CDMX

Acusaciones contra feministas: un caso sustentado... en Facebook

La Fiscalía de la CDMX abrió carpetas de investigación contra 13 activistas por diversos delitos presuntamente cometidos durante las manifestaciones realizadas en 2020. Abogadas de las denunciadas afirman que la investigación se construyó con información publicada en un perfil falso de la red social
viernes, 22 de enero de 2021

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México abrió carpetas de investigación contra 13 activistas feministas por lesiones, daños a propiedad, robo calificado con violencia y robo a negocio con violencia, presuntamente cometidos durante las manifestaciones realizadas en 2020, especialmente el 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres. La defensa legal de las denunciadas habla con Proceso sobre las irregularidades cometidas por las autoridades en los casos. Este semanario buscó la versión de la fiscalía, pero ésta declinó la entrevista.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- “Esta semana fui invitada a la marcha del 25 de noviembre, me dijeron que se iba a poner bueno, que ya tienen preparadas bombas molotov, petardos, martillos, barras, tubos; todas son muy violentas; me dijeron que quieren que pertenezca al Grupo Negro porque están formando varios grupos y necesitan que alguien las apoye”, decía una de las publicaciones a nombre de “Ana Pérez” en la red social Facebook.

El presunto perfil sirvió para que, días antes del 25 de noviembre último –el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer–, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) abriera la carpeta de investigación contra 13 activistas feministas e integrantes de la comunidad LGBTTTIQA+, por lesiones dolosas por golpes, daño a la propiedad, daño doloso a la propiedad, robo calificado con violencia y robo a negocio con violencia.

Una de las señaladas por esos delitos es Paulina, estudiante que el 8 de junio pasado fue a su primera manifestación feminista para exigir justicia para Melanie, una menor que fue golpeada por policías durante la protesta contra la muerte de Giovanni López, en Jalisco, a manos de policías. 

Otra señalada es Linda, activista que acompaña a las mamás de las víctimas y a quien es común ver con pancartas en las protestas para exigir el fin de los 11 feminicidios diarios que, en promedio, ocurren en México.

La fiscalía capitalina también investiga a las señaladas de participar en el llamado Bloque Negro y a quienes frecuentan a las mujeres que tienen tomada la sede de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Naomí, activista feminista, y Luna, activista trans, quienes ofrecen sus testimonios a reserva de guardar su identidad, también fueron llamadas por la autoridad en calidad de imputadas, como parte de una investigación que fue anunciada por la FGJCDMX y que es realizada por la Policía de Investigación. 

Sin embargo, pese a que el gobierno capitalino dijo que se trataba de un caso basado en el trabajo de campo y de inteligencia, dos de las abogadas de las feministas denunciadas aseguran que la investigación se construyó con información publicada en un perfil falso de la red social.

La fiscalía a cargo de Ernestina Godoy explicó en una tarjeta informativa que las investigaciones se iniciaron después que se presentaron daños a diferentes instalaciones del Centro Histórico, saqueos en tiendas departamentales y diversos comercios durante las manifestaciones recientes.

La funcionaria aseguró que se estaba privilegiando, “en todo momento, el derecho a la libre manifestación”. Esta reportera buscó a la FGJCDMX para hablar de los casos, pero la dependencia negó la entrevista.

Al respecto la jefa de Gobierno, Claudia Shein­baum, negó que las investigaciones pudieran representar una “cacería de brujas” y aseveró que las indagatorias se deben a denuncias que presentaron “terceras personas”.

La defensa de las jóvenes investigadas explica que en la primera carpeta de investigación (CI-FICUH/CUH-2/UI-3 S/D/03022/11-2020), abierta en noviembre último, no existe ni una víctima que denuncie robos o lesiones, y que la única denunciante es una presunta policía que se encontraba “investigando” en Facebook y halló una publicación en la red social que “anticipa” los hechos del “25 N” pues la carpeta fue abierta 24 días antes. 

Este texto es un adelanto del reportaje publicado en el número 2307 de la edición impresa de Proceso, en circulación desde el 17 de enero de 2021.

Más de

Comentarios