Liga MX

La escasez de dinero juega contra ellas

La ausencia de recursos económicos en la Liga MX Femenil juega contra el desarrollo y mejoramiento de la misma.
sábado, 13 de marzo de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).– La ausencia de recursos económicos en la Liga MX Femenil juega contra el desarrollo y mejoramiento de la misma. De entrada, está en pausa por tiempo indefinido la creación de categorías inferiores para que las jugadoras compitan en torneos acordes con su edad. 

La idea de echar a andar al menos la categoría sub-17 se frenó en 2020 a causa de la pandemia de covid-19. Es prioridad utilizar el dinero disponible en el protocolo de sanidad para reducir los contagios en los 18 clubes del torneo. 

Operar la Liga MX Femenil cuesta lo mismo que la varonil. Su presidenta, Mariana Gutiérrez Bernárdez, se guarda la cifra. “Es confidencial”, recalca. En los clubes ocurre igual. Como los equipos femeniles viajan a las mismas sedes y disputan los mismos partidos que los varoniles el gasto se duplica. A ello hay que sumar los torneos sub-13, sub-15, sub-17 y sub-20 de los hombres que también financian. La información sobre su costo tampoco es pública. 

Lo que sí es público es que el dinero, insisten los dueños de los equipos, no les alcanza. Según ellos, si el futbol varonil no es negocio, el femenil menos. La Liga MX Femenil cuenta con una bolsa para que su proyecto funcione. La cantidad de dinero que hay en ella tampoco quieren darla a conocer, pero Gutiérrez Bernárdez puntualiza que si acaso cubre 20% de los gastos.

Esa bolsa se alimenta de dos venas: el dinero que la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) le otorga a la Federación Mexicana de Futbol y los patrocinios. Por lo pronto, el banco BBVA paga una cantidad como patrocinador digital –que también es secreta– .

“Tenemos que trabajar en patrocinadores, hay que crecer esa bolsa que se reparte en partes iguales entre los 18 clubes –pueden gastar el dinero como decidan–; además, entregamos un apoyo logístico (para traslados a las sedes de los partidos) que varía por equipo dependiendo de la región. 

“No es lo mismo jugar en Tijuana que en Pachuca. Hay clubes que operan con lo que reciben, otros piden más. Por eso tratamos de aterrizar patrocinadores diferenciados. 

“Es un hecho que falta mucho, los clubes hacen una gran inversión y necesitamos meter dinero de todos lados porque no podemos dejarles la responsabilidad a los equipos. Por ahora, las marcas están apostando por las jugadoras”, dice Gutiérrez.

El VAR puede esperar

Por la falta de dinero, en la Liga MX Femenil no se ha implementado el uso del Video Assistant Referee (VAR), aunque la dirigente de la liga matiza y reconoce que el grupo de árbitras mexicanas también está en formación. 

“Depende de si la Comisión de Árbitros de la Federación Mexicana de Futbol quiere invertir en ese gran monstruo. Hay que llevar unidades móviles, cámaras, el sistema de comunicación entre las árbitras, que ellas aprendan cuándo sí se usa y cuándo no, porque en el varonil se han visto jugadas polémicas. Es demasiado pronto. Es un presupuesto enorme –también es secreto– y tenemos una bolsita. Si ponemos dinero en el VAR dejaríamos de hacer otras cosas”. 

La Liga MX Femenil también analiza si ya es momento de contratar jugadoras extranjeras. La disparidad en el nivel de juego de los equipos sería abismal si sólo pueden ficharlas aquellos que de por sí ya invierten más. De los seis torneos disputados entre 2017 y 2020, Tigres se ha coronado en tres ocasiones. Rayadas, Chivas y América tienen un título. Claramente estos equipos –que junto con Pachuca son los que más invierten– tendrían mayores posibilidades de pagar los sueldos de las futbolistas foráneas.

“Estamos viendo si damos ese paso o es pronto. Hay que traerlas para subir el nivel de la liga, pero tampoco queremos más disparidad. Los clubes ya nos piden torneos internacionales, pero hay que saber dónde estamos parados. Jugamos en la región de la Confederación de Futbol del Norte, Centroamérica y el Caribe (Concacaf), donde no hay muchas ligas consolidadas. 

“A nivel América Latina somos referente, nos lo dijo la FIFA; por ahora lo más viable es que los clubes empiecen a buscar amistosos con equipos de fuera, como lo hizo Tigres con el Houston Dash”.

Rechazo a las extranjeras

Por su parte, la portera mexicana del PSV de Holanda, Cecilia Santiago, opina que la Liga MX Femenil debería esperar antes de permitir los fichajes de extranjeras para que más jugadoras nacidas en México tengan tiempo de madurar deportivamente. Desde su punto de vista, quitarles espacios en este momento afectaría el desarrollo de las juveniles. 

“A nosotras nos tocó jugar en el barrio, con niños. Jugábamos donde podíamos porque no había liga. Ahora es mejor tener a las mexicanas y conforme crezca la liga que se incorporen las extranjeras para que suba  el nivel y la gente vea un mejor espectáculo, porque esto es un negocio, no hay que olvidar eso”, refiere la arquera. 

En materia de dopaje, apenas en el Torneo Guardianes 2020 la Liga MX Femenil implementó los controles. Su manejo está en manos del Comité Nacional Antidopaje (CNA).

El CNA es la organización nacional responsable de aplicar los protocolos antidopaje en el futbol mexicano. El costo de ese servicio, además, lo cubre la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, con la finalidad de que las ligas no sean juez y parte.

En la Liga MX Femenil se realizan 68 controles por torneo regular (un partido por jornada, cuatro jugadoras, dos por equipo, en cada juego), más las pruebas que se aplican en liguilla. Todas son enviadas para su análisis al Laboratorio de La Habana, Cuba.

Reportaje publicado el 7 de marzo en la edición 2314 de la revista Proceso, cuya edición digital puede adquirir en este enlace.

Más de

Comentarios