Elecciones 2021

El problema no es el árbitro, sino los jugadores: Lorenzo Córdova

El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, advierte que al Instituto se le intenta meter en una “lógica polarizante”, como si estuviera a favor o en contra de una opción política, y señala que "el problema no es el árbitro, sino los jugadores que no son leales a las reglas del juego".

Ante los ataques que el INE recibe del gobierno federal y su partido, Morena, debido a que estableció lineamientos para evitar la sobrerrepresentación legislativa y canceló candidaturas porque no entregaron gastos de precampaña, entre otras decisiones, el presidente del organismo, Lorenzo Córdova, hace un símil futbolístico y lanza: “El problema no es el árbitro, sino los jugadores que no son leales a las reglas del juego”. En entrevista con Proceso advierte que al Instituto se le intenta meter en una “lógica polarizante”, como si estuviera a favor o en contra de una opción política, y le causa extrañeza que se agreda al árbitro antes de que se inicie el partido; es decir, de que la elección suceda.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).– El sistema electoral está estresado. No vive una crisis, pero sí un momento definitorio: determinar hacia dónde debe encausarse la democracia en el país, considera el presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello. 

Desde que el 19 de marzo el INE estableció un mecanismo para evitar la sobrerrepresentación legislativa, su papel fue interpretado por la dirigencia de Morena como un freno a sus alcances. Y eso se agudizó, entre otras decisiones, con la cancelación del registro a 49 morenistas, destacadamente a los candidatos a las gubernaturas de Guerrero, Félix Salgado Macedonio, y de Michoacán, Raúl Morón, reiterada el pasado 13 de abril.

Más allá de las polémicas vigentes –entre las que condena el lenguaje de odio y la falta de compromiso de varios actores con las reglas del juego–, Córdova identifica riesgos, defiende decisiones y se reivindica neutral.

En entrevista con Proceso la noche del jueves 15, Córdova Vianello evita personalizar en el presidente Andrés Manuel López Obrador cualquier señalamiento; inclusive evita identificar a Morena, optando por la expresión “el partido en el gobierno”; y en un balance sobre las polémicas de estas semanas considera que hubo saldos positivos del sistema electoral.

Sobre el retiro de las candidaturas, el consejero electoral pide no perder de vista que la decisión no fue por cuantía y sí por la imposibilidad de fiscalizar a estas alturas del calendario electoral. Inclusive, pone como ejemplo el caso de Luis Walton, precandidato también de Morena al gobierno de Guerrero, que al ser llamado por identificarle un gasto de 17 mil pesos, presentó erogaciones por medio millón sobre el que tampoco se podría tener certeza de que haya gastado esa cantidad. 

En cualquier caso, la decisión motivó reclamos de Morena, la amenaza de Salgado Macedonio de impedir las elecciones en Guerrero si no le regresan la candidatura; la calificación del presidente López Obrador sobre el asunto como un “atentado a la democracia” y, aunque la decisión se mantiene, debe esperarse la resolución del Tribunal Electoral.

Desde el miércoles 14 Córdova anticipó que no se confrontará. En esa línea se mantiene y a pregunta expresa responde que el INE no tiene diferencias con nadie y, si acaso, son los actores los que tienen problemas con el árbitro por aplicar la ley. Ante la insistencia sobre los dichos presidenciales, responde: “Bueno, es uno de los actores, pero ese discurso está en el ambiente, es un discurso profundamente polarizado entre quienes respaldan al gobierno y quienes son antagonistas del gobierno; el árbitro inevitablemente está en medio. Hay quien ha hecho acusaciones directas al árbitro, es parte del rol arbitral”.

Fragmento del reportaje publicado en la edición 2320 de la revista Proceso, cuya edición digital puede adquirir en este enlace.

Comentarios