Pandora Papers

Mutismo en las élites e indefinición gubernamental

Tras la publicación de los Pandora Papers, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y la clase política nacional de todos los partidos sólo se refirieron a la investigación periodística de manera elusiva y breve.
sábado, 16 de octubre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).– Tras la publicación de los Pandora Papers, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y la clase política nacional de todos los partidos sólo se refirieron a la investigación periodística de manera elusiva y breve.

El domingo 3, una hora y 24 minutos después de la publicación de los primeros reportajes, Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), indicó que ya se habían iniciado las investigaciones.

Sin embargo, dos días después planteó, en una columna publicada en el diario La Jornada, que la UIF no podría investigar a las más de 3 mil personas involucradas en esquemas offshore de Pandora Papers y que la dependencia “se enfocará en las personas políticamente expuestas a partir de los resultados que arroje el modelo de riesgo”.

Enfatizó: “Cabe aclarar que no todo el modelo de transferencias internacionales es ilegal per se, pero sí el objetivo de evadir impuestos y lavar dinero”.

Más extraño resultó el silencio del Servicio de Administración Tributaria (SAT), que debiera recaudar los 9 mil millones de dólares de impuestos que se esfuman cada año de México hacia los paraísos fiscales, según la Red por la Justicia Fiscal.

La dependencia, a cargo de Raquel Buenrostro Sánchez, ni siquiera emitió un boletín respecto a los Pandora Papers. También calló, en febrero pasado, cuando los medios participantes en la investigación internacional empezaron a buscar un acercamiento con el SAT y su titular a fin de tener un panorama más completo sobre la evasión fiscal mediante esquemas offshore.

Decenas de mensajes, llamadas y solicitudes de entrevista enviadas en los últimos ocho meses fueron en vano: la institución no contestó ni un cuestionario.

En entrevista con el periódico Milenio el pasado martes 5, en respuesta a una pregunta sobre los Pandora Papers, Buenrostro indicó que “no podemos auditar a los 3 mil (…) pero sí podemos decir que de la gente que se menciona ahí, hay algunas de las cuales ya hemos cobrado impuestos”.

Añadió: “Hay varios más que ya los estamos programando, contribuyentes, incluyendo personas físicas y empresas. Necesitamos hacer un trabajo de evaluación. Vamos por la eficiencia, el que nos deba más, sobre ese vamos primero; entonces, primero tenemos que analizar la lista”.

Texto publicado el 10 de octubre en la edición 2345 de la revista Proceso, cuya edición digital puede adquirir en este enlace.

Comentarios