibilita  realizar sus funciones de presidente de la federación.
Contra la CAAD
En plena contingencia sanitaria, la parte quejosa consiguió que las decisiones asumidas en la referida asamblea no surtan efecto y no se protocolicen ante fedatario público “hasta en tanto no se resuelva el fondo del asunto”. Para llegar a este punto, dicha asociación deportiva estima que el acto de referencia contraviene la suspensión –para que no se llevara al cabo la asamblea– otorgada en noviembre pasado por la Comisión de Apelación de Arbitraje Deportivo (CAAD), la principal instancia de justicia deportiva en el país. De lo anterior, el Décimo Tribunal Colegiado advierte que de conformidad con el punto 6 del Orden del Día de la asamblea en cuestión (análisis, discusión y, en su caso, aprobación de la reforma del Estatuto Social y Reglamento del Estatuto Social de la FME) se aceptó por unanimidad la reforma al estatuto. “Consiguientemente, procede a conceder la suspensión definitiva, se mantengan las cosas en el estado en que se encuentran y no se protocolicen las decisiones tomadas en el Acta de la Asamblea General Extraordinaria de la Federación Mexicana de Esgrima, hasta en tanto no se resuelva el juicio de amparo.” Así lo resolvieron por unanimidad de votos de los magistrados: presidente Óscar Fernando Hernández Bautista, el magistrado Alfredo Enrique Báez López, el licenciado Moisés Chilchoa Vázquez, secretario en funciones de Magistrado, de conformidad con el oficio CCJ/ST/1266/2020, del secretario técnico de la Comisión de Carrera Judicial del Consejo de la Judicatura Federal. Este semanario publicó en enero de 2018 que el poder del Consejo Directivo de la Federación Mexicana de Esgrima había mermado, porque perdió el respaldo del Comité Olímpico Mexicano (COM), cuyo titular Carlos Padilla aclaró que sí reconoce a la federación pero no a su mesa directiva (Proceso 2151). Lo anterior, para no afectar la preparación de los atletas que participan en torneos internacionales, como campeonatos mundiales, Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018 y los Juegos Olímpicos. Antes, en octubre de 2017, Proceso documentó en su edición 2136 que la CAAD calificó de ilegal el proceso en el que Jorge Castro se reeligió presidente de la FME para el periodo 2017-2021. De acuerdo con la CAAD, Castro Rea violó el estatuto y el reglamento del organismo al no presentar el plan cuatrienal de trabajo, mismo al que estaba obligado a entregar para su respectiva aprobación en una asamblea con un lapso de 90 días previos a las elecciones, que se realizaron el 18 de diciembre de 2016. Ahora al presidente de la FME sólo le resta por esperar la resolución final del juicio de amparo. Castro Rea ha presidido la FME tres lustros. Los últimos años se ha dedicado a defender su administración en los tribunales. En su primer pronunciamiento oficial sobre el caso, el titular de la Asociación Queretana de Esgrima, Eduardo Lara, celebra la resolución porque en su opinión, “la repercusión legal es todo: Jorge Castro no puede volver a realizar ninguna convocatoria ni asamblea ordinaria ni ninguna otra convocatoria, y pese a todo ha seguido convocando a competencias, congresos, campeonatos de todas las categorías, selectivos y asambleas, y está impedido. Jorge no puede volver a convocar a nada”. Lara es tío de la sablista Paola Pliego, quien tomó la decisión de renunciar a México para representar a Uzbekistán en las competencias internacionales, después de denunciar en julio de 2019 que fue víctima de la corrupción de Castro Rea. Dos años antes, el titular de la Asociación Queretana de Esgrima inició sus pleitos legales contra el presidente de la FME. El conflicto sigue sin solución. “Esa resolución la ganamos desde 2017 en la CAAD. En realidad, hemos ganado todos los recursos a Castro, quien ha estado amparándose contra las resoluciones.” –¿Para usted, qué significa la resolución del Décimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito? –se le plantea a Lara. –Es una lucha que aparentemente tiene la Asociación de Querétaro contra Jorge Castro, pero en realidad sólo queremos que no haya más corrupción y que exista la legalidad en la Federación Mexicana de Esgrima. –¿Aspira a ocupar un cargo en la federación? –Realmente lo que quiero es que se dejen de hacer trampas y malos ­manejos por debajo del agua y tantas cochinadas. (Nuestra lucha) empezó en 2017, pero se ha mantenido ahí porque Jorge Castro se ha ido de amparo tras amparo. Creo que lo ha apoyado el COM, pero todo tiene un límite. “La Federación Internacional de Esgrima reconoce al presidente de la federación nacional que reconozca el titular del COM. Ese es el problema.” Además, sostiene que toda esta lucha les ha tomado tiempo, porque los asesores del presidente de la FME “conocen todas las fallas de la ley, pero no hemos aflojado y ya se le han ido acabando los recursos”. A decir de Eduardo Lara, con una resolución como la emitida por el Décimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito, “no creo que pueda haber desacato de Jorge Castro. Si no cumple, se va de tres a nueve años de prisión”.
Reportaje publicado el 13 de septiembre en la edición 2289 de la revista Proceso.