Fuerza por México

Fuerza Por México, una operación de resurrección

En el Poder Judicial toman fuerza los señalamientos de que se trata de una consigna la operación para que Fuerza Por México vuelva a la vida. Fuentes judiciales han revelado a Proceso el cabildeo para rescatar a un partido que, desde su génesis, está ligado a Pedro Haces y Ricardo Monreal.
lunes, 6 de diciembre de 2021

Reguero de pólvora, en el Poder Judicial toman fuerza los señalamientos de que se trata de una consigna la operación para que Fuerza Por México vuelva a la vida. Fuentes judiciales han revelado a este semanario el cabildeo para rescatar a un partido que, desde su génesis, está ligado a los senadores morenistas Pedro Haces y Ricardo Monreal. Interpretaciones a modo de la ley y opacidad rodean al proyecto de resurrección a cargo de Indalfer Infante Gonzalez, magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

CIUDAD DE MÉXICO (proceso).- A contracorriente de todos los precedentes legales, y luego de un intenso cabildeo proveniente del Senado, el magistrado Indalfer Infante Gonzales presentó ante sus pares del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) un proyecto de sentencia que propone devolver el registro al partido Fuerza Por México (FXM), una plataforma política que ha estado ligada, desde su creación, a los senadores de Morena Pedro Haces Barba y Ricardo Monreal Ávila.

El proyecto de sentencia que pretende mantener el registro de FXM argumenta que ese partido se vio afectado por la contingencia sanitaria causada por la pandemia de covid-19, y por una presunta violación al principio de equidad, ya que comenzó a recibir financiamiento hasta el 19 de octubre de 2020, apenas un mes después que el resto de las fuerzas políticas, debido a que su proceso de constitución estuvo plagado de irregularidades, que también fueron impugnadas.

Los razonamientos del magistrado Infante Gonzales contrastan con los argumentos jurídicos de los magistrados Reyes Rodríguez Mondragón y Janine Otálora Malassis, quienes en proyectos por separado proponen negar el registro de manera definitiva a los partidos Encuentro Solidario (PES) y Redes Sociales Progresistas (RSP) que, junto con Fuerza por México, no alcanzaron el requisito constitucional de sumar 3% de la votación válida emitida en las elecciones federales del pasado 6 de junio, para así conservar su registro luego de su primera participación en las urnas.

Fuentes judiciales revelaron a Proceso que el cabildeo para rescatar a FXM y evitar su baja definitiva involucró a funcionarios y exfuncionarios del máximo tribunal electoral que han tenido un vínculo profesional con Monreal Ávila y Haces Barba; el primero, aspirante a la candidatura presidencial de su partido en 2024, y el segundo, por el interés de conservar la plataforma política que postuló a su hijo como candidato a diputado federal en las elecciones de junio último.

Uno de los cabilderos habría sido el actual presidente interino del Tribunal Electoral de la Ciudad de México (TECDMX), el zacatecano Armando Ambriz Hernández, el cual se desempeñó como secretario de Estudio y Cuenta del TEPJF hasta octubre de 2019, fecha en la cual el Senado lo designó magistrado del tribunal electoral capitalino.

El contacto por parte del magistrado Infante habría sido el secretario de Estudio y Cuenta adscrito a su ponencia, Prometeo Hernández Rubio, un funcionario que se desempeñó previamente como secretario particular de Infante Gonzales cuando éste fungía como magistrado de circuito, por lo que su trayectoria en el Poder Judicial de la Federación es más administrativa que como secretario proyectista para la elaboración de sentencias o resoluciones.

Pese a que las fuentes consultadas por Proceso señalaron directamente al senador Monreal como uno de los más interesados en conservar y cabildear en favor de Fuerza Por México, el legislador zacatecano negó tajantemente dicha versión, destacando que los magistrados del TEPJF “no aceptan presión o intervención de nadie” en sus determinaciones jurídicas.

Fragmento del reportaje publicado en la edición 2353 del semanario Proceso, cuya versión digital puedes adquirir aquí.

Comentarios