Elecciones 2021

Las tarjetas electorales, un carrusel multicolor

Las denuncias por el uso electoral de plásticos y cartones con promesas de depósitos en efectivo antes o después de la jornada electoral se han multiplicado en cada elección, pero en ningún caso se ha sancionado a las autoridades, partidos y candidatos señalados por sus adversarios políticos.
martes, 25 de mayo de 2021

El uso de tarjetas electorales –censurado por el presidente López Obrador en el caso de Adrián de la Garza, candidato priista para Nuevo León– no es nuevo y se ha generalizado en todos los partidos, incluido el del mandatario: Morena. De hecho, en 2011 el candidato del PRD a la gubernatura del Estado de México, Alejandro Encinas –hoy prominente funcionario de la 4T– se valió de la tarjeta La Cumplidora para cosechar votos. Hoy esta misma tarjeta la distribuye Ricardo Gallardo en San Luis Potosí, impulsado por la alianza PT-PVEM, pero en este caso la Fiscalía Especial de Delitos Electorales no actúa.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Desde la aparición de las tarjetas La Efectiva y La Cumplidora en las elecciones para gobernador del Estado de México en 2011, las denuncias por el uso electoral de plásticos y cartones con promesas de depósitos en efectivo antes o después de la jornada electoral se han multiplicado en cada elección, pero en ningún caso se ha sancionado a las autoridades, partidos y candidatos señalados por sus adversarios políticos.

La polémica por el uso de estas tarjetas no sólo se centra en la probable compra de votos a cambio de dinero, sino también en el presunto financiamiento ilícito utilizado para el fondeo de los plásticos, como ocurrió en los comicios presidenciales de 2012 y el uso de las tarjetas Monex y Soriana para el pago de la estructura de campaña de Enrique Peña Nieto, entonces candidato del PRI a la Presidencia de la República. 

Entre los principales operadores de este tipo de estrategias se encuentran exfuncionarios y políticos señalados públicamente por manejos irregulares, como Héctor Serrano Cortés –el actual diputado federal del PT y exsecretario de Gobierno de Miguel Ángel Mancera–, integrante de la campaña de Ricardo Gallardo Cardona, candidato del PT-Partido Verde a la gubernatura de San Luis Potosí.

En el caso de la Tarjeta Rosa que ofrecen candidatos del PRI a las gubernaturas de Querétaro y Nuevo León, es evidente su similitud con los plásticos para depositar el “salario rosa” que entrega el gobierno del Estado de México a mujeres de esa entidad y cuyo registro de marca corresponde a las autoridades que encabeza el gobernador de la entidad, el priista Alfredo del Mazo.

Una búsqueda hemerográfica realizada por Proceso revela que en el actual proceso electoral se han presentado 22 denuncias ante la Fiscalía General de la República (FGR) y fiscalías estatales por el uso de tarjetas y vales de apoyo como estrategia electoral, en las que se involucra a candidatos a gobernadores y alcaldes de Morena, PRI, PRD, PAN, Partido Verde y PT.

Sin embargo, la más notoria es la del presidente Andrés Manuel López Obrador contra el candidato de la alianza PRI-PRD a la gubernatura de Nuevo León, Adrián de la Garza, por la entrega de la Tarjeta Rosa en sus actos de campaña, con el argumento de que se trata de una estrategia de compra de votos.

A raíz del pronunciamiento de López Obrador, la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales, de la FGR, inició una carpeta de investigación para indagar la entrega de esos plásticos en actos proselitistas del abanderado del PRI, lo que originó señalamientos contra el mandatario por su intromisión en la campaña electoral.

La respuesta de los partidos de oposición, tanto los que integran la alianza Va por México –PAN-PRI-PRD– como de Movimiento Ciudadano, fue presentar denuncias similares contra seis candidatos de Morena y sus aliados PT-Verde por el uso y entrega de tarjetas de cartón o plástico como parte de sus promesas de campaña en Jalisco, Nuevo León, San Luis Potosí y la Ciudad de México.

Este texto es un adelanto del reportaje publicado en el número 2325 de la edición impresa de Proceso, en circulación desde el 23 de mayo de 2021.

Comentarios