Patina alcaldía por una pista financiada por la Conade 

sábado, 5 de septiembre de 2020 · 15:44
Las autoridades deportivas de la alcaldía Benito Juárez se mueven entre omisiones, engaños y mentiras en torno a la pista de patinaje de velocidad que hoy está en las instalaciones de la Alberca Olímpica. Un grupo de usuarios se enteró que en el espacio donde se encuentra la averiada pista se pretende construir un campo de futbol americano y cuando increparon a los funcionarios respectivos, surgieron las contradicciones. CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).– Los padres de los usuarios de la pista de patinaje de velocidad que se encuentra en las instalaciones deportivas de la Alberca Olímpica promovieron un juicio de amparo para evitar que la alcaldía Benito Juárez la demuela y construya en ese terreno un campo de futbol americano. Los inconformes temen que las autoridades no cumplan su promesa de construirles una nueva pista en el parque de Los Venados. Sin aviso de por medio, la alcaldía que encabeza el panista Santiago Taboada Cortina trató de iniciar el desmantelamiento la primera semana de julio. Un grupo de trabajadores cubrió con plástico negro las rejas de la instalación y cuando los usuarios –vecinos de la zona– se acercaron a preguntar se enteraron de la demolición. El 13 de julio un grupo de representantes vecinales organizó una sesión por medio de la plataforma Zoom con el subdirector de Desarrollo del Deporte, Ernesto Solís Rodríguez, quien les explicó que la alcaldía construirá una nueva pista de patinaje en el parque de Los Venados, muy cerca de la Alberca Olímpica. Les dijo que contarán con una mejor instalación para la práctica de ese deporte. Los afectados le preguntaron a Solís la fecha en que estaría lista la nueva pista, pero él no pudo responderles; le preguntaron por qué la alcaldía no construye la cancha de futbol americano en el parque de Los Venados y se remodela la pista de patinaje –que en 2011 fue construida junto con una cancha de voleibol de playa con 3 millones de pesos de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte–, el funcionario dijo que el objetivo es masificar el patinaje y que en el lugar donde se encuentra la pista no es posible hacerlo. En la reunión con Solís Rodríguez participaron los padres de algunos patinadores: Norma Leonce, Claudia Cristóbal Roldán, Álvaro Hernández y Álvaro Herrera; por la alcaldía, además de Solís, estuvieron el entrenador de patinaje de velocidad, Iván Zepeda Guzmán, y la metodóloga Diana Sofía Ramos, quien elaboró una minuta en la que quedó asentado que Solís gestionaría una cita con el alcalde Santiago Taboada. Según el documento, se les entregarán a los usuarios las especificaciones técnicas de la nueva pista, así como las medidas de seguridad que la alcaldía ofrecerá a los deportistas; también indica que se revisará si la pista de patinaje puede ser demolida sin la autorización de la Conade. Incrédula, Claudia Cristóbal Roldán, madre de dos patinadores y abogada, promovió un juicio de amparo y el juez Octavo de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México le otorgó la suspensión provisional de las obras el 16 de julio, “a efecto de que las autoridades responsables se abstengan de realizar cualquier acto tendiente a generar daños o destruir-demoler la pista de patinaje de velocidad ubicada en el Complejo Olímpico México 68, también conocido como Alberca Olímpica”. Como hasta ahora los inconformes no han sido informados por parte de la alcaldía, hicieron unas solicitudes de acceso a la información. Mediante la Plataforma Nacional de Transparencia pidieron copia del proyecto y del contrato, que les dijeran el costo de la obra y los nombres de los socios de la empresa Promotora Deportiva, Cultural y de Espectáculos, SA de CV, (PDL) que, según les dijo Solís a los vecinos, es la encargada de las obras.

“Son sólo proyectos”

Pese a que ya se cumplió el plazo de entrega y de que está obligada por ley, la alcaldía de Benito Juárez no ha contestado. PDL es una empresa que se dedica a la construcción, mantenimiento y administración de infraestructura deportiva, así como a la organización de actos deportivos. Desde hace varios años ha trabajado en las delegaciones –hoy alcaldías– de la Ciudad de México administrando deportivos. En noviembre de 2019 PDL firmó con la alcaldía un acuerdo para la asignación de más de 40 millones de pesos para la remodelación exterior de la Alberca Olímpica y del Gimnasio Juan de la Barrera. La indignación de los afectados también parte de que el anterior delegado en Benito Juárez, el panista Christian von Roehrich, autorizó a principios de 2018 que se montara un circo sobre el centro de la pista de patinaje. De la noche a la mañana, la instalación que utilizan unos 60 niños, entre principiantes y el equipo representativo, quedó cubierta por carpas que, para levantarlas, fue necesario hacer perforaciones en la pista donde fueron colocadas las estacas que las sostenían. Así, durante meses los patinadores perdieron su lugar de entrenamiento. Grettel Rosas, madre de uno de los usuarios, acudió a la Comisión de Apelación y Arbitraje del Deporte, instancia que le concedió una suspensión definitiva para que las autoridades de la demarcación retiraran el circo y la devolviera a los deportistas. A regañadientes, Von Roehrich aceptó reparar los daños. La pista quedó mal parchada. “El último día que los niños entrenaron fue el pasado 12 de marzo. La alcaldía Benito Juárez aprovechó la pandemia para comenzar a hacer las obras. Como somos vecinos vimos lo que estaban empezando a hacer. Como no nos dieron respuesta de inmediato, pegamos una manta, que ya mandaron quitar, y volantes avisando que querían demoler la pista y que no debemos permitirlo”, explica Norma Leonce. En entrevista, el director de deportes de Benito Juárez, Geoffrey Recoder, detalla que el proyecto de la nueva pista de patinaje incluye colocar en el centro una pista de hockey sobre ruedas que también servirá para impartir patinaje artístico. Pero el funcionario es enfático al precisar que tanto la construcción de la nueva pista de patinaje de velocidad y el campo de futbol americano –no de tochito bandera, como lo han manifestado los padres de familia– son meros proyectos que la alcaldía aún no define si se llevarán a cabo. Asegura: no existen tales proyectos ejecutivos ni algún documento donde esté asentado cuáles son las características de los mismos, cuánto costará cada uno ni tampoco qué empresas los ejecutarán. Tampoco sabe si habrá licitación o las obras serán por adjudicación directa. “Disculpe –aclara Recoder–, desconozco a esta empresa llamada PDL.” La información que sí tiene, dice, es que con la nueva ubicación de la pista de patinaje el número de usuarios pasará a unos 450 o 500 entre semana y otros 2 mil repartidos entre sábado y domingo. Con respecto al campo de futbol americano, agrega, habrá entre 150 y 200 jugadores por cada categoría. “El proyecto de la alcaldía es eficientar los espacios y aumentar nuestra capacidad máxima instalada. Creo que hay una mala información de los padres; no hay ninguna obra iniciada. Al día de hoy siguen siendo proyectos. Se les informó a los padres y al entrenador sobre las intenciones de realizar esta obra, pero es sólo un proyecto. El tiempo límite es 2021, esperemos que el covid-19 nos permita poner en marcha las posibles obras”, indica Recoder.

Graves omisiones

En respuesta al juez Octavo de Distrito, la Dirección Jurídica y de Gobierno de Benito Juárez le pidió el 21 de julio dejar sin efecto la suspensión provisional otorgada, de lo contrario sería en perjuicio del orden público y del interés social, “pues detener la construcción de la pista de patinaje y continuar con su práctica en la misma implica agravios a la práctica de dicho deporte y atenta contra el desarrollo y el mejoramiento del mismo al no tener mejores instalaciones y condiciones”. Así, mientras Recoder insiste en que son “simples proyectos”, los representantes legales de la alcaldía informaron al juez que la pista tendrá las dimensiones oficiales que marca la Federación Internacional de Patinaje Sobre Ruedas y que la propuesta ya fue revisada por la Federación Mexicana de Patines Sobre Ruedas (Femepar); que habrá baños administrados y vigilados por personal de la alcaldía, vigilancia las 24 horas y se cubrirán todos los requerimientos de los usuarios. El próximo 3 de noviembre tendrá lugar una audiencia para el desahogo de pruebas con las que el juez dictará sentencia definitiva. No obstante, los quejosos refieren que los abogados de la alcaldía mintieron, pues tampoco es verdad que el presidente de la Femepar, Nicolás Santibáñez, haya sido tomado en cuenta para valorar el proyecto. Ellos afirman que el mismo federativo se los hizo saber de viva voz. El 26 de julio, Santibáñez envió un oficio a Patricia Jardón Díaz, presidenta de la Asociación de Patines sobre Ruedas del Distrito Federal, para informarle que hasta ese momento no tenía conocimiento de que la alcaldía pretende demoler la instalación y que nadie lo había contactado para pedirle su opinión o apoyo con información para la construcción de una nueva pista. Días después Santibáñez les entregó a los padres de familia copia del oficio DGAJ/ES/026/2020 que el 28 de julio le envió el director de Asuntos Jurídicos y de Gobierno de Benito Juárez, Jaime Mata Salas, quien hasta entonces le pidió que informara si las medidas de la pista de patinaje son las oficiales y los materiales con los que está construida son los correctos y si cumple con los lineamientos para la práctica de ese deporte. “Ellos le mintieron al juez de distrito porque le dijeron que el proyecto ya está avalado por la federación y no es cierto. Ya está presentado un incidente de falsedad de declaraciones”, añade Álvaro Herrera, uno de los padres inconformes. Proceso realizó un recorrido por el parque de los Venados. La zona donde se quedaron a medias las obras de la nueva pista está acordonada con cintas amarillas que dicen alcaldía Benito Juárez. Se ve perfectamente el trazado del óvalo y la estructura metálica de la barda.

Amenaza

Iván Zepeda, quien es el entrenador responsable tanto de la escuela de iniciación como de los equipos representativos, ya fue despedido por la alcaldía. Zepeda ha sido durante 19 años entrenador de este deporte, los 13 últimos en la alcaldía Benito Juárez. Por la pandemia del covid-19 ha dado clases a distancia. Zepeda cobró hasta junio. En julio esperaba un apoyo de mil 430 pesos que la alcaldía prometió a los entrenadores. Al ver que no se lo depositaban, llamó el viernes 14. La persona que lo atendió le informó que recibió instrucciones de darlo de baja a partir del 30 de junio. Después de que Claudia Cristóbal Roldán promovió el juicio de amparo, Ernesto Solís le reclamó a Iván Zepeda por no haberlo ayudado a controlar a los padres de familia. Lo amenazó con que perdería su empleo y le dijo que el alcalde Taboada cree que él es el principal detractor para evitar la construcción de la nueva pista. “Claudia metió el amparo y ya me está involucrando como que yo doy fe de lo que se está realizando y el alcalde, al ver esto, piensa que yo estoy manipulando para que no se dé y yo quiero que se dé (…) En ti está la solución porque, si no, tanto tú como yo nos vamos a ir a la chingada”, le advirtió Solís a Zepeda, según se escucha en una grabación del pasado 20 de julio.
Reportaje publicado el 30 de agosto en la edición 2287 de la revista Proceso.