Infraestructura

Proyectos de infraestructura: Un plan cumplido a medias

El 5 de octubre último el gobierno federal anunció que invertiría con el sector privado más de 297 mil millones de pesos en 39 obras del sector de comunicaciones, transporte, energía, agua y medio ambiente.
sábado, 2 de enero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Para cumplir la promesa de invertir en proyectos de infraestructura hasta 4% del PIB y generar al menos 400 mil empleos durante el primer semestre de 2021, el gobierno federal prometió que participará con el sector privado en esquemas de asociación, que acelerará la entrega de concesiones y hasta autorizará el “desdoblamiento” de proyectos para incrementar las asignaciones de obras y, con ello, los ingresos para los empresarios. 

Sin embargo las cifras son confusas y revelan que en 2020 sí se privilegió la inversión en infraestructura relacionada con obras del nuevo aeropuerto, pero no se logró avanzar en el plan anunciado a finales de 2019.

Al ampliar las opciones para que el sector privado participe en contratos de obra pública se buscará evitar a toda costa el incremento de la deuda interna, explica en entrevista el titular de la Unidad de Inversiones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Jorge Nuño.

El funcionario aceptó que también se impulsarán las Asociaciones Público Privadas (APP) en las cuales el gobierno federal firma acuerdos para asignar contratos dirigidos al desarrollo de servicios –previa inversión en infraestructura– y que originalmente corresponden a responsabilidades del sector público.

“Sí habrá (APP) porque esos esquemas se están utilizando, pero hay diferentes alternativas: algunas son concesiones porque estamos concursando nuevas concesiones y se le asigna a quien también aporta más dinero”, dijo.

Respecto de las concesiones vigentes decidimos aplicar “el desdoblamiento” para poder asignar más obra y que el proyecto cuente con más ingresos que permitirán financiar más proyectos coordinados entre la SHCP, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), la de Energía, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y la Secretaría del Medio Ambiente.

En la SHCP las APP se autorizarán porque son proyectos con autofinanciamiento. En este gobierno –agrega Nuño– no se realizarán las llamadas APP puras, porque ese tipo de modelos sí generan presión sobre el Presupuesto de Egresos, porque el gobierno paga a privados por otorgar servicios públicos, como fue el caso de la operación de cárceles y hospitales.

El titular de la Unidad de Inversiones de la SHCP explica que, en el caso de las APP que sí necesitan recursos del presupuesto, la dependencia buscará mantenerlas sin cambio para que no sigan presionando el presupuesto y darle espacio a las obras que sí son proyectos con inversión totalmente privada, sin impacto en los recursos del Estado o que impliquen una deuda para el gobierno federal.

El 5 de octubre último el gobierno federal anunció que invertiría con el sector privado más de 297 mil millones de pesos en 39 obras del sector de comunicaciones, transporte, energía, agua y medio ambiente.

Este paquete de proyectos representaría una derrama equivalente a 1% del PIB, insuficiente para hacer frente al estancamiento que mostraba ya este sector en el primer año del gobierno de la 4T.

No obstante, en noviembre de 2019 se había informado que el programa de infraestructura del gobierno de López Obrador estaría integrado por 147 proyectos, con una inversión total de 859 mil millones de pesos.

En 2020, según información de la SHCP, se ejecutarían 72 de esas obras con un presupuesto de 431 mil 318 millones de pesos. La dependencia también dio a conocer que sólo se habían ejercido 38 mil 149 millones de pesos hasta los primeros días de octubre.

Obras en operación

Pese a que no se tiene claridad en las cifras, el 30 de noviembre pasado la SHCP anunció un segundo paquete por 228 mil 632 millones de pesos, con lo cual se ejecutarían 29 nuevos proyectos.

Hacienda aseguró que se acumularían 68 proyectos que representarían una inversión por 525 mil millones de pesos (equivalente a 2.3% del PIB), que podrían generar entre 370 y 400 mil empleos directos e indirectos.

La SHCP dijo que, al menos, 18 proyectos ya se encuentran en ejecución, con una inversión de 122 mil 78 millones de pesos, lo que representaría sólo 28% de la inversión anunciada para 2020, para realizar 72 obras. De este monto, la mayor parte, más de 78 mil millones de pesos, corresponde a las obras que darán conectividad al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles.

En las cifras del titular de la Unidad de Inversiones de la SHCP destaca el monto de 50 mil millones de pesos al cierre de enero de 2021 –como avance de los proyectos anunciados en el segundo paquete–, pero toma en cuenta la inversión por más de 47 mil millones de pesos de la terminal de gas licuado en Ensenada, de la empresa Sempra Energy. Las cifras no son claras.

Nuño asegura que el subejercicio en obra pública al cierre de 2020 podría explicarse ante la difícil situación que se enfrenta a raíz de la pandemia. La participación del gobierno en estos proyectos, además, es menor a 30% pese a que se ha informado que los esquemas de coinversión con el sector privado podrían ser hasta de 50%.

“El ejercicio de inversión vía presupuesto, que conocemos como obra pública tradicional, está más o menos bien; y si bien hay algunos subejercicios que se han explicado ante la desaceleración por más temas del covid, en general se está cerrando más o menos en los términos esperados, el indicador de SCT sí se está cumpliendo en el gasto”, aseguró el titular de la Unidad de Inversiones de la SHCP.

Nuño reconoció que para llegar al nivel de 4% del PIB que ha prometido la SHCP, aún necesitaría inversiones por más de 550 mil millones de pesos, pues hasta ahora, con las promesas anunciadas, sólo se contabilizaría un monto equivalente a 2.3% del PIB.

“Necesitamos otros 500 mil millones más para completar 4%; ahora tenemos algunos proyectos en lo que nosotros llamamos potenciales, que son oportunidades visualizadas en las que estamos viendo cuáles son sus costos, sus alcances y las evaluaciones previas que hay que realizar para determinar si el proyecto es viable o no, y en qué tiempo lo podemos hacer”, explica el funcionario.

Para evitar salidas en falso, el funcionario dice que están revisando los procesos de maduración de cada proyecto, con lo que, en breve, podrían sumarse a la lista entre cinco y siete proyectos.

“Es un proceso que hacemos junto con la iniciativa privada, vamos identificando los proyectos que sí cumplen con las expectativas que tenemos, pues vamos avanzando en las siguientes etapas.”

El funcionario destacó la vocación social de estas inversiones y que con este paquete de 68 proyectos sí se generarán 400 mil empleos, además de proporcionar servicios básicos para la población.

Hasta ahora los proyectos que se encuentran en ejecución son la autopista Tepic-Villa Unión, el libramiento Oriente de San Luis Potosí, la carretera de Ventura-El Peyote, con una extensión de 37.6 kilómetros para conectar los corredores de Manzanillo-Tampico y México-Nuevo Laredo, así como la carretera entre Tuxtla Gutiérrez y San Cristóbal.

También destaca el entronque en el Circuito Exterior Mexiquense y la carretera México-Pachuca, que son obras que servirán para dar conectividad al nuevo aeropuerto Felipe Ángeles.

También se avanza, según Nuño, en el Parque Logístico en el que se desarrollará un área de carga, también para la nueva terminal aérea.

De igual manera entró en ejecución la autopista Naucalpan-Ecatepec, por 20 mil millones de pesos, que es la continuación del Periférico Norte, así como un proyecto de caminos en el Estado de México mediante un contrato de participación mixta, que beneficiará a zonas marginadas del territorio mexiquense. 

Más de

Comentarios