Elecciones 2021

Y ahora... el nepotismo electoral

Hijos, padres, hermanos y cónyuges de aspirantes castigados principalmente por incumplimientos en el proceso de fiscalización entran al quite en plena contienda electoral. Así lo hizo Morena –cuyo caso más notorio fue el de Evelyn, la hija de Félix Salgado–, pero también el PAN y partidos locales.
miércoles, 26 de mayo de 2021

Después de que el INE canceló decenas de registros de candidatos, principalmente por incumplimientos en el proceso de fiscalización, varios de éstos y sus partidos reaccionaron de inmediato: designaron a familiares para sustituirlos. Hijos, padres, hermanos y cónyuges de aspirantes castigados entran al quite en plena contienda electoral. Así lo hizo Morena –cuyo caso más notorio fue el de Evelyn, la hija de Félix Salgado Macedonio–, pero también lo hicieron el PAN y partidos locales. 

CIUDADA DE MÉXICO (proceso).- La pérdida de registro de candidatos, por diferentes motivos, exhibió que los partidos políticos y las candidaturas son cotos familiares, espacios para la simulación que, en diferentes regiones del país, por la vía filial o marital, se mantienen en la consecución de cargos de elección.

Más allá del defenestrado candidato de Morena en Guerrero, Félix Salgado Macedonio –reemplazado justo en medio de la campaña por su hija, Evelyn Salgado Pineda, que sin experiencia política y con el apelativo de La Torita, resolvió la crisis por la cancelación del registro–, hay casos que se multiplican por todo el país.

Un ejemplo: en Soto La Marina, Tamaulipas, el expresidente municipal Habiel Medina está preso. Enfrenta cargos por un desfalco cercano al millón de pesos perpetrado durante su administración, entre 2015 y 2018. Aún no tiene sentencia, y por eso intentó hacer valer sus derechos políticos y registrarse como candidato otra vez a la presidencia municipal.

En el primer grupo de 39 candidaturas canceladas a Morena destacaron principalmente las del mencionado Salgado Macedonio y la del michoacano, también candidato a gobernador, retirado por orden judicial electoral, Raúl Morón. Pero Habiel Medina iba en la lista.

El reemplazo de Habiel Medina fue su hijo, Luis Antonio Medina Jasso, hoy candidato de Morena al ayuntamiento de Soto La Marina.

Situaciones similares se han presentado en otros partidos, si bien es el partido en el poder, Morena, el que tiene más, también porque son más los candidatos que fueron sancionados principalmente por incumplir en los procesos de fiscalización. 

Apenas el jueves 20 la coalición PRI-PAN-PRD en la elección intermedia de Veracruz anunció que, para reemplazar a Miguel Ángel Yunes Márquez como candidato a la presidencia municipal del puerto jarocho, sería su esposa, Patricia Lobeira, la elegida y a quien ya se anuncia como Paty de Yunes.

De por sí, el PAN veracruzano es coto familiar de los Yunes desde que Miguel Ángel Yunes Linares dejó el partido en el que fue militante destacado y construyó su trayectoria –el PRI–, para asimilarse al albiazul, por el que fue gobernador en el bienio 2016-2018, pretendiendo heredar el cargo a su hijo homónimo quien, sin embargo, resultó derrotado en las elecciones estatales hace tres años.

Otro caso se presentó en Baja California. Ahí el PES presentó al exmilitar y polémico mando policiaco Julián Leyzaola como candidato a la presidencia municipal de Tijuana. El problema fue que, según el organismo electoral local, el teniente coronel en retiro tiene órdenes de aprehensión en su contra por la tortura de dos policías, de manera que se le considera prófugo.

Para sustituirlo, el PES designó a su hija, Indira Leyzaola, quien el martes 11 vio tambalear su candidatura por una resolución local relacionada con la paridad de género. Al final, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) le dio la razón y el miércoles 19 la restituyó y pudo regresar a sus tareas proselitistas.

Fragmento del reportaje publicado en la edición 2325 del semanario Proceso, cuya versión digital puedes adquirir aquí.

Comentarios