Desaparecidos

Llamado a romper un silencio de décadas

En vísperas de que se cumplan 43 años de la detención de su madre, Alicia de los Ríos Merino habla de su lucha para conocer el paradero de los capturados durante la Guerra Sucia y reflexiona sobre el papel que ahora tiene la 4T en esta herida que aún no cierra.
martes, 5 de enero de 2021

En vísperas de que se cumplan 43 años de la detención de su madre, a la que nunca conoció, Alicia de los Ríos Merino habla de su lucha en el Comité de Madres de Desaparecidos Políticos de Chihuahua y Ciudad Juárez, para conocer el paradero de su madre y de otros capturados durante la Guerra Sucia. En entrevista, reflexiona sobre el papel que ahora tiene la 4T en esta herida que aún no cierra. “Andrés Manuel López Obrador no debe dejar pasar la oportunidad de saldar la deuda histórica de la izquierda, la presentación de los desaparecidos políticos”.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Con apenas 16 años, Alicia de los Ríos Merino, hija de una integrante de la Liga Comunista 23 de Septiembre (LC23S), con quien comparte nombre y apellidos, formó parte del Comité de Madres de Desaparecidos Políticos de Chihuahua y Ciudad Juárez, que se trasladó a la Ciudad de México en 1993 para reunirse con el entonces secretario de la Defensa Nacional, Antonio Riviello Bazán. 

Era el penúltimo año de gobierno de Carlos Salinas de Gortari, y las integrantes del comité, al que pertenecía Alicia Merino, abuela de De los Ríos, se entrevistaron con Riviello Bazán en algún salón del Campo Marte para preguntar por sus hijos detenidos durante la Guerra Sucia, de los años setenta y ochenta.

Había evidencia de que el Campo Militar Número Uno y otras instalaciones, como la Base Aérea de Pie de la Cuesta, en Guerrero, fueron utilizados como centros de detención y tortura en la guerra contrainsurgente, de acuerdo con testimonios de sobrevivientes liberados por la Ley de Amnistía de 1978. 

“Yo acompañaba a mi abuela y a mi tía en una reunión con Fernando Baeza Meléndez, que había sido gobernador por el PRI, y el comandante de la V Zona Militar, el general Luis Montiel López. Las mujeres querían que se les permitiera entrar al Campo Militar Número 1 para buscar a sus hijos; la respuesta de Riviello Bazán fue que en las instalaciones militares sólo había militares, sin más”, recuerda De los Ríos Merino en entrevista.

Alicia de los Ríos, dirigente de la LC23S, fue detenida el 5 de enero de 1978 en la Ciudad de México, por policías al mando del coronel Francisco Sahagún Baca, tras un enfrentamiento entre guerrilleros y una veintena de agentes de la Dirección General de Policía y Tránsito (DGPT) y de la División de Investigación para la Prevención de la Delincuencia (DIPD).

De acuerdo con reportes de la oscura Dirección Federal de Seguridad (DFS), en el enfrentamiento participaron miembros de la Brigada Especial, y De los Ríos fue interrogada por la dependencia entonces encabezada por Javier García Paniagua.

Por testimonios de Álvaro Cartagena López y Alfredo Medina Vizcaíno, exintegrantes de la LC23S también detenidos y liberados, Alicia fue vista en el Campo Militar Número Uno y en la Base Área Militar Número Cinco de Pie de la Cuesta, en el mismo año 1978. 

Lo anterior se ha logrado establecer en las investigaciones que realizó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, vía el Programa de Presuntos Desaparecidos, en 1992, y en su recomendación 26/2001, así como en la indagatoria abierta en 2002 por la extinta Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (Femospp), instancia cerrada en 2006, aunque alrededor de mil expedientes que se abrieron por privación ilegal de la libertad, y no por desaparición forzada, se mantienen en la Fiscalía General de la República (FGR).

En vísperas de que se cumplan 43 años de la detención de su madre, a la que nunca conoció, Alicia de los Ríos retoma la experiencia que vivió de adolescente con su abuela y las mujeres del Comité de Madres, para hacer un llamado a los perpetradores a que colaboren para esclarecer la pregunta que la carcome desde que tiene memoria: ¿dónde está Alicia, su madre? ¿Dónde están los desaparecidos? 

Este texto es un adelanto del reportaje publicado en el número 2305 de la edición impresa de Proceso, en circulación desde el 3 de enero de 2021.

Comentarios