Google

El abogado mexicano que puso a Google contra las cuerdas

Ulrich Richter Morales entabló un juicio contra Google debido a que éste no eliminó un blog que usurpó su identidad y difunde noticias falsas. Apenas el jueves 4 una juez de la Ciudad de México le dio la razón.
jueves, 18 de marzo de 2021

Ulrich Richter Morales entabló un juicio contra Google debido a que éste no eliminó un blog que usurpó su identidad y difunde noticias falsas. Apenas el jueves 4 una juez de la Ciudad de México le dio la razón al abogado mexicano, argumentando que el gigante de internet le causó daño moral. Se trata del primer round de este pleito legal, porque la compañía encabezada por Sudar Pichai ya anunció que recurrirá el fallo. En entrevista, el propio Richter reflexiona sobre el icónico caso y sus implicaciones legales. 

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- “Juez declara culpable a Google por daño moral contra el abogado Ulrich Richter” o “Ulrich Richter, abogado que llevó a tribunales a Google” son algunos de los titulares que arroja el motor de búsqueda cuando en estos días se escribe “Ulrich Richter” en el buscador. 

Pero hace cinco años, al googlear ese nombre, lo primero que aparecía era “Ulrich Richter Morales y sus chingaderas a la patria”, un blog alojado en la herramienta Blogger, propiedad del gigante de servicios relacionados con internet, que difundió noticias falsas para desprestigiarlo. 

La historia de Richter ha cambiado tras una larga batalla legal en los tribunales mexicanos contra la compañía que dirige Sundar Pichai, informático indio-estadunidense.

El jueves 4 una juez del Juzgado 10 Civil de la Ciudad de México resolvió, en primera instancia, condenar a Google Inc., por daño moral contra el abogado Ulrich Richter Morales, porque fue “omisa” al no retirar el blog que se aloja en su servidor, sitio que durante años ha usurpado la identidad del quejoso y ha divulgado información falsa, de acuerdo con el expediente 359/2018. 

En 2015, el litigante y autor de los libros Manual del poder ciudadano y El ciudadano digital: Fake news y posverdad en la era de internet notificó a la empresa sobre la existencia del blog y que éste infringía las propias políticas de contenido de Blogger. 

En la primera etapa del litigio, Google argumentó que su domicilio se encontraba en Estados Unidos y, por ello, no podía ser juzgado en territorio nacional. Pero la justicia determinó que al tener oficinas en la Ciudad de México sí podía ser llevada ante los tribunales mexicanos.

La sentencia representa un precedente para millones de ciudadanos y abre la puerta para que cualquier persona pueda llevar al banquillo de los acusados a una empresa tecnológica trasnacional, cuando se presuman posibles vulneraciones al derecho fundamental de la dignidad humana, reconocido en la Constitución, explica el abogado.

“Imagínate lo que significa para Google. ¿Cuántos blogs de fake news no hay? A estos gigantes tecnológicos no les gusta que nadie, y menos un ratoncito como yo, les vaya a decir que quiten un blog. Porque el día que 10, 20, 60 personas alerten sobre blogs ilegales y pidan retirar el contenido pues van a tener que desaparecerlos y va a perder su poder, su dominio”, expone.

Este texto es un adelanto del reportaje publicado en el número 2315 de la edición impresa de Proceso, en circulación desde el 14 de marzo de 2021.

Comentarios