Tribunal Superior de Justicia

Tribunal Superior de Justicia: Pese a acusaciones y rezagos, Guerra opera su reelección

El magistrado Rafael Guerra Álvarez aspira a un segundo periodo consecutivo; es probable que lo logre, pese las acusaciones en su contra y el nepotismo de algunos de sus colaboradores, pues cuenta con el apoyo de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y con un grupo de magistrados incondicionales.
martes, 26 de octubre de 2021

Considerado uno de los más grandes del mundo en su género –con sus 10 mil 489 operadores de justicia y trabajadores administrativos–, el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México elegirá su presidente el miércoles 27. El magistrado Rafael Guerra Álvarez aspira a un segundo periodo consecutivo; es probable que lo logre, pese las acusaciones en su contra y el nepotismo de algunos de sus colaboradores, pues cuenta con el apoyo de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y con un grupo de magistrados incondicionales.

CIUDAD DE MÉXICO (proceso).- Con un rezago creciente en la resolución de juicios, apelaciones y otras controversias legales, denuncias por corrupción y nepotismo sin investigar, escándalos por fuga de información en causas penales –que deberían ser secretas– y un proceso electivo que fue impugnado mediante un juicio de amparo, el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJCDMX) se encamina hacia la reelección de su magistrado presidente, Rafael Guerra Álvarez.

Las interminables filas que sufren cientos de personas para avanzar en juicios de divorcio, demandas de pensión y litigios penales y civiles por violencia de género, no representan un obstáculo para la reelección de Guerra Álvarez, quien cuenta con el respaldo de la jefa de Gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum Pardo, quien el jueves 14 elogió “el gran trabajo que ha desarrollado” el magistrado al frente del tribunal.

Sheinbaum también agradeció al magistrado presidente la coordinación que ha tenido el tribunal local con la Fiscalía de justicia capitalina para el seguimiento y la resolución de casos relevantes.

El apoyo al magistrado Guerra Álvarez también viene desde el ámbito federal: su esposa Eva Verónica de Gyves Zárate es considerada afín al gobierno de López Obrador y actualmente se desempeña como Consejera de la Judicatura Federal, cargo al que llegó en noviembre de 2019 gracias a su cercanía con el mandatario.

El ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación Juan Luis González Alcántara Carrancá es otro de sus apoyos decisivos. Presidente del Tribunal de Justicia capitalino cuando López Obrador fue jefe de Gobierno, Alcántara Carrancá sigue teniendo un peso decisivo en ese órgano jurisdiccional.

Guerra llegará al día de la elección con una opositora única: la magistrada Celia Marín Sasaki, titular de la Ponencia Tres de la Quinta Sala Penal del Tribunal y presidenta de la Comisión de Género de ese órgano jurisdiccional.

Pero el riesgo que corre Guerra no son los votos que vaya a obtener la impartidora de justicia con una trayectoria de casi 30 años dentro del propio tribunal, sino el juicio de amparo que la jurista interpuso ante un juez federal en materia administrativa.

La demanda de amparo radicada en el Juzgado Décimo Séptimo en Materia Administrativa de la Ciudad de México argumenta la inconstitucionalidad del artículo vigésimo tercero transitorio de la Constitución Política de la Ciudad de México y del párrafo segundo del artículo tercero transitorio de la Ley Orgánica del Poder Judicial local.

El juicio de amparo resalta que conforme al artículo 35 de la Constitución Política de la Ciudad de México y el artículo 38 de la Ley Orgánica del Poder Judicial capitalino, el presidente del TSJCDMX sólo podrá ocupar el cargo por cuatro años, sin posibilidad alguna de volver a ocupar dicha responsabilidad “ni sucesiva, ni alternadamente”.

Fragmento del reportaje publicado en la edición 2347 del semanario Proceso, cuya versión digital puedes adquirir aquí.

Comentarios