Desaparecidos

Para noviembre, probable visita a México del Comité de la ONU contra Desaparición Forzada

Ante la crisis de desapariciones en México, el Comité de la ONU contra Desaparición Forzada (CED) confía que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador formalice por escrito la invitación para visitar nuestro país.
sábado, 22 de mayo de 2021

GINEBRA (Proceso).– Ante la crisis de desapariciones de personas en México, el Comité de la ONU contra Desaparición Forzada (CED) confía que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador formalice por escrito la invitación para visitar México.

La dimensión de la crisis la expone en esta ciudad Carmen Rosa Villa Quintana, integrante del CED: de los mil 104 casos que ha recibido el organismo internacional, 413 son de México y 491 de Irak.

“Estamos esperando en las siguientes semanas que se formalice por escrito esa invitación al comité para visitar México. Ojalá que se pueda dar”, remarca la experta peruana en entrevista con Proceso.

Carmen Rosa Villa Quintana, integrante del CED. Foto: Twitter @DPLF_info

Recuerda que en el informe anual del CED se menciona que hubo una reunión en la que estuvo la embajadora de México ante organismos de Naciones Unidas, Socorro Flores Liera; el presidente del comité, Mohammed Ayat, y la presidenta de la Comisión Nacional de Búsqueda, Karla Quintana, quien aludió a noviembre próximo como fecha probable.

La experta del CED comenta que la petición de acción urgente es un mecanismo con el que cuentan familiares de las víctimas de desaparición forzada de acuerdo a lo establecido en el artículo 30 de la Convención Internacional.

Permite que en casos en los que se alegue una desaparición forzada se pueda presentar en el comité una petición que debe contar con ciertas características, que tenga fundamento y un requisito importante es hacerlo del conocimiento de autoridades nacionales encargadas de la investigación y de la búsqueda.

“En los casos de las acciones urgentes lo que se trata sobre todo es que el CED le transmita al Estado su preocupación y recomendaciones sobre la investigación, la búsqueda y medidas de protección para la víctima y su familia.

“Hemos visto que en México, después de la intervención del comité se ha encontrado a algunas personas con vida. Lo que se pretende, como su nombre lo dice, es lograr una intervención urgente e inmediata”, dice Villa.

Detalla que de las 413 peticiones de acciones urgentes de México todavía siguen sin cerrar 370.

“Hay una respuesta bastante alta de los envíos que hacemos a México; la mitad de los casos hemos hecho recordatorios y hay cierta respuesta de parte del Estado mexicano.”

Y explica: “Una vez que la persona pone su petición al CED, inmediatamente la analizamos y se le envía al Estado para que adopte esas medidas y siempre se mantiene informados a los autores; es decir, a quienes presentaron la solicitud y se le da a conocer a los familiares la respuesta del Estado o incluso cuando no hay respuesta del mismo”.

Menciona que también hacen notas de seguimiento pidiéndole al Estado que accione y cumpla con aquello que se contempla en la Convención, como es investigación y búsqueda. Los Estados deben cumplir con los 16 principios rectores de la búsqueda de personas desaparecidas, los cuales dan herramientas a los Estados para superar aquellas dificultades que a lo largo de los años fueron identificadas por el CED como fallas en la investigación y búsqueda.

Villa subraya la importancia de una estrategia integral de búsqueda: “Es clave la disposición de los Estados para llevar a cabo las diligencias y actos relacionados con la búsqueda y la localización de las personas desaparecidas. Por eso, para cerrar el caso, se tiene que encontrar a la persona con vida o sus restos.

“Pero hay algo que quiero destacar: si uno encuentra a la persona desaparecida, eso no significa que se cierre el caso; lo que significa es que hay que continuar hasta saber las circunstancias en las que se dieron los hechos… para determinar qué pasó, quiénes fueron los perpetradores; además, (tomar) una medida para prevenir en sí misma la repetición.”

Otro punto importante: “El elemento que me parece clave es la capacidad, el conocimiento de los funcionarios respecto de sus obligaciones internacionales y respecto de la desaparición forzada y de la expectativa legítima de las víctimas de saber la verdad, encontrar justicia y tener reparación”.

Impunidad sin búsqueda: acto de inhumanidad

“La búsqueda sin rendición de cuentas tiene como resultado la impunidad, pero la impunidad sin búsqueda significa un acto de inhumanidad.

Y agrega: “Luchar contra la impunidad requiere de un conjunto de elementos. Las autoridades deben reconocer que es un tema complejo pero que requiere ir de la mano con las víctimas y de llevar esas acciones de la manera más coordinada posible. El propósito es, en primer lugar, el respeto a la dignidad humana de las víctimas y buscar a las personas con la presunción de encontrarlas con vida.

“Además, en las estrategias de investigación es necesario tener el enfoque diferencial sobre quién es la víctima. Si no hay una estrategia integral, existen muchas dificultades para tener todas las hipótesis. Las investigaciones requieren de rigor como un elemento fundamental, capacidad técnica y, sobre todo, de voluntad en el ejercicio de la función para conseguir resultados satisfactorios y luchar contra el horror de la desaparición forzada que es la impunidad.”

Dice que un elemento fundamental es el de la búsqueda inmediata. Nada de 24 horas, 72 horas; otro es el de no cesar en la búsqueda, no hay que rendirse. Y definir una estrategia inmediata de investigación para identificar a los perpetradores, contar con Ministerio Público y una fiscalía activa.

En México, considera Villa, la Fiscalía Especializada en Desapariciones Forzadas y la Comisión Nacional de Búsqueda “deberían ser potenciadas para que, en conjunto, hagan efectivas tanto la búsqueda como la investigación, así como la verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición”.

Puntualiza: “Nosotros hemos insistido en establecer mecanismos también para exigir responsabilidades a los funcionarios encargados de las tareas de búsqueda e investigación. Se les ha pedido que investiguen las afirmaciones, sobre todo de las víctimas, que se mantenga al tanto a sus familiares acerca del contenido, alcance, plazos y medidas de protección que deben recibir de las autoridades”.

Además “se tienen que intensificar las debidas diligencias y hacer análisis exhaustivo de las circunstancias in situ, dice Villa, pues son recomendaciones que hace el CED para todos los Estados miembros de la Convención.

No obstante, las afirmaciones de Villa sobre el beneficio de las acciones urgentes y los parámetros para la investigación y búsqueda de una desaparición forzada contrastan con el caso de la desaparición forzada de Claudia Uruchurtu en el que, a juicio de su hermana Elizabeth, aun cuando ayudó mucho la petición al CED de una acción urgente, falló la búsqueda inmediata.

Reportaje publicado el 16 de mayo en la edición 2324 de la revista Proceso, cuya edición digital puede adquirir en este enlace.

Más de

Comentarios