Política

Desplome en línea 12: entre 'Morena mata' y las acusaciones de 'zopiloteo'

El colapso de un tramo de la Línea 12 del Metro atizó la ya de por sí ríspida ­disputa electoral que definirá el 6 de junio, pues mientras unos acusan "zopiloteo", otros acusan que Morena, el partido en el poder, "mata".
domingo, 9 de mayo de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El colapso de un tramo de la Línea 12 del Metro, que dejó 26 muertos y casi 80 heridos, atizó la ya de por sí ríspida ­disputa electoral que definirá el 6 de junio, principalmente, la composición de la Cámara de Diputados y, por ende, el destino del presupuesto para los últimos tres años del sexenio de Andrés Manuel López Obrador.

Montada en la tragedia y el luto, la oposición a la 4T exigió renuncias, acusó a los gobiernos morenistas de criminales y de aplicar una política económica “austericida”, exigió investigaciones a fondo, la creación de comisiones especiales y hasta organizó una protesta en la zona devastada, activismo que fue calificado por López Obrador de “zopilotero” y por su partido de “carroñero”.

El derrumbe de la trabe que sostenía los rieles del Metro en los límites de Iztapalapa y Tláhuac, a poca distancia de la estación Olivos –una de las 20 que forman la llamada Línea Dorada–, fue de alto impacto: los medios electrónicos, digitales e impresos, en paralelo con las redes sociales, abrumaron con imágenes, testimonios y entrevistas de lo ocurrido la noche del lunes 3 de mayo.

El presidente López Obrador se refirió a la tragedia en cada una de sus mañaneras. Dio el pésame una y otra vez y prometió que no se ocultaría nada; adelantó su respaldo a la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum Pardo, y aseguró que se haría “una investigación a fondo, sin miramientos de ninguna índole” y con base en el dictamen de la fiscalía y la investigación internacional, “fincar responsabilidades”.

Pero advirtió: “no podemos caer en el terreno de la especulación y mucho menos el de culpar sin tener pruebas a los posibles responsables”. Diría después: “ojalá y no se manipule el tema, aunque es muy difícil, porque son ‘tiempos de zopilotes’”.

A la caza de morenistas

A tono con el eslogan de la campaña presidencial de 2006 –la de “López Obrador, un peligro para México”–, ante la tragedia en la Línea 12 del Metro la oposición concluyó que “Morena mata”.

En alianza para los comicios del 6 de junio, PAN, PRI y PRD responsabilizaron al canciller Marcelo Ebrard, a Sheinbaum y al dirigente de Morena, Mario Delgado Carrillo, de la tragedia y de los fallecimientos, sin mencionar a Miguel Ángel Mancera Espinosa, quien gobernó la Ciudad de México de 2012 a 2018 y es actualmente senador y aliado del bloque opositor.

Marko Cortés, dirigente de Acción Nacional, exigió que Ebrard y Delgado rindan cuentas por su responsabilidad en las fallas en la construcción de la Línea 12 y acusó a Sheinbaum por no dar el mantenimiento adecuado.

“Los políticos de Morena matan con su corrupción y con sus malas decisiones; ya lo vimos con el pésimo manejo de la pandemia y ahora lo estamos viendo con la tragedia en el Metro, donde murió gente inocente a causa de la corrupción y la indolencia de las autoridades en la Ciudad de México”, expuso.

El panista informaría el jueves 6 que su partido denunció ante la Fiscalía General de la República a Sheinbaum, Ebrard y Delgado por su responsabilidad en la tragedia del Metro y exigió la dimisión de los dos primeros.

A las críticas opositoras se sumarían los expresidentes panistas, Vicente Fox Quezada y Felipe Calderón Hinojosa. En una cascada de tuits, el guanajuatense colocó una fotografía con los dos vagones del Metro en vilo acompañado del siguiente mensaje: “Obvio, drásticas reducciones presupuestales, ahorros mal entendidos. Qué esperaban?”.

Minutos después remachó: “Los que construyeron esto, hoy están haciendo una refinería, un tren y un aeropuerto. Una pena por las personas que fallecieron en este accidente, todo por la irresponsabilidad de algunos, ¿también es culpa del PRIAN?”

Y ya encarrerado prosiguió: “La 4T hace las cosas solo por capricho, sin importar la seguridad o el bienestar que le pueda dar a la ciudadanía, que miedo viajar en el tren Maya o por el aeropuerto de Santa Lucía”.

Calderón fue más mesurado. Escribió en Twitter: “insisto, la mejor manera de que no se crucen los intereses políticos de partidos y precandidatos, lo mejor es una comisión plural, independiente del gobierno, construida por consenso, y que sea ella la encargada de contratar los peritajes sobre el accidente de la #línea12delMetro”.

Alejandro Moreno, presidente del PRI, la tercera fuerza política del país, planteó en un principio evitar especulaciones. “Ante los lamentables sucesos en el Metro asumimos el compromiso de no ser parte de la insidia, el linchamiento efectista y la ganancia abusiva. Exigimos a la autoridad una actuación firme, objetiva, transparente, pronta, expedita y comprometida”, manifestó.

Pero luego, en su cuenta de Twitter se olvidó de su discurso inicial: “La austeridad no debe traducirse en negligencia. El ahorro en mantenimiento del Metro, para luego derrochar en programas y proyectos estériles, es hipócrita y criminal. Mientras ellos se roban algunos pesos, a personas les robaron la vida”.

El uso político de la tragedia llegó a su punto más alto cuando panistas de la Ciudad de México, encabezados por su dirigente Andrés Atayde Rubiolo, y los diputados locales Federico Döring Casar, Christian von Roehrich de la Isla, Diego Garrido López y Héctor Barrera Marmolejo organizaron una protesta en el sitio del siniestro y con la imagen de los vagones colapsados a sus espaldas se tomaron la foto.

En medio de protestas de personas que criticaron el que se estuviera politizando la desgracia, Döring se ufanó: “Venimos a constatar el peor y más terrible suceso en la historia del Metro, queremos dar a conocer a la opinión pública que vamos a presentar una denuncia ante la FG contra Marcelo Ebrard, Claudia Sheinbaum, Florencia Serranía y Mario Delgado. Vamos a pedir una comisión especial en el Congreso y vamos a dar puntual seguimiento al peritaje”.

El siniestro en Tláhuac llegaría a la Comisión Permanente, donde el bloque opositor propuso crear una comisión especial investigadora, lo que fue rechazado por la mayoría legislativa que encabeza Morena.

Este texto forma parte del número 2323 de la edición impresa de Proceso, publicado el 9 de mayo de 2021 y cuya versión digitalizada puedes adquirir aquí

Comentarios