Economía

La pandemia profundiza la pobreza y AMLO no puede revertirla

"El 2021 va ser el comienzo de un desgaste muy fuerte para el gobierno, al ver que esta administración no está dando los resultados que se planteó", y llegará un momento en que la pandemia no justificará las cifras actuales de pobreza, dice el experto economista Rodolfo de la Torre.
viernes, 15 de enero de 2021

En vista del desempeño económico y social del actual gobierno en el contexto de la pandemia de covid-19, el experto economista Rodolfo de la Torre García, del Centro de Estudios Espinosa Yglesias, prevé que este año electoral los crecientes índices de pobreza empiecen a impactar en la popularidad del presidente Andrés Manuel López Obrador. No se trata de una visión aislada: coincide con proyecciones de estudios de instituciones como el Coneval, la Universidad Iberoamericana e incluso con la calificadora Moody’s Investors.

CIUDAD DE MÉXICO (proceso).- El saldo de mexicanos en situación de pobreza que dejará la pandemia en el país mermará el discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador y su credibilidad quedará en entredicho a partir de 2021, pues la fábrica de pobres que representó el año pasado no se cerrará con los programas de transferencias monetarias con los que cuenta el actual gobierno.

“El 2021 va ser el comienzo de un desgaste muy fuerte para el gobierno, al ver que esta administración no está dando los resultados que se planteó. Llegará un momento en que ya cuestiones como la pandemia no tengan el peso para justificar las cifras de pobreza que actualmente se tienen”, dice en entrevista Rodolfo de la Torre García, director especialista en desarrollo social con equidad del Centro de Estudios Espinosa Yglesias.

El pasado jueves 7 la agencia calificadora Moody’s Investors Service puso el dedo en el renglón, al presentar el reporte Perspectiva negativa para América Latina y el Caribe en 2021 ante la débil recuperación de la pandemia y presiones sociales:

“El choque macroeconómico provocado por la pandemia aumentó el índice de pobreza y la desigualdad de los ingresos, lo que invirtió el progreso social alcanzado en años anteriores. Es probable que esto lleve a la necesidad de ampliar las redes de protección social y aumentar el gasto público en toda la región”, previó.

La firma, con sede central en Nueva York, advirtió que “las demandas sociales tendrán un impacto en los balances fiscales y aumentarán la probabilidad de que los políticos se sientan tentados a favorecer las políticas populistas, lo cual comprometería la prudencia fiscal”.

Para De la Torre García, la llamada Cuarta Transformación aún tiene dos bocanadas de oxígeno que le permitirán tomar un respiro político: la campaña de vacunación del covid-19, la cual ha tenido gran impacto mediático, y el aumento de transferencias monetarias.

El experto, quien fue parte del Comité Técnico de Medición de la Pobreza que propuso y calculó la primera medición oficial de pobreza en México, reflexiona:

“No estoy diciendo en absoluto que es un gasto ilegal, lo que es compra de votos. No. Simplemente va a aumentar de los programas sociales el dinero en efectivo que va a circular con la esperanza de que esto tenga un efecto en el resultado de las elecciones. Y esto ha ocurrido en el país, en todos los gobiernos. En años anteriores también se dispara el gasto social justo en periodo electoral.”

De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad, para 2021 se incrementa el presupuesto de aquellos programas que realizan transferencias directas a la población, como Jóvenes Escribiendo el Futuro (25.5%), Becas para el Bienestar (5.8%) y el Programa de Bienestar para Personas con Discapacidad (5.3%). Sin embargo, no será suficiente.

Fragmento del reportaje publicado en la edición 2306 del semanario Proceso, cuya versión digital puedes adquirir aquí.

Comentarios