Macabro

Festival Macabro, 20 años, celebra los 90 de Drácula

En un balance histórico, Edna Campos, fundadora y directora del evento que se desarrollará del 19 al 29 de agosto en la Ciudad de México, da cuenta de cómo ha ido creciendo, al grado de que hoy prestigiados medios internacionales lo registran entre los mejores del género del horror en el mundo.

En un balance histórico, Edna Campos, fundadora y directora del evento que se desarrollará del 19 al 29 de agosto en la Ciudad de México, da cuenta de cómo ha ido creciendo, al grado de que hoy prestigiados medios internacionales lo registran entre los mejores del género del horror en el mundo. En su edición híbrida se proyectarán filmes de 27 países, y las sedes presenciales serán Cineteca Nacional, Casa del Cine, Museo Archivo de la Fotografía, Red de Faros y Cine Villa Olímpica.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).– Macabro: Festival Internacional de Cine de Horror de la Ciudad de México, que llega a sus dos décadas con la participación de 27 países, rinde un homenaje a los filmes de vampiros por los 90 años del Drácula (1931) del estadunidense Tod Browning.

Por Zoom, Edna Campos, fundadora y directora del encuentro fílmico, rememora confortada y sonriente:

“De siete años para acá el festival mostró que poseía un potencial muy grande, porque ya contaba con mucho público… había logrado de alguna manera impulsar una comunidad.”

Entonces decidió trabajar más:

“En lugar de dedicarle seis meses para una programación en dos o tres sedes, empecé a laborar todo el año para abarcar más espacios de proyección, obtener apoyos gubernamentales y patrocinadores que ayudaran a que esto siguiera. Y por supuesto que fuera con secciones competitivas, lo cual también es muy importante, y empezó a ser conocido a nivel internacional e igual se convirtió en un referente del género aquí en México”.

Medios extranjeros, como la revista Movie Maker, lo han incluido en tres ocasiones (2018, 2019 y 2021) en su lista “Bloody­ best genre film festivals of the world” (Los mejores festivales de cine de género sangrientos del mundo), y el Dread Central, especializado en el género, lo destaca como uno de los mejores festivales de cine de horror para 2021.

Debido al confinamiento por el covid-19, el año pasado Macabro se efectuó sólo en virtual, y en este 2021, que se realizará del 19 al 29 de este mes, será híbrido. Las áreas físicas: Cineteca Nacional, Casa del Cine, Museo Archivo de la Fotografía, Red de Faros y Cine Villa Olímpica, con todos los protocolos sanitarios establecidos por la autoridades federales y locales.

Las sedes digitales: Universidad Latinoamericana (ULA) del Valle, Plataforma Cine (pataformacine.com), Filminlatino (filminlatino.mx), Redes sociales Macabro Fich, Facebook Procine y Cinemateca Luis Buñuel Puebla.

Campos (Ciudad de México, 1972) estudió periodismo y comunicación en la Universidad Nacional Autónoma de México y es especialista en políticas culturales y gestión cultural por la Universidad Autónoma Metropolitana. Como guionista y coproductora colaboró en el documental Alucardos. Retrato de un vampiro. Es productora audiovisual y editora de libros como Femmes Fatales: 13 escritoras hablan sobre cine de terror y Terror del rudo y 40 años de Alucarda.

Diversidad en contenidos

Intervendrán en la fiesta fílmica del terror 27 países: 51 largometrajes y 58 cortometrajes. Campos expresa que el evento presenta la diversidad del género:

“Eso es lo que ha logrado. Además conseguimos introducir el horror que se produce en Latinoamérica, fuimos los primeros en empezar a proyectarlo aquí en México. Macabro tiene su identidad muy bien definida y ha sido vanguardista en ese sentido.”

Las cintas que mostrará se concluyeron en 2019, 2020 y 2021. Por la pandemia llegaron menos películas para esta 20 edición:

“Sí fue sensible la baja de cortometrajes y largometrajes. La producción se paró muchísimo todo el año pasado, tanto para las dos secciones de competencia, la internacional y la iberoamericana. Y lo que llegó es muy interesante.”

En la parte iberoamericana informa que concursan cuatro películas mexicanas: Aniela (2020) de Allan Fis, El hombre búfalo (2019) de David Torres Labansat, Mírame (2020) de Pavel Cantú y Sin origen (2019) de Rigoberto Castañeda.

Se le comenta que en el género de terror latinoamericano se aborda mucho la temática social, y menciona:

“Sí, algunos críticos, ya fuera del país, incluso le han llamado ‘terror social’. No sólo se realiza en México, también en Argentina, Brasil y Colombia, son los países que más están produciendo este género, y muchos de los tópicos tienen que ver con situaciones sociales fuertes. Por ejemplo, Aniela y El hombre búfalo son sobre problemas actuales, el asesinato de periodistas y feminicidios. El año pasado la película que ganó trataba el tráfico de mujeres, Matar al dragón (Argentina, 2019) de Jimena Monteoliva, esto en la clave de cine fantástico, pero aun así el tema es fuerte. Lo social me parece que funciona bien.”

En torno a la parte internacional especifica que esta vez las historias son muy divertidas “pues de alguna manera se necesitan en este momento para tener un equilibrio”.

En relación con el cine mexicano del género se muestra positiva:

“Se le pone mucha atención. He notado que en los tres últimos años hay un gran interés por lo que se efectúa aquí. Hay varios directores que han sido invitados a trabajar en Estados Unidos, incluso a crear remakes de sus propios filmes. Lo que se crea en la nación sí le da mucha frescura al género, porque a nivel industrial se prosigue repitiendo fórmulas. Conjuro, o cosas así, siguen siendo reiterativas, en cuanto a que ya hemos visto mucho eso, pero combinar los problemas sociales con las características del género, creo que es lo que ha llamado mucho la atención.”

El vampiro de Universal Studios

El largometraje Drácula, de Browning (Estados Unidos, 1880-1962), se estrenó el 12 de febrero de 1931 en el Roxy Theater de Nueva York. El actor húngaro Bela Lugosi (1882-1956) protagonizó al conde.

Casandra Vicario escribe en Diario Macabro de la página de internet del festival (macabro.mx):

“Pese a que el estudio le quitó 15 minutos de metraje al filme por considerarlos muy osados para la época, Drácula se convirtió en todo un éxito en taquilla. Fue la cinta que más ganancias le dejó a Universal Films en ese 1931, hecho que dio inicio a una época dorada del cine de terror que ahora llamamos ‘de los monstruos clásicos’, y esta versión aportó elementos ya clásicos a la imagen del vampiro aristocrático: los poderes hipnóticos, la habilidad de convertirse en murciélago y el uso de una capa rojinegra.”

Además de que el actor no pestañea.

El largometraje no estuvo basado en la novela Drácula escrita por el irlandés Bram Stoker en 1897, sino en una obra teatral del mismo nombre del actor y dramaturgo Hamilton Deane, también irlandés, de 1924.

Para Campos, el filme “es de gran calidad”, y junto con Frankenstein, de James Whale, ambos producidos por Universal, “son herederos de la estética expresionista”. Agrega:

“Herederos de la gente que trabajó en este movimiento que después de la primera Guerra Mundial emigró a Estados Unidos a laborar en Hollywood. Además de que Bela Lugosi se convirtió en el arquetipo del vampiro cinematográfico. Por eso nosotros quisimos hacerle este homenaje.”

Drácula clausurará Macabro el 29 de agosto en la Cineteca Nacional, a las 20:00 horas. Se presentará con copia en Digital Cinema Package 2k. Y como parte de la celebración por los 90 años de esta cinta de Browning, con 72 minutos de duración, se seleccionaron algunas películas con este oscuro personaje, las cuales se transmitirán en Canal 22 y TV UNAM, y serán presentadas por José Luis Ortega Torres, Luisa Iglesias, Rafael Paz y Campos. Igual habrá proyecciones en el Museo Archivo de la Fotografía. Ellas son:

Nosferatu (Alemania, 1922), de Friedrich Wilhelm Murnau, que el año próximo cumplirá 100 años. El murciélago infernal (Estados Unidos, 1940), de Jean Yarbrough. El vampiro acecha (Estados Unidos, 1933), de Frank R. Strayer. La danza de los vampiros (Inglaterra y Estados Unidos, 1967), de Roman Polanski.

Near dark (Estados Unidos, 1987), de Kathryn Bigelow. ¡Vampiros en La Habana! (Cuba, 1985), de Juan Padrón. Y La invención de cronos (México, 1993), de Guillermo del Toro.

Como uno de los platos fuertes habrá una charla: Drácula: el origen, presentada por Editorial Planeta, en la cual el escritor canadiense Dacre Stoker (sobrino bisnieto del legendario novelista irlandés Bram Stoker) comentará desde su propia obra sobre la genealogía del personaje hasta su influencia en el cine y la cultura popular.

Otra plática será Vampiro. El último amanecer, a cargo del crítico de cine Erick Estrada, para dar a conocer los ademanes que se usan como trampas y como laberintos de seducción.

Campos narra que se siguen filmando muchas películas de vampiros, pero las historias, dice, se desarrollan en espacios domésticos:

“Creo que es algo bien característico del terror contemporáneo. Si son zombis, todo se ve en el espacio de un hogar, lo mismo pasa con los vampiros. De hecho, en la sección iberoamericana está Sangre Vurdalak (Argentina y Singapur, 2020), de Santiago Fernández Calvete, que es de vampiros y se centra en una familia, planteado el asunto como una enfermedad.”

Cierra la charla al enfatizar su fortuna por ser parte de Macabro:

“¡El género me escogió! ¡Ha sido mucho y muy divertido el aprendizaje!”.

Reportaje publicado el 15 de agosto en la edición 2337 de la revista Proceso cuya edición digital puede adquirir en este enlace.

Comentarios