Baja California

Conflicto en San Felipe, Baja California: La amenaza estadunidense de un embargo pesquero

Detrás del conflicto entre pescadores de San Felipe, BC, y Sea Shepherd se encuentra un convenio del gobierno federal que permite a esa ONG hacer lo que corresponde a las autoridades mexicanas: vigilar la zona reservada a vaquitas marinas y totoabas en el Mar de Cortés.
viernes, 5 de febrero de 2021

Detrás del conflicto entre los pescadores de San Felipe, Baja California, y la organización ambientalista Sea Shepherd –uno de cuyos navíos embistió una panga a principios de mes con resultado de un tripulante muerto y otro en coma– se encuentra un convenio del gobierno federal que permite a esa ONG hacer lo que corresponde a las autoridades mexicanas: vigilar la zona reservada a vaquitas marinas y totoabas en el Mar de Cortés. Y ese convenio se mantiene debido a la “amenaza” estadunidense de imponer “aranceles y bloqueos si no hay control sobre la pesca en el golfo”, reconoció en una “mañanera” el presidente Andrés Manuel López Obrador.

SAN FELIPE, BC (proceso).- A las cuatro de la tarde del martes 5, el cuerpo de Mario García Toledo llegó amortajado a la funeraria del DIF; pelvis, cadera y vejiga quedaron destrozadas cuando el buque Farley Mowat, de 33 metros de eslora y perteneciente a la agrupación ambientalista Sea Shepherd, partió en dos la panga de tres metros que Mario tripulaba junto con Sergio.

Las embarcaciones colisionaron a las 7 de la mañana del 31 de diciembre, en pleno mar abierto del Golfo de California. Minutos después el Farley Mowat viró el timón y partió con rumbo desconocido. Horas después su compañero de travesía, el barco Sharpie, también abandonó la zona.

La Secretaría de la Marina (Semar) permitió que capitán y embarcaciones dejaran la escena. Los pescadores exigen que se les detenga, procese, juzgue y paguen por el homicidio, “doloso o imprudencial pero homicidio al fin”.

Sea Shepherd se niega a revelar el paradero de ambas embarcaciones y tripulantes “por razones de seguridad”, en tanto que el gobierno mexicano se comprometió a mantener a la organización ambientalista hasta octubre de 2024 en aguas de San Felipe, donde los activistas se enfrentan constantemente con los pescadores.

Detrás de todo se encuentra la pretensión de salvar a la vaquita marina, especie en peligro de extinción, y la posibilidad de que Estados Unidos aplique un embargo a productos pesqueros mexicanos.

La agrupación alega que al levantar redes de enmalle, prohibidas en la zona cero del área de protección de la vaquita marina, fueron agredidos con pesas de plomo por “asaltantes” en cinco o siete pangas y, al intentar salir de la zona, “una de las pangas se desvió agresivamente frente al Farley Mowat y se estrelló directamente contra el casco”.

Los pescadores acusan a los ambientalistas de embestir premeditadamente la panga, pero la autoridad marítima, que acompaña a los ambientalistas, respaldó a Sea Shepherd. En un comunicado dice que la lancha “cruzó intencionalmente” la ruta del Farley Mowat.

No obstante, un video de Sea Shepherd parece dar la razón a los pescadores. En él se aprecia a la pequeña lancha dando vueltas en círculo, mientras el Farley Mowat avanza en línea recta y en un momento dado vira a la izquierda, dirigiéndose directamente contra la barcaza. El resultado: un pescador muerto y otro en estado de coma.

Fragmento del reportaje publicado en la edición 2309 del semanario Proceso, cuya versión digital puedes adquirir aquí.

Comentarios