Coronavirus

Personal de enfermería: del enojo a la disidencia

La crisis sanitaria ha desnudado las condiciones en las que labora el personal de enfermería. Por ello, enfermeros y enfermeras del país se unen para formar dos organizaciones que velen por sus derechos porque, aseguran, los sindicatos existentes los han abandonado.
domingo, 10 de enero de 2021

La crisis sanitaria ha desnudado las condiciones en las que labora el personal de enfermería, el más golpeado debido a que es el que acompaña a los pacientes durante su tratamiento. Sin embargo, pese al reconocimiento público sobre su labor en la lucha contra la pandemia, enfermeros y enfermeras del país se unen para formar dos organizaciones que velen por sus derechos y mejores espacios de trabajo porque, aseguran, los sindicatos existentes los han abandonado y a sus familias, cuando se contagian, dejan de trabajar y fallecen.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- A fin de eliminar las pésimas condiciones en las que labora el personal de enfermería del país, el más afectado por la pandemia del covid-19, el gremio pretende formar el Consejo Mexicano Único de Enfermería (CMUE) y el Sindicato Nacional Independiente de Enfermería (SNIE), ya que las actuales organizaciones sindicales –denuncian– no defienden sus demandas.

La OMS consideró al 2020 como el año del personal de enfermería y partería; el 17 de abril último publicó su primer informe global sobre estos trabajadores de la salud en el contexto de la crisis sanitaria global.

En dicho informe México aparece con un dato de 2018: una densidad de 20 a 29 trabajadores de enfermería por cada 10 mil habitantes. Muy por debajo de países como Brasil y Chile, que tienen más de 100 en la misma densidad poblacional.

Pero, según datos del Sistema de Información Administrativa de Recursos Humanos en Enfermería (SIARHE), adscrito a la Secretaría de Salud, un organismo que incluye información de 13 sistemas de salud públicos, educativos y privados en el país, en 2018 hubo un registro de 282 mil 365 enfermeras en México, mientras que en 2019 esa cifra cayó a 281 mil 501.

En un análisis enfocado a escala de las dependencias, el SIARHE muestra información preocupante relacionada con la plantilla activa de enfermería en el país dentro del gobierno en 2018. La Secretaría de Salud perdió a cuatro mil 138 integrantes del sector, 11.3 cada día. De esa cifra, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador únicamente logró recuperar en 2019 dos mil 923.

Para 2020, en plena pandemia, la administración lopezobradorista apenas registró a 4 mil 869 profesionales de enfermería y tuvo que contratar a 500 más para tratar de mitigar la demanda creciente de pacientes por covid-19.

El gobierno de la 4T ha mostrado poco interés en mejorar las condiciones de trabajo del plantel de enfermería y en atender la escasez histórica del personal en México, salvo las medidas obligadas por la actual crisis sanitaria.

En julio último, el presidente López Obrador refirió que el país necesitaba 123 mil médicos generales para cumplir con la norma internacional. Pero no habló del número de enfermeros que requiere. Tampoco lo hizo cuando convocó, un mes después, a que médicos jubilados y desempleados se incorporaran al sistema de salud para cubrir la deficiencia.

Este es un adelanto de un reportaje del número 2306 de la edición impresa publicado el 10 de enero de 2021 y cuya versión digitalizada puedes adquirir aquí

Comentarios