Boxeo

De vacíos legales y peleas improvisadas

La H. Comisión de Box Profesional de la Ciudad de México, que preside el empresario Ciro Nucci, anuló de última hora dos peleas de campeonato nacional que ya habían sido autorizadas y que exhiben el vacío legal del pugilismo en la capital del país.
sábado, 5 de junio de 2021

La cartelera que promovía de manera indebida dos peleas de campeonato nacional para el sábado 29 en Ciudad Nezahualcóyotl llevaba semanas. Pero el jueves 20, el presidente de la H. Comisión Nacional de Box Profesional de la Ciudad de México, Ciro Nucci, ordenó a los promotores suspender el evento y esgrimió las razones. Éstos tuvieron que acatar la decisión y sustituyeron a dos de los cuatro contendientes, y los encuentros se llevaron a cabo, pero ya no como campeonatos nacionales.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).– La H. Comisión de Box Profesional de la Ciudad de México, que preside el empresario Ciro Nucci, anuló de última hora dos peleas de campeonato nacional que ya habían sido autorizadas y que exhiben el vacío legal del pugilismo en la capital del país.

Durante varias semanas circuló en las redes sociales la cartelera promocional de la empresa del excampeón mundial de boxeo Humberto La Chiquita González, responsable de la velada boxística. Todo estaba debidamente preparado, pero de manera inopinada el evento fue cancelado.

El programa no incluía los nombres de los contendientes ni el lugar de la velada boxística –la disputa de un doble campeonato nacional–, pero sí la fecha: sábado 29 de mayo. La empresa confirmó que el evento sería en uno de los salones de fiestas propiedad del expugilista en Ciudad Nezahualcóyotl.

Odín Juárez y Ernesto Salcedo encabezaban la velada boxística por el fajín nacional supergallo; en la segunda función contenderían Israel Crescencio Lucrecio y Luis Ángel Rosales por el reinado de peso gallo.

Pero había un inconveniente: la inclusión de Odín Juárez en la cartelera sorprendió por su condición de riesgo, pues lleva año y medio sin pelear a causa de un accidente en motocicleta que le hizo perder un riñón.

No sólo eso: Juárez, quien marcha invicto con nueve peleas, fue “reclasificado” por la comisión de box capitalino a pelear de ocho a 10 rounds sin respetar el procedimiento que obliga a cada pugilista a cumplir cierto número de peleas –de tres a cuatro– en cada categoría, y así sucesivamente. Es decir, de cuatro rounds a seis; de seis a ocho, y de ocho a 10…

Juárez sólo disputó un combate pactado en ocho episodios, pero se suspendió en el quinto, cuando noqueó a su contrincante.

No era la única irregularidad: la H. Comisión de Box Profesional de la Ciudad de México también había autorizado las peleas de campeonato nacional a sólo 10 rounds, en lugar de 12, como establece el reglamento.

La comisión aplica el reglamento con base en el viejo decreto presidencial de Manuel Ávila Camacho de 1946 para autorizar peleas de título nacional. Sin embargo, “con la desaparición del Distrito Federal ya no hay ámbito de aplicación”, aclara el abogado constitucionalista Jorge Olvera Quintero, especialista en la materia.

Y precisa: “El ámbito de aplicación es la Ciudad de México. El Distrito Federal funcionaba como una dependencia federal, pero desde que se redactó y promulgó la Constitución de la Ciudad de México, ésta se elevó a una categoría similar al resto de las entidades federativas. Hoy, la Ciudad de México se rige por las normas secundarias, que se emiten de acuerdo con su Constitución”.

En consecuencia, expone Olvera, la Comisión de Box Profesional de la Ciudad de México “no puede arrogarse atribuciones de índole nacional; tiene que homologar su régimen legal al de la nueva constitución porque el DF ya no existe”.

La decisión de Nucci

De repente todo cambió: el jueves 20, el presidente de esa comisión, Ciro Nucci, se comunicó telefónicamente con el encargado de las clasificaciones, Rodolfo Rosales. Le dijo que no se autorizaba la salida médica de Odín Juárez para la función del sábado 29.

El empresario también contactó al ­matchmaker de la empresa Chiquita González Boxing, Alberto González (hijo de Humberto), para comunicarle que la Comisión de Box de la Ciudad de México suspendía las contiendas por el campeonato nacional; luego matizó, pues le pidió sustituir a Odín y mantener la programación del sábado 29.

El viernes 21 Nucci precisó que en el caso de Odín se tomó la decisión porque “el doctor (José Luis Piedracruz, encargado de los Servicios Médicos) no autorizó la salida médica, ya que el boxeador tiene un año y medio sin pelear y no presentó los estudios recientes. No nos conviene exponerlo. El doctor dijo: ‘Para mí, con un riñón puede pelear’, pero una cosa es una actividad deportiva normal y otra cosa es una actividad de un deporte de contacto.

“Para obviar este problema, el doctor ordenó: ‘No va esta pelea’… Hablé con el promotor y le expuse: esta pelea no va por este motivo, punto. No soy médico, el que determina si un boxeador está en condiciones de subir al ring, pero como el boxeador tiene tanto tiempo sin pelear, considero que antes de que busque el título nacional debe realizar un combate preliminar”, dijo Nucci.

Y añadió: “Primeramente, me interesa la integridad de los boxeadores, y segundo: si a este muchacho se le bajó la pelea, lo siento mucho porque un boxeador se entrena, piensa en un campeonato nacional y está ansioso por subir al ring, pero para protegerlo a él y a nosotros, se evita la pelea”.

Según el titular de la comisión, la decisión se tomó el miércoles 19. Ese día Proceso entrevistó a Rodolfo Rosales –exreportero de la fuente de boxeo, expromotor y encargado de relaciones públicas de la empresa Cleto Reyes, fabricante de artículos de boxeo–, quien tenía en claro la realización del combate.

En su descargo, Rosales expone: “Tenemos un comité de clasificaciones. El responsable de redactarlas soy yo, pero todos lo decidimos en un cuerpo colegiado, integrado por cinco comisionados. Se solicita por escrito que se clasifique a los peleadores y se analizan sus récords. La comisión tiene sus clasificaciones nacionales y se eligen entre los mejores 10 o 12. Una vez clasificado el peleador, se autoriza”.

El encargado del área de clasificaciones dice que también lleva el control del historial de los peleadores y refiere que cuando Odín Juárez ganó su más reciente pelea, solicitó por escrito su ascenso a 10 rounds.

Rodolfo no pudo confirmar en ese momento el récord de Odín que avala la Comisión de Box Profesional de la Ciudad de México y ofreció entregar la relación, así como el oficio en el que pidió su reclasificación. La información no fue entregada.

–¿Por qué decidieron reclasificar a Odín Juárez de ocho a 10 rounds, dado que sólo realizó una pelea en ocho asaltos? –se le pregunta a Rosales.

–El reglamento especifica: si ganas tres peleas a cuatro rounds subes a seis automáticamente; si ganas tres peleas a seis rounds, asciendes a ocho, y si ganas otra pero ya eres un peligro para los de ocho rounds, subes a 10.

Criterios cuestionados

En opinión de Rosales –entrevistado la víspera de que Nucci decidiera suprimir la primera pelea–, Odín Juárez (9-0-1) y Ernesto Salcedo (12-0) ascendieron de ocho a 10 rounds porque están invictos. “Aquí lo importante es que los peleadores ya son un riesgo para los de su categoría y tienen calidad para llegar a ser campeones nacionales. Son excepciones. Hay peleadores que llevan 30 peleas y no van por un título. Un ejemplo: el hijo de Julio César Chávez peleó 25 combates a seis rounds, y nadie lo cuestionó, y era un peligro.

“Cuando los boxeadores ya representan superioridad manifiesta para los rivales, que son de ocho rounds, no puedes estar arriesgando a los demás. Hay muchas cosas que son a criterio con conocimiento de causa, no a criterio de que te caiga bien o te caiga mal…”, reitera.

Y agrega: posteriormente tuvo un evento médico y frenó un poco su carrera. Regresó y otra vez está en activo: se le realizó su examen médico, está clasificado, nos pidieron la pelea y se volvió a tratar el tema en una junta de que el chavo viene de un retiro, pero está en óptimas condiciones. “La pelea se da ahorita y llama la atención por eso, pero está clasificado desde antes…”.

–¿La contienda entre Odín y Salcedo va a 10 o 12 rounds?

–Va a ser a 10 rounds, porque la gente no pregunta. Antes, las peleas de campeonato eran a 12 rounds. Tienes que ir preparando a tus chavos para ir por un título mundial, y estos jóvenes pueden pelear a 10 o 12 rounds. Eso no está en el reglamento, pero también se vota en el pleno.

–El reglamento indica que las peleas de título nacional se pactan a 12 rounds –se le reitera.

–Pero cuando se reúne el pleno, puede tomar acuerdos que se consignan en las actas… te habla con honestidad. Te puedo decir que va a 12 rounds, y se acabó. ¿Qué gano con mentir? De la comisión no vivimos…

Finalmente, ese encuentro se canceló.

Entrevistado el lunes 24, el responsable de los Servicios Médicos de la H. Comisión de Box Profesional de la Ciudad de México, José Luis Piedracruz, reconoce: “Ya no tuve la oportunidad” de negarle la salida médica a Juárez. “Ya no lo hice gastar en estudios médicos porque desgraciadamente se cayó la pelea. Me avisaron con anterioridad. Me enteré que montaron en colera. Obviamente le tuve que hablar a Odín de que ya no se iba a realizar la función. Lo tomó a mal, pues (estaba) a una semana”.

Por ello, dice Piedracruz, el boxeador decidió irse a otra comisión. Odín “me comentó que había rumores de que se caería la pelea, hace una semana, quizás fue el lunes (17). Todo fue tan rápido, porque un periodista empezó a preguntar por qué se le permitía pelear a una persona (en esas condiciones).

“Además, le tuve que decir: ‘Si vas a abandonar la comisión, ya no gastes’, porque le habían tirado la pelea. ‘Vete a la comisión que decidas y que ahí te ordenen realizarte estudios recientes para que no te rechacen’.”

Explica: “El hecho de que le falte un órgano, la función la suple el otro órgano. A ese tipo de peleadores se les lleva un estricto control. Normalmente cuando vienen a resellar su licencia se les solicitan una serie de estudios para completar el trámite. En este caso, hicimos el compromiso con él que cada tres meses se hiciera un estudio para saber cómo está su capacidad renal”.

El doctor advierte que el adversario de Odín, Ernesto Salcedo, “es un peleador fuerte. Obviamente no se le iba a exponer”. La primera, y última revisión del doctor al pugilista fue en febrero pasado. “Acordamos que antes de cualquier pelea se le pedirían estudios para analizar sus funciones renales: una creatinina en la orina de 24 horas y un perfil renal, entre otros”.

La pelea “ya se vino abajo, ya no hay nada que lamentar ni nada que criticar, afortunadamente. Nada más su entrenador, y quizás su promotor, hicieron su coraje, pero ahí quedan con sus corajes, que ellos se curen. Pero eso se acabó…”, refiere Piedracruz.

Un reglamento no actualizado

Nucci afirma: “No meto las manos al fuego por nadie. No quiere decir que desconfío de la gente, pero tampoco tengo pruebas para decir que mis comisionados hacen algunas cosas malas. Si hay alguna denuncia contra personas de la comisión, que me traigan las pruebas. Si hay alguien que haya cometido cualquier acto que no sea conforme a las reglas, se castiga”.

Respecto a las facultades del organismo, sostiene que “la comisión actúa con base en el reglamento vigente desde 1946, que no ha sido derogado. Desde ahí hasta acá se ha venido funcionando así. Este reglamento establece que la Comisión de Box Profesional de la Ciudad de México es la facultada para sancionar los campeonatos nacionales”.

Y confirma: “Estamos en estudios del nuevo reglamento con la Consejería Jurídica de la Ciudad de México…”

Proceso entrevistó al matchmaker Alberto González el 6 de mayo. “La autorización ya está, todos los chicos están clasificados. No hay ningún problema. Como se trata de un campeonato nacional lo tiene que sancionar la Comisión de Box de la Ciudad de México, y ya tenemos el aval”.

–¿Quién te otorgó el aval?

–Ciro Nucci.

El martes 25 La Chiquita González acudió a los “Martes de Café” del Consejo Mundial de Boxeo y junto al titular de esta asociación civil, Mauricio Sulaimán, anunció su nueva cartelera del sábado 29: en la división supergallo mantiene al invicto Ernesto Salcedo (12-0, nueve nocauts), quien enfrentará al reemplazo de Odín, Manuel Martínez (10-2-1, tres nocauts), a 10 rounds. Por su parte, Luis Rosales también fue ratificado en la cartelera, pero ahora su oponente será José Ángel Rojas, en la categoría gallo. La función será a puertas cerradas.

Reportaje publicado el 30 de mayo en la edición 2326 de la revista Proceso, cuya edición digital puede adquirir en este enlace.

Más de

Comentarios