Tokio 2020

Tokyo 2020: la selección de clavados se hunde en la incertidumbre

A menos de dos meses del inicio de Tokio 2020, el deporte que más medallas olímpicas le ha dado a México se encuentra en el limbo.
viernes, 11 de junio de 2021

La inestabilidad causada por el presidente de la Federación Mexicana de Natación, Kiril Todorov, al no convocar al selectivo de clavados, pese a que los Juegos Olímpicos están en puerta, ha afectado la preparación y mermado emocional y psicológicamente a los deportistas de la disciplina que más medallas olímpicas le ha dado a México, porque no saben si el dirigente ya decidió no realizarlo y si, entonces, asignará por “dedazo” algunos o todos los lugares.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- A menos de dos meses del inicio de Tokio 2020, el deporte que más medallas olímpicas le ha dado a México se encuentra en el limbo, debido a que el presidente de la Federación Mexicana de Natación (FMN), Kiril Todorov, no ha convocado al selectivo de clavados, desconcertando a deportistas y entrenadores porque no saben quiénes representarán al país.

Los clavadistas mexicanos hicieron historia al conseguir plazas olímpicas en las ocho pruebas que existen en esta disciplina, por lo cual la selección viajará con equipo completo para tratar de superar las 14 preseas ganadas desde Londres 1948. 

Sin embargo, entrenadores y deportistas han encontrado a un enemigo en su presidente de la federación: Kiril Todorov no le da la cara a nadie, no responde llamadas telefónicas ni mensajes, y aunque de manera informal se sabía que el selectivo se realizaría del 27 al 30 de mayo últimos, la realidad es que el federativo no publicó la convocatoria en su página oficial en internet y, por lo tanto, no se realizó.

La importancia de realizar un selectivo para ponerle nombre y apellido a las plazas que se ganaron en 2019 y en 2021 radica en que de manera justa y ordenada los clavadistas demuestren quiénes están mejor preparados para competir.

No basta con haber obtenido el boleto olímpico para México, los ganadores de dichas plazas deben enfrentarse a todos aquellos rivales que sean elegibles para participar en el selectivo nacional. Una vez que los ganadores le hayan puesto su nombre a esa plaza pueden concentrarse en entrenar de una manera más precisa para llegar en su pico máximo de rendimiento a la justa olímpica. 

Así, la incertidumbre de no saber cuándo será el selectivo ha afectado la preparación de los clavadistas y los ha mermado emocional y psicológicamente porque no saben si Todorov, de manera unilateral, ya decidió no realizarlo y si, entonces, asignará por “dedazo” algunos o todos los lugares. 

El 22 de mayo último, Todorov entregó a la Jefatura de Misión de la delegación mexicana que participará en Tokio 2020 la convocatoria para el Control Técnico de Clavados de Primera Fuerza, que se realizará del 5 al 8 de junio en las instalaciones del Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (Cnar). 

Mientras clavadistas y entrenadores se tronaban los dedos porque seguían en la incertidumbre, Todorov ya había decido que el control técnico se realizaría en la primera semana de junio. Pero el federativo no había publicado la convocatoria, hasta el cierre de esta edición. 

Este texto es un adelanto del reportaje publicado en el número 2327 de la edición impresa de Proceso, en circulación desde el 6 de junio de 2021.

Comentarios