Iglesia

La Iglesia, en su propia campaña

Rumbo a los comicios del 6 de junio, la jerarquía católica intenta orientar el voto de sus feligreses hacia los partidos y candidatos que apoyan sus posturas favorables a la “familia tradicional” y contra el aborto. Pero esta vez no cuenta con el apoyo incondicional del PAN...
jueves, 27 de mayo de 2021

Rumbo a los comicios del 6 de junio, la jerarquía católica intenta orientar el voto de sus feligreses hacia los partidos y candidatos que apoyan sus posturas favorables a la “familia tradicional” y contra el aborto. Sin embargo, a decir del especialista Elio Masferrer, esta vez no cuenta con el apoyo incondicional del PAN, condicionado por su alianza con el PRI y el PRD. Y aunque pocos creyentes tomarán en cuenta a sus sacerdotes para votar, dice el antropólogo, no faltan partidos, como el PES, que usan la ideología eclesiástica para atraer al menos votos suficientes para conservar su registro.

CIUDAD DE MÉXICO (proceso).- Ante las elecciones del próximo 6 de junio, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) arrecia su campaña contra los candidatos y partidos políticos que se pronuncien a favor del aborto y del matrimonio entre personas del mismo sexo, dos temas que han sido importantes en la “agenda moral” de las Iglesias que operan en el país.

En su afán por acaparar el llamado “voto religioso”, hasta el momento sólo el Partido Encuentro Solidario (PES) –de corte cristiano evangélico– se ha sumado abiertamente a estos exhortos eclesiásticos, utilizando como eslogan de campaña la frase “Por la vida y por la familia”, con la cual defiende la vida desde el momento de la concepción y a la familia tradicional formada por hombre y mujer. 

Mientras, el PAN, que por su raigambre católica anteriormente apoyaba la postura clerical, ahora no se ha definido al respecto, debido a su alianza electoral con el PRI y el PRD, cuyas agendas no coinciden con la suya en estos temas. 

El especialista en asuntos religioso electorales Elio Masferrer Kan afirma:

“En el actual escenario político, el PES es el único partido que se ha definido en el tema del aborto y la familia. Sus mensajes van dirigidos al sector de los votantes católicos integristas y de los evangélicos fundamentalistas. Su propaganda es muy clara y coincide con los llamados que está haciendo la Iglesia católica en ese terreno”. 

Masferrer. Sobre el voto religioso. Foto: Eduardo Miranda 

De ahí en fuera –dice Masferrer–, ningún otro partido político ha definido con claridad su postura, debido en gran parte a la formación de “bloques electorales” que aglutinan a partidos con ideologías muy distintas.

Agrega: “El ejemplo más claro es el del PAN, un partido que tradicionalmente estaba contra el aborto, a favor de la familia tradicional y todas esas cosas. Hoy, sin embargo, el PAN en ese aspecto quedó totalmente desdibujado debido a su alianza con el PRI y con el PRD, cuyas posturas resultan muy ambiguas en estos temas.

“¿Si tú votas entonces por este bloque electoral, por qué estas votando en materia de moral sexual? No lo sabemos. Igual puede decirse de la alianza entre Morena, cuya postura tampoco resulta clara sobre el particular, y el PT, que aunque tenga una postura más concreta finalmente todo nos remite a amplios espacios de ambigüedad.

“En este nuevo contexto los obispos mexicanos están tratando de influir con su agenda moral, como siempre lo han hecho en los procesos electorales. No es nada nuevo. Tienen derecho a expresarse y a lanzar sus llamados a la población.”

El primer llamado de los alrededor de 150 obispos aglutinados en la CEM se lanzó el pasado 15 de abril, cuando exhortaron a los votantes a no emitir su sufragio a favor de los candidatos que estén “en contra de la vida, la institución matrimonial, la dignidad humana y la libertad religiosa”.

El llamado del Episcopado.

Fragmento del reportaje publicado en la edición 2325 del semanario Proceso, cuya versión digital puedes adquirir aquí.

Comentarios