Covid 19

La variante Delta se perfila como la dominante en la capital

Pese a la resistencia del gobierno capitalino, el incremento de casos positivos de covid-19 revirtió el semáforo epidemiológico verde y algunas medidas de apertura económica. La secretaria de Salud, Oliva López, advierte que en las próximas semanas se propagará la preocupante variante Delta.
lunes, 5 de julio de 2021

Pese a la resistencia del Gobierno de la Ciudad de México, el incremento de casos positivos de covid-19 revirtió el semáforo epidemiológico verde y algunas medidas de apertura económica. La secretaria de Salud capitalina, Oliva López, advierte que en las próximas semanas se propagará la preocupante variante Delta del coronavirus, más contagiosa.

CIUDAD DE MÉXICO (proceso).- El inminente rebrote de contagios de covid-19 en la Ciudad de México se enfila al predominio, en las próximas semanas, de la cepa Delta, originalmente identificada en India en octubre pasado, porque su poder de infectar es dos veces más que el de otras y sus síntomas son menos perceptibles, alerta Oliva López Arellano, secretaria de Salud del gobierno capitalino (Sedesa).

“Es una variante que preocupa porque tiene mayor capacidad de infectar. A diferencia de las otras, con las que una persona puede infectar a tres o cuatro más, la Delta se estima que puede infectar hasta a ocho personas, es decir, el doble. Algunos dicen que 40%, otros que 50%”, explica la funcionaria en entrevista con Proceso.

Experta en Epidemiología y Medicina Social, alerta que esta variante “produce un mayor contagio porque es más eficiente para insertarse en las células y pasar inadvertida. Lo que estamos viendo es que en pocas semanas va a ser la dominante, no sólo en la Ciudad de México, sino en muchas entidades del país”.

Además, su periodo de incubación “es más acortado, por lo tanto, la expresión de los síntomas, que antes se daban en 10 días, con ésta se dan en una semana”, detalla. Éstos son un poco distintos a los casos iniciales: predominan el dolor de cabeza, la rinorrea o escurrimiento nasal y el dolor de garganta. Por ello, advierte, “se confunde mucho con una molestia habitual de una faringitis o con un catarro común, por eso hay que estar alerta”.

Hasta el viernes 2, en los hospitales de la Sedesa se habían identificado sólo seis casos de la variante Delta. De acuerdo con la funcionaria, esas personas aún no estaban vacunadas contra el covid-19 y, aunque necesitaron atención hospitalaria, fueron reportadas como estables y dadas de alta sin complicaciones.

Sin embargo, aclara que se rastrean más casos en instalaciones del IMSS, ISSSTE, los institutos nacionales y dependencias del gobierno federal que atienden casos de covid-19:

“Estamos monitoreando con el Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen) y con el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (Indre). Ellos están haciendo un monitoreo permanente y nosotros apoyamos en enviar las muestras de nuestros hospitalizados para tener esa claridad”, detalla López Arellano, egresada de la UAM e integrante del Sistema Nacional de Investigadores.

Hasta ahora, dice, “no se ha comprobado que esta variante sea más letal, por así decirlo; pero, como todo en el covid, está bajo sospecha. Se está estudiando y con la evidencia que salga en los próximos días ya vamos a tener más elementos para saberlo”.

Fragmento del reportaje publicado en la edición 2331 del semanario Proceso cuya versión digital puedes adquirir aquí.

Comentarios