Coronavirus

Un tratamiento esperanzador

Un estudio en el que participaron médicos del ISSSTE en la Ciudad de México busca evaluar el resultado de la terapia de combinación de ivermectina-azitromicina-colecalciferol en las primeras etapas de los pacientes con el nuevo coronavirus.
viernes, 29 de enero de 2021

GINEBRA (Proceso).– El 15 de agosto último la revista Biomedical Research publicó el estudio “Efectos de la terapia combinada de ivermectina, azitromicina y colecalciferol (vitamina D3) en pacientes infectados por covid-19”, liderado por la doctora mexicana Guadalupe Espitia Hernández y en el que participaron Levy Munguía, Dylan Díaz Chiguer, Ramiro López Elizalde, Fiacro Jiménez Ponce, todos médicos del ISSSTE en la Ciudad de México.

El objetivo del estudio fue evaluar el resultado de la terapia de combinación de ivermectina-azitromicina-colecalciferol en las primeras etapas de los pacientes con el nuevo coronavirus, como parte de la búsqueda de fármacos que se utilizan clásicamente en otras enfermedades infecciosas. 

Este estudio se realizó en pacientes confirmados con covid-19 en la Ciudad de México, del 1 al 20 de abril de 2020. 

Los pacientes que cumplieron con los criterios de inclusión fueron invitados a tomar ivermectina (seis miligramos una vez al día durante ocho días), azitromicina (500 miligramos una vez al día durante cuatro días), colecalciferol –vitamina D3– (4000 UI dos veces al día durante 30 días).

La tasa de recuperación de los 28 pacientes que recibieron la terapia combinada fue del ciento por ciento, la duración media de la recuperación sintomática fue de 3.6 días y la PCR negativa se confirmó el día 10.

Según el estudio, los hallazgos de imagen de los pacientes con neumonía mejoraron al décimo día. Este estudio encontró que el tratamiento combinado podría mitigar la progresión de la enfermedad sin efectos adversos significativos. 

“Se necesitan más estudios para extrapolar estos hallazgos a covid-19 moderado y grave”, observa el ensayo.

El espectro de síntomas incluye fiebre, tos, dolor de cabeza, diarrea, disnea, anosmia y disgeusia. Los estudios de imagen revelan hallazgos de neumonía con opacidades en gran cristal, síndrome de dificultad respiratoria aguda y lesión cardiaca aguda.

En el estudio se indica que estos fármacos se han usado para el tratamiento de enfermedades infecciosas, ya que tienen propiedades antiinflamatorias y antivirales. 

En esta ocasión se quiso evaluar la eficacia de su combinación y compararla con la terapia estándar proporcionada a los pacientes en las primeras etapas del covid-19.

Los pacientes seleccionados para el estudio fueron de 18 años o más, con un diagnóstico confirmado por laboratorio de SARS-CoV-2, con síntomas leves como tos, fiebre, malestar general, mialgias, síntomas gastrointestinales, ageusia y anosmia, o moderados (disnea, taquipnea, hipoxemia y hallazgos pulmonares anormales). 

Quedaron excluidos del ensayo los pacientes con enfermedades comórbidas graves, como asma bronquial grave, EPOC, cardiopatía isquémica grave, diabetes mellitus no controlada, enfermedad renal y hepática avanzada, carcinoma, inmunodeprimidos o alérgicos a alguno de los fármacos tratados. 

 

Tratamiento en casa

 

En total, 35 pacientes adultos dieron positivo en la prueba de infección por SARS-CoV-2. 

Los enfermos fueron tratados como pacientes ambulatorios y recibieron información sobre el uso correcto de la medicación y se les mantuvo informados sobre el curso de su enfermedad. 

Se les indicó cuándo buscar ayuda en caso de empeoramiento de los síntomas o deterioro pulmonar, según lo registrado por las mediciones diarias de saturación de oxígeno. Todos los pacientes procuraron su consentimiento escrito. 

El documento detalla que el principal criterio de valoración fue la eficacia de la terapia combinada. Una PCR negativa se contó como éxito del tratamiento. 

Los puntos finales secundarios incluyeron desde la ingesta del fármaco el primer día hasta el alivio de los síntomas clínicamente significativos, como temperatura y la respuesta ventilatoria. 

Entre los resultados notificaron reacciones adversas transitorias y leves, como diarrea y náuseas en tres pacientes del grupo de combinación, indica el estudio.

“En esta prueba de concepto mostramos que la combinación de ivermectina, azitromicina y colecalciferol en un régimen ambulatorio es eficaz para eliminar el transporte nasofaríngeo viral del SARS-CoV-2 en pacientes con covid-19. 

“Se observó una diferencia significativa en el grupo de combinación en la duración de los síntomas y la respuesta ventilatoria frente a la terapia estándar. Estos resultados son de gran importancia, ya que el tratamiento ambulatorio reduce la carga sobre el sistema de salud y el riesgo de contagio para otros.”

Aunque es preliminar, y probablemente no tenga el poder suficiente para ser concluyente, los resultados de esta prueba de concepto respaldaron un esfuerzo por evaluar con mayor alcance el efecto de la combinación propuesta en la evolución. “Estos hallazgos deben explorarse más a fondo para saber si la combinación es eficaz en casos graves”, recomienda la investigación liderada por Espitia.

“Este estudio tiene limitaciones, incluido su pequeño tamaño de muestra. Debido a su diseño ambulatorio, los laboratorios y las tomografías computarizadas, para limitar el contacto con los hospitales de referencia covid-19, no se obtuvieron de todos los pacientes. 

“Los datos radiológicos y de eficacia completos se presentarán más adelante. En conclusión, en este estudio una terapia combinada con ivermectina-azitromicina-colecalciferol administrada durante siete días fue eficaz para reducir la duración de la sintomatología y la progresión clínica del covid-19”, concluye.  

Reportaje publicado en el número 2308 de la edición impresa de Proceso, en circulación desde el 24 de enero de 2021.

Comentarios