Coronavirus

La vacuna mexicana, sin estrategia y sin recursos

A pesar de ser un “un asunto de soberanía nacional”, el gobierno de la 4T no ha destinado el dinero necesario para que México tenga su propia vacuna. Los seis proyectos existentes son llevados a cabo por universidades que carecen de recursos y apenas se encuentran en la etapa preclínica.
domingo, 11 de abril de 2021

A pesar de ser un “un asunto de soberanía nacional”, el gobierno de la 4T no ha destinado el dinero necesario para que México tenga su propia vacuna. Los seis proyectos existentes son llevados a cabo por universidades que carecen de recursos y apenas se encuentran en la etapa preclínica (en experimentación con animales), por lo que “es difícil” que puedan estar listas para su producción y aplicación masiva este mismo año.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- La Secretaría de Salud no tiene una estrategia nacional ni aporta recursos para producir una vacuna mexicana contra el covid-19, al grado de que es el canciller Marcelo Ebrard quien, sin ser su competencia, está coordinando seis proyectos para obtener una vacuna elaborada por científicos del país.

Emprendidos principalmente por universidades, estos proyectos cuentan con muy pocos recursos y aún están en la llamada “fase preclínica”, en la cual se experimenta con animales y es el paso previo para probar el biológico en humanos.

Los científicos que realizan estos trabajos coinciden en que es un “asunto de soberanía nacional” tener una vacuna propia, pues actualmente México depende del extranjero al importar biológicos que resultan muy costosos y no siempre se adecuan a las condiciones del país.

La química Esther Orozco Orozco, a quien Ebrard le encomendó coordinar los proyectos, relata:

“Ebrard me invitó a participar en la consultoría científica de la Secretaría de Relaciones Exteriores. En esa labor nos agarró la pandemia. Fue entonces cuando Ebrard dijo: ‘hay que buscar en México a quienes estén trabajando para combatir el coronavirus’. Y así fue como localizamos a los grupos de científicos que están trabajando en seis proyectos distintos de vacuna”.

– ¿Por qué la Cancillería y no la Secretaría de Salud?

– No podría contestar esa pregunta con la precisión que quisiera. Lo cierto es que nosotros estamos consiguiendo fondos internacionales para que nuestros investigadores avancen en sus proyectos. No son grandes cantidades, pero han resultado útiles. Desde luego que ellos están consiguiendo fondos en otras partes, cada quien como puede. Por ejemplo, los científicos de la Universidad de Querétaro realizaron un “vacunatón” para allegarse recursos y avanzar con su vacuna, pues no se puede trabajar sin dinero.

“Nosotros le allanamos el camino a sus proyectos, les damos apoyo logístico. Y para coordinarnos, dos veces al mes nos reunimos con ellos para ver sus avances, darles ánimo y hacer planes para el futuro. En esas reuniones participa Ebrard”.

Este es un adelanto de un reportaje del número 2319 de la edición impresa de Proceso, publicado el 11 de abril de 2021 y cuya versión digitalizada puedes adquirir aquí

Comentarios