Coronavirus

Responsabilidad y costos del regreso a clases recaen en padres de familia

Especialistas critican que la SEP no marca ningún protocolo para la vuelta a las escuelas, mientras los padres de familia relatan las condiciones lamentables de los planteles, que ellos mismos han debido sanitizar, sin apoyo económico del gobierno.
sábado, 21 de agosto de 2021

Los especialistas critican un regreso a clases en el que la SEP no marca ningún lineamiento ni protocolo para la vuelta a las escuelas en el país. Y además, padres de familia cuentan a Proceso las condiciones lamentables en que han hallado los planteles a los que deberán enviar a sus hijos… instalaciones que los propios progenitores han debido sanitizar, sin apoyo económico del gobierno.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).– Bernardo Naranjo, director de la organización Proyecto Educativo, explica el problema del regreso a clases con una metáfora: “Tienes 32 barcos en medio de la tormenta y el puerto, en vez de mandarles ayuda, mandarles especialistas, algo que les ayude, lo único que hace es poner restricciones a las reglas de navegación”.

En entrevista, Naranjo señala que la federación se ha desentendido de la labor fundamental de acompañamiento educativo, como por ejemplo indicar qué dar o no dar en el salón de clases, cuáles son los contenidos esenciales; en lugar de darles una guía pidió a cada maestro escogerlos (los contenidos). “Es un ejercicio que va a ocurrir millón y medio de veces, en lugar de que la SEP oriente el trabajo pedagógico en las escuelas”.

Explica que tampoco hay recursos extraordinarios para las escuelas a fin de garantizar insumos, infraestructura y conectividad, pues salvo la compra de espacios televisivos para el programa Aprende en Casa, la federación no ha movido su estructura, sus programas ni sus presupuestos.

“Lo que es increíble es que en el evento más disruptivo en la historia de la educación pública, la SEP ha sido omisa no sólo en la asignación de presupuestos sino también en hacer cosas que puedan servirle a las escuelas y a los maestros”.

Y pone otro ejemplo: no hay un lineamiento claro para decir quiénes vuelven y cómo vuelven a la escuela. “Sólo hay declaraciones, pero no hay un documento oficial que envíen a las autoridades estatales para que puedan decir: ‘Les voy a pedir a las escuelas esto’. Y al no haber un sustento normativo, quien tiene la responsabilidad última es el director de la escuela y eso no se vale, estás dejando solas a las escuelas para que se arreglen como puedan”.

En suma, señala: “No les estamos dando presupuesto, no hay acompañamiento académico, no hay sustento normativo; entonces, ¿qué les estamos dando?”

Todos ponen, menos la SEP

Los padres de familia han invertido tanto en el trabajo de limpieza escolar como en los insumos: en promedio, 276 pesos por alumno. Al multiplicar esta aportación por el número total de alumnos en educación básica, la inversión que realizan los padres de familia podría superar los 6 mil millones de pesos.

Si bien no es posible cuantificar el número de padres y madres de familia que participan en estas labores –que la SEP denomina “Tequio de Limpieza”–, lo cierto es que los insumos y el trabajo hasta ahora lo ponen los padres de familia.

Fragmento del reportaje publicado en la edición 2338 de la revista en Proceso, cuya edición digital puede adquirir en este enlace.

Comentarios