Ricardo Salinas Pliego

Los tentáculos energéticos de Salinas Pliego llegan a Baja California

Ricardo Salinas Pliego atendió el llamado de Baja California para generar la energía que permita cubrir el déficit que enfrenta cada verano y entró al negocio a través de Grupo Dragón, su brazo energético. Sin embargo, su proyecto de construcción de dos centrales de generación eléctrica fue frenado.
jueves, 1 de julio de 2021

A finales de 2020 el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, habló de la posibilidad de generar la energía extraordinaria que permita cubrir el déficit de 450 megawatts que enfrenta la entidad cada verano, cuando la temperatura sobrepasa los 50 grados centígrados. El magnate Ricardo Salinas Pliego atendió el llamado y entró al negocio a través de Grupo Dragón, su brazo energético. Sin embargo, su proyecto de construcción de dos centrales de generación eléctrica –que le permitiría ser el generador de 280 megawatts en los próximos 27 años– fue frenado a principios de mayo por las autoridades federales.

CIUDAD DE MÉXICO (proceso).- Los tentáculos empresariales de Ricardo Salinas Pliego llegaron a Baja California. Hoy, pretende cubrir el déficit de energía que cada verano sufre el estado y que anualmente pone en riesgo al Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

Integrante del Consejo Asesor Empresarial del presidente Andrés Manuel López Obrador, Salinas Pliego es más que un hombre de negocios del entretenimiento, más que TV Azteca y más que sus ventas de electrónicos domésticos en pagos chiquitos.

Sus tentáculos adquirieron mayor fuerza con la reforma energética de Enrique Peña Nieto en 2013. Lidera, por ejemplo, la primera empresa privada en México que cuenta con una “geotérmica” generadora de energía limpia, ubicada en San Pedro Domo, Nayarit.

Y aunque fue el sexenio pasado cuando repuntó en materia energética con la obtención de 10 permisos para “autoabastecimiento” de energía que le autorizó la Comisión Reguladora de Energía (CRE), es a mitad de este sexenio que pretende extenderse en el norte del país con la construcción de dos plantas de generación de energía con “turbinas aeroderivadas” con uso de gas natural.

Salinas Pliego pretende ser el generador en los próximos 27 años de 280 megawatts (MW), cubriendo así el déficit de 450 MW que enfrenta la entidad cada verano. De lograrlo, se quedaría con poco más de la mitad del pastel del consumo de energía eléctrica en una época en que el termómetro alcanza los 50 grados centígrados. Sólo la semana antepasada se llegó a 48 grados, lo que implica una mayor demanda de energía para la sobrevivencia de sus habitantes.

Un dragón para Mexicali

La pandemia del SARS-coV-2 no minó la ola expansiva de Salinas Pliego, quien tuvo ingresos seguros al lograr licitaciones del gobierno federal y el de la Ciudad de México.

Con el primero para dispersar el dinero de los programas sociales mediante tarjetas que emite Banco Azteca y con el gobierno capitalino para la adquisición de sistemas de videovigilancia para el C5 (centro integral de monitoreo), y cuya licitación se tasó con un costo de 954 millones de pesos, reportó la revista Forbes en abril de 2020.

Este verano y luego de un año de encierro por la pandemia, Salinas Pliego tomó un impulso mayor, tanto así que sus ingresos aumentaron 7% respecto a 2020; según el reporte de abril de ese año, el hombre de TV Azteca pasó a ser el segundo más rico del país, con 11 mil 700 millones de dólares, sólo detrás de Carlos Slim.

Para abril de 2021 la misma revista lo colocó en tercer lugar, pero con un aumento de 7% de su fortuna, al pasar de 11 mil 700 a 12 mil 520 mdd.

Fragmento del reportaje publicado en la edición 2330 del semanario Proceso, cuya versión digital puedes adquirir aquí.

Comentarios