Vacunas

Los riesgos del "nacionalismo sanitario"

Según grupos especializados en el tema, el reparto desigual de las vacunas anticoronavirus, con el que se privilegia a los ciudadanos de los países ricos en lo que se ha dado en llamar “nacionalismo sanitario”, es la verdadera amenaza a la economía mundial, no la propia pandemia de covid-19.
viernes, 5 de marzo de 2021

Según grupos especializados en el tema, el reparto desigual de las vacunas anticoronavirus, con el que se privilegia a los ciudadanos de los países ricos en lo que se ha dado en llamar “nacionalismo sanitario”, es la verdadera amenaza a la economía mundial –que podría perder más de 9 mil millones de dólares–, no la propia pandemia de covid-19. Y esa amenaza pende sobre las economías de todas las naciones, incluso las que se consideran sólidas e inatacables.

PARÍS (proceso).– La amenaza que pesa sobre la economía mundial no es tanto la pandemia de covid-19 en sí, sino el “nacionalismo sanitario” desplegado por los países ricos para enfrentarla.

Tal es la conclusión de los modelos económicos realizados por tres organismos privados internacionales: la corporación Rand, la Cámara de Comercio Internacional (ICC) y el Eurasia Group.

Publicada el 25 de enero último, la investigación de la ICC es la más reciente y también la más impactante: demuestra que la economía mundial podría perder entre 1.5 y 9.2 miles de millones de dólares si persiste el reparto desigual de vacunas entre países de renta alta y países emergentes o en desarrollo y que 49% de estas pérdidas recaerían sobre las economías avanzadas, incluso si logran asegurar la inmunización total de su población.

Creada en 1919 en París, donde sigue teniendo su sede, la ICC cuenta entre sus afiliados con firmas de más de 130 países y pretende “fomentar el comercio y la inversión entre las empresas del mundo, ayudarlas a enfrentar los retos de la globalización y aprovechar sus oportunidades”.

Según han explicado en diversos foros Sebnem Kalemli-Ozcan y Neil Moskowitz, profesores de economía de la Universidad de Maryland y autores del informe, la ICC “integró en sus cálculos los choques de demanda y oferta, nacionales y extranjeros, a escala sectorial que afectan una economía abierta operando en un contexto de cadenas mundiales de suministro”.

“Fue así como pudimos calcular los costos económicos potenciales de una distribución desigual de vacunas para el sistema comercial internacional”, enfatiza Kalemli-Ozcan. “Los países de renta alta no deben olvidar la fuerza del impacto de las interconexiones comerciales planetarias. Su PIB depende de la salud de la población de cada uno de sus socios comerciales, tanto los de los mercados emergentes como los de países en desarrollo”.

El informe de la ICC precisa que el costo del nacionalismo sanitario podría oscilar entre 45 mil millones y 1.38 billones de dólares en Estados Unidos, entre 8.5 y 146 mil millones de dólares en Gran Bretaña y entre 14 y 248 mil millones en Alemania. Francia, Bélgica, Holanda, Noruega y Suiza podrían perder hasta 3.9% de su PIB.

Fragmento del reportaje publicado en la edición 2313 del semanario Proceso, cuya versión digital puedes adquirir aquí.

Comentarios