Política Exterior

Beatriz Gutiérrez Müller despliega a sus "cónsules de la memoria"

Los llaman “cónsules de la memoria”. Son funcionarios adscritos a embajadas de México cercanos a la esposa del presidente, Beatriz Gutiérrez Müller. Una de sus funciones es investigar en archivos históricos para documentar los agravios cometidos por España y El Vaticano durante la Conquista.

Los llaman “cónsules de la memoria”. Son funcionarios adscritos a embajadas de México que son cercanos a la esposa del presidente, Beatriz Gutiérrez Müller, o que están vinculados a la Coordinación Nacional de Memoria Histórica y Cultural, cuyo Consejo Asesor Honorario ella preside. Estos “cónsules” tienen, entre otras funciones, la tarea de realizar investigaciones en archivos históricos con el propósito de documentar los agravios cometidos por España y El Vaticano en territorio mexicano durante la Conquista.

Madrid (proceso).- Este será el año más importante para la Coordinación Nacional de Memoria Histórica y Cultural, desde que el presidente Andrés Manuel López Obrador designó a su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, como presidenta de su Consejo Asesor Honorario.

Con la conmemoración de los 500 años de la caída de Tenochtitlán y los 200 años de la promulgación de la Independencia, como las efemérides más relevantes, el gobierno mexicano prepara una exposición con archivos y el acervo histórico, que incluirá una serie de códices ubicados en el extranjero y que el consejo ha solicitado en préstamo. Hasta ahora el gobierno no ha informado si sus gestiones tuvieron éxito.

Para esta labor, Gutiérrez Müller recurrió a un grupo de amigos y colaboradores muy cercanos, algunos de ellos vinculados a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), institución en la que la esposa del presidente está adscrita como profesora investigadora A de tiempo completo.

Algunos de esos colaboradores fueron enviados a distintas embajadas, entre ellas las de España, Italia, Francia y Estados Unidos. Son conocidos coloquialmente entre el personal de esas embajadas como los “cónsules de la memoria” por su vínculo con el Consejo de la Memoria Histórica, si bien sus cargos administrativos son diversos.

Gutiérrez Müller también colocó a personas de su círculo cercano en algunos puestos de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Es el caso de Laura Elena Carrillo Cubillas, como secretaria ejecutiva de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Amexcid), órgano desconcentrado de la Cancillería.

Carrillo Cubillas, prima del dirigente de Morena, Mario Delgado, acompañó a Gutiérrez Müller a su encuentro con el presidente de la república italiana, Sergio Mattarrella, durante la gira europea que realizó la presidenta honoraria del consejo, en octubre pasado.

Fue debido a esa cercanía y confianza que la secretaria ejecutiva de Amexcid fue la encargada de viajar a España, en marzo de 2019, para hacer entrega de la carta de López Obrador dirigida al rey Felipe VI, en la que le solicita que España pida perdón por los abusos cometidos durante la Conquista, hace 500 años.

El propio presidente mexicano informó a su homólogo Pedro Sánchez que enviaría esa carta. Lo hizo el 30 de enero de 2019 durante la visita de trabajo que el presidente español hizo a México (Proceso 2213).

La esposa de López Obrador también le compartió a la entonces ministra de Justicia, Dolores Delgado, que México presentaría esa carta al monarca español.

Aunque ante la publicación inicial del periódico Reforma, Gutiérrez Müller lo desmintió, la información fue confirmada por el corresponsal de Proceso en aquel momento, entre el equipo de la ministra Delgado.

Fragmento del reportaje publicado en la edición 2322 del semanario Proceso, cuya versión digital puedes adquirir aquí.

Comentarios