Coronavirus

Desechos covid, "un problema sin precedente": Profepa

El incremento de más de 200% de los residuos biológico infecciosos provocados por la pandemia no sólo tomó “desprevenida” a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, sino que ahora debe afrontar ese grave problema con un recorte presupuestal y una reducción de 25% de su personal.
jueves, 25 de marzo de 2021

Justo cuando la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente requería de mayores recursos para afrontar el aumento de más de 200% en residuos biológicos infecciosos provocados por el covid-19, recibió un recorte presupuestal de 20 millones de pesos y la reducción de 25% de su personal. Además, sus inspectores no pueden clausurar hospitales que incumplen las normas en el manejo de estos desechos, pues implicaría cerrar servicios médicos necesarios para atender a pacientes afectados por la pandemia.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El incremento de más de 200% de los residuos biológico infecciosos provocados por la pandemia de coronavirus no sólo tomó “desprevenida” a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), sino que ahora debe afrontar ese grave problema con un recorte presupuestal y una reducción de 25% de su personal.

Con apenas 105 inspectores, la Profepa tiene la ardua tarea de inspeccionar a los 780 nosocomios públicos y 120 privados dedicados a atender el covid-19 y a las 143 empresas que manejan y eliminan sus residuos hospitalarios. Además debe vigilar que los cerca de 2 mil 500 basureros municipales del país manejen adecuadamente estos desechos contagiosos.

La titular de la Profepa, Blanca Alicia Mendoza Vera, comenta: 

“Como a todos, la pandemia nos tomó desprevenidos. Y provocó en México un aumento de más de 200% en la generación de estos desechos biológico infecciosos.”

Estos cálculos –agrega– se basan sobre todo en la sobrecarga de trabajo que han tenido las 143 empresas autorizadas para recoger los desechos hospitalarios.

“El volumen de desechos aumentó tanto que rebasó a esas empresas. Por poner un caso: si una empresa tiene capacidad para manejar 10 mil toneladas, ahora se le exige tener una capacidad para 50 mil”, señala.

Entrevistada en sus oficinas, a la procuradora la acompaña Rafael Coello García, subprocurador de Inspección Industrial, quien asegura: 

“En México, nunca antes se había generado tal magnitud de desechos biológico infecciosos. Antes sólo salían los volúmenes normales de los hospitales. Pero hoy estamos ante un problema sin precedente que ninguna autoridad –ni federal ni local– podrá resolver sin el apoyo de la población y, sobre todo, sin una verdadera cultura ambiental.” 

Este texto es un adelanto del reportaje publicado en el número 2316 de la edición impresa de Proceso, en circulación desde el 21 de marzo de 2021.

Comentarios