Un paquete austero para 'el peor momento” de la economía

Ante la inminente presentación del Paquete Económico 2021 por el Ejecutivo, existen opiniones encontradas: desde el optimismo de López Obrador y la cautela del secretario de Hacienda, hasta las críticas de fondo por parte de expertos, que no creen suficientes las medidas federales contra la crisis económica y el impacto de la pandemia. En el propio Congreso difieren significativamente las opiniones de los líderes de las bancadas mayoritarias, el senador Ricardo Monreal y el diputado Mario Delgado. CIUDAD DE MÉXICO (proceso).- Los lineamientos del Paquete Económico 2021, que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador presentará el martes 8 a la Cámara de Diputados, encaminan a su administración a operar con nulo margen de maniobra y con los mínimos recursos para enfrentar la mayor crisis económica de la historia moderna. El paquete no considera una reforma fiscal que le permita al gobierno hacerse de más recursos; tampoco privilegiará darle “un empujón” a la economía, que según los expertos caerá más de 10%; no ampliará la deuda y, por si fuera poco, agotará los ahorros.
Te recomendamos: Paquete Económico 2021: qué plantea y qué proyectos y programas privilegia
Contrario al discurso optimista del presidente, el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, advirtió sobre la situación que enfrentarán las finanzas públicas el próximo año, en el que habrá elecciones federales: “Van a enviar un presupuesto que sea muy cuidadoso, prudente y muy responsable, y que va a requerir la comprensión y solidaridad de muchos, porque recursos en el presupuesto va a haber menos que los que mandamos este año y en lo que había cuando menos en dos años fiscales anteriores.” En el contexto de la reunión plenaria con los legisladores de Morena, el encargado de la política fiscal del país se refirió a los “guardaditos”, como el Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios (FEIP), el de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF), así como los fideicomisos: “La mayor parte van a ser utilizados este año y no nos dará espacio, no vamos a tener el año que entra ese colchón ni un conjunto de guardaditos que había por todos lados, fundamentalmente en fideicomisos y, ante esta experiencia traumática (de la pandemia), había que utilizarlos.”
También puedes leer: Arturo Herrera explica el no endeudamiento ni cambio en impuestos en Paquete Económico 2021
No es cosa menor. Al cierre del segundo trimestre el FEIP tenía un saldo de 176 mil 964 millones de pesos, lo que equivale a 0.9% del PIB, mientras que el FEIEF contaba con recursos del orden de los 63 mil 633 millones de pesos, 0.3% del PIB. La función del FEIP es aminorar el efecto sobre las finanzas públicas y la economía nacional cuando ocurran disminuciones de los ingresos del gobierno federal respecto a lo aprobado en la Ley de Ingresos, y que permitan cubrir el gasto programado. Aunque el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, anticipó que la “mordida” del gobierno de la 4T será del orden de los 88 mil millones de pesos, el BBVA Research previó que se dispondrá este año de 100 mil millones de pesos para compensar la caída de los ingresos presupuestarios, que se han visto mermados por la crisis económica y en los primeros siete meses de 2020 se desplomaron 4.7% anual, al sumar 2.99 billones de pesos.
Te sugerimos: Coparmex pide a AMLO incluir una política anticíclica en el paquete económico de 2021
En el caso del FEIEF se tenía un saldo de 63 mil 633 millones de pesos a junio pasado. Sin embargo, en los primeros días de agosto las entidades federativas recibieron, en conjunto, alrededor de 13 mil millones de pesos de dicho fondo, que se suman a los 20 mil millones entregados en julio. Es decir, ya se “quemaron” 33 mil millones de pesos y aún falta. El FEIEF es el mecanismo que permite al gobierno cubrir las diferencias entre las participaciones en ingresos federales observadas, que derivan del comportamiento de la actividad económica, y lo programado al inicio del año, con lo que se garantiza que dichos ingresos de las entidades federativas no tengan ninguna afectación a pesar de que disminuya la recaudación federal participable, según la SHCP. Sin embargo, la dependencia se comprometió a entregar mensualmente estos recursos a los estados, comprometiendo los ahorros para 2021. Fragmento del reportaje publicado en la edición 2288 del semanario Proceso, cuya versión digital puedes adquirir aquí.